kirolak

La última puesta a punto

La Real vuelve a su casa para disputar esta noche (20.30 h./ETB-1) la final de la Euskal Herria Txapela ante Osasuna; por la mañana, se probará ante el Alavés en Zubieta (11.30 h.)

05.09.2020 | 00:42
Los txuri-urdin intentarán esta noche poner la guinda a la pretemporada con su primer título de la Euskal Herria Txapela. Foto: R.S.

donostia – Día intenso el que le espera hoy a la Real. El equipo afronta este sábado dos amistosos antes de iniciar el lunes su última semana de entrenamientos, con parada final, el próximo domingo, en el Estadio Nuevo José Zorrilla. Pero antes de desembarcar en Valladolid, Imanol Alguacil tendrá hoy la opción de hacer los últimos ajustes y retoques en la plantilla txuri-urdin contra Alavés y Osasuna. Los gasteiztarras probarán esta mañana (11.30 horas) el motor de los realistas, faltos de ritmo de competición y, sobre todo, de jugadores capitales que están causando baja estos últimos días por ser tan buenos que están con sus selecciones nacionales, o bien por ser tan malo el coronavirus que los tiene aislados e inactivos, sin poder salir de sus domicilios. Y por la noche, la gran final. En este caso, con doble sentido: primero, porque Real y Osasuna se juegan hoy en Anoeta (20.30 horas/ETB-1) el título de la Euskal Herria Txapela, pero también porque el examen ante los rojillos supondrá la ITV definitiva antes de comenzar el ilusionante –e incierto– viaje de la temporada 2020-2021 para los txuri-urdin.

En la última puesta a punto del equipo no estarán presentes David Silva ni Mikel Oyarzabal, con coronavirus, y tampoco Mikel Merino, Alexander Isak, Diego Llorente ni Martín Zubimendi, concentrados con sus selecciones. Como contrapunto, esta semana están dando el do de pecho los futuros referentes.

Nombres como los de Roberto López y Naïs Djouahra volverán a leerse en la doble convocatoria de hoy. También los de Jérémy Blasco, Robert Navarro y Aritz Arambarri, que están teniendo una oportunidad de oro en esta pretemporada tan corta y cambiante.

Es de prever que Imanol reservará sus mejores balas para el partido de la noche, en el que la Real volverá a abrir Anoeta después de mes y medio. Igualmente, el míster realista volverá a alinear un once en el que se mezclarán fijos del primer equipo con futbolistas del Sanse. Roberto López ha jugado de inicio en los tres amistosos de pretemporada, con lo que es muy probable que vuelva a ser de la partida en el centro del campo, junto a Igor Zubeldia, si es que Imanol no vuelve a retrasar al de Azkoitia al centro de la defensa.

El que seguro que no volverá a hacer de pareja en el medio con el zaragozano es Jon Guridi. Una microrrotura le impedirá ser esta vez de la partida, con lo que las variantes para Imanol en la medular serán escasas hoy. El míster ha convocado a Aritz Aldasoro, extremo derecho beasaindarra de 21 años del Sanse, y dejará fuera por precaución a Ander Barrenetxea, con un fuerte golpe. Imanol pondrá en liza un equipo competitivo, en el que habrá más ilusión y motivación que experiencia. Ante tantas noticias inoportunas, la Real le pone optimismo y varias dosis de cabeza fría: la temporada será larga y todos, veteranos y canteranos, acabarán siendo importantes.