El Mundial de Egipto refuerza la burbuja

Balonmano La cita internacional arrancará mañana con estrictas medidas de seguridad

12.01.2021 | 00:44

mADRID – El Mundial de balonmano, que arrancará mañana en Egipto, reforzó la burbuja en la que se desarrollará el torneo, tras anunciar ayer la prohibición de la presencia de medios de comunicación locales e internacionales ajenos a la burbuja creada específicamente para la prensa.

"Las noticias de la página web del comité organizador no se refieren a los medios que formen parte de la burbuja creada para la prensa, solo para los medios acreditados virtualmente. La burbuja de prensa sigue activa", señaló la Federación Internacional (IHF) en respuesta a las preguntas de la Federación Española y a la que tuvo acceso la Agencia Efe.

Como consecuencia de la pandemia del coronavirus, la organización del Mundial decidió crear una burbuja propia para los medios interesados en cubrir en directo el torneo.

En ella, los periodistas, al igual que ocurrirá con los miembros de los equipos participantes, se someterán a su llegada a Egipto a una prueba rápida, que se repetirá posteriormente cada 72 horas.

Asimismo, los medios que formen parte de la burbuja de prensa se alojarán en hoteles "completamente aislados", cuyas habitaciones se someterán diariamente a una completa esterilización, según anunció la organización.

Todos los medios de comunicación que no formen parte de esta burbuja, como anunció este lunes la organización, no podrán cubrir el Mundial, salvo de manera telemática, con la excepción de los medios propios de la organización, que trabajarán también en modo burbuja.

Sin público Una medida que se suma a la adoptada el domingo de prohibir definitivamente la presencia de espectadores en las gradas, pese a que en un primer momento la organización anunció que los partidos se disputarían con un máximo de público del 20% del aforo de cada pabellón.

Decisión que provocó las protestas de los jugadores, que, incluso, enviaron una carta a la Federación Internacional firmada, entre otros, por los capitanes de las selecciones de Alemania, Uwe Gensheimer, Dinamarca, Niklas Landin, o Croacia, Domagoj Duvnjak, en contra de esta medida.

De este modo, el Mundial de Egipto que comenzará será histórico no únicamente ya por ser el primero que contará con 32 selecciones participantes, sino también por ser el primero que se disputará sin público y con una presencia restringida de los medios de comunicación.

La decisión de no contar con, al menos, el 20% del aforo de público ha sido protestada por los capitanes de las selecciones más importantes