bertan

Las ayudas a la rehabilitación se volverán a activar, aunque con menor cuantía

El Ayuntamiento baraja reducir la suma prevista en un 20%, con lo que la cantidad se quedaría en dos millones de euros

01.08.2020 | 00:11
Edificio en plena rehabilitación de fachada en la esquina de las calles Garibay y Peñaflorida.

Donostia – Las ayudas para la rehabilitación de los edificios residenciales y para la mejora de su accesibilidad, que fueron anuladas en junio con motivo de la pandemia de coronavirus, serán activadas de nuevo, tras un cambio de criterio por parte del Gobierno municipal, aunque con una menor cuantía, que podría rondar el 20%.

El Ayuntamiento ha optado por seguir aportando distintas cantidades económicas para favorecer no solo el objetivo de las ayudas, sino también el mantenimiento del empleo, tal y como se evidenció en el último Pleno, en el que todas las formaciones políticas del Consistorio dieron su aprobación sin discusiones a una moción de control que había sido solicitada por EH Bildu y que pedía al Gobierno municipal "alzar la suspensión de las ayudas" que había sido decretada.

El concejal soberanista Ricardo Burutaran manifestó en la defensa de su moción que, en el momento actual, resultaba "imprescindible promover las obras de rehabilitación del parque edificado tanto para promover la actividad económica como para ayudar en la mejora de las viviendas y las condiciones de accesibilidad". Asimismo, recordó que las comunidades de propietarios que quieren pedir ayudas para realizar mejoras e instalar ascensores o rampas tienen que pedirlas antes del comienzo de las obras, por lo que reclamó que las ayudas anuladas se pusieran de nuevo en marcha "de modo inminente", de modo que las numerosas obras que están a la espera de estas subvenciones puedan comenzar.

Las ayudas para fomentar que se lleven a cabo obras de rehabilitación y accesibilidad en edificios de viviendas tenían fijada para este año una partida económica de 2,61 millones de euros, algo menos que la estipulada en 2019, cuando se destinaron a estas actuaciones 2,95 millones de euros. Fuentes municipales aseguraron que la puesta en marcha de nuevo de las ayudas supondrá un descenso de la cuantía total del 20%, por lo que el dinero disponible rondará los dos millones de euros. Sin embargo, esta decisión no ha sido aún adoptada en firme.

Tampoco están decididas las nuevas fechas del plazo para solicitar estas ayudas, que en principio terminaba el 3 de abril, pero quedaron en suspenso cuando el estado de alarma anuló todos los plazos administrativos. Por ello, quienes querían pedir estas subvenciones están a la espera de que se haga público el nuevo plazo para poder tramitarlas.

A lo largo del pasado año, aproximadamente la mitad de los 2,95 millones otorgados para estas subvenciones se destinaron a obras de rehabilitación y la otra mitad a accesibilidad, con la instalación de ascensores y rampas, principalmente. Las obras fueron 125 y obtuvieron cantidades que oscilaron entre los 1.600 y los 20.000 euros. Por su parte, las ayudas a la rehabilitación fueron 183.

denegadas En total, pues, el Consistorio aportó distintas sumas para 322 intervenciones, pero fueron pedidas muchas más. Hubo 238 solicitudes de ayudas que fueron denegadas, el 43% del total. 91 de las peticiones fueron rechazadas porque se había agotado el presupuesto de 2,95 millones, no porque no les hubiera correspondido en función de las obras.

El Ayuntamiento de Donostia aprobó en 2014 una ordenanza para regular estas subvenciones destinadas a la mejora de las viviendas y ha repartido desde entonces más de trece millones de euros. Como los estudios señalan que en la capital guipuzcoana hay más de 15.000 viviendas sin ascensor, el pasado año se modificó la ordenanza con el fin de priorizar las ayudas a la accesibilidad.

Por otra parte, el Consistorio analizará la próxima semana qué cantidades destinar a las ayudas a entidades sin ánimo de lucro para las que antes del COVID-19 se habían destinado 1.827.354 euros. La propuesta del área de Hacienda, en manos del PNV, de reducir un 20% estas ayudas con motivo de la crisis derivada de la pandemia no fue vista con buenos ojos por el área de Cooperación y Derechos Humanos, en manos socialistas, por lo que la propuesta no resultó aprobada y está a la espera de un nuevo análisis entre las dos formaciones que integran el Gobierno municipal.

Desde la implantación de la ordenanza de ayudas en 2014, el Consistorio ha repartido trece millones de euros para accesibilidad y rehabilitación