women's champions league

La historia se escribe en Anoeta

protagonistadonostia acoge la cuarta final entre dos de los mejores equipos del planeta: el intratable lyon y el eficiente wolfsburgo

30.08.2020 | 01:43
Anoeta vivirá hoy una de sus grandes noches con la final europea de la Champions League Femenina. Foto: Efe

donostia – No va más. La fase final de la Champions Femenina cierra el telón esta noche (20.00) en un enclave a la altura de la calidad del fútbol que se presenta: Anoeta. El renovado estadio txuri-urdin conocerá a las nuevas campeonas de Europa: el intratable Olympique de Lyon o el solvente Wolfsburgo.

Ambos conjuntos ya saben lo que es coronarse con el cetro continental, aunque las francesas tienen algo más de experiencia. Llevan levantando el trofeo cuatro años consecutivos. Desde 2016, nadie ha podido superar a las de Lyon, ejemplo del crecimiento del fútbol femenino. Un combinado internacional, repleto de futbolistas de medio mundo, parecido al que presentará el Wolfsburgo, que, eso sí, mira más al norte de Europa, donde nacieron sus tres estrellas en esta fase final: la danesa Pernille Harder, la noruega Ingrid Syrstad Engen y la sueca Fridolina Rolfö, heroína en las semifinales del pasado martes ante el Barcelona con su gol, que vale una final, la quinta del cuadro alemán. Como los motores de su dueño, la multinacional automovilística Volkswagen, la eficiencia es la mejor carta de presentación de las lobas. Les bastó con poner la primera marcha en cuartos para golear al Glasgow City (9-1), lo que les permitió llegar más frescas de piernas al partido contra el Barça donde mostraron la fuerza de un equipo que le podrás ganar por velocidad punta, pero no se estropea. Nunca gripa. Hoy tendrá que redoblar sus fuerzas si quiere superar a las leonas de Lyon.

Ambas escuadras se han enfrentado en tres finales en los últimos siete años. En la de 2013, Wolfsburgo ganó (1-0), pero cayó en los dos siguientes duelos: 2016 (1-1 y 4-3 en penaltis) y 2018 (4-1 en la prórroga). Cada dos años se miden en la final. Eso sí, la de esta edición, sin duda, será especial, por única. Sin público y en un entorno envidiable. ¡Ah! Y con el VAR. Al fin.

Olympique busca su séptimo título en las últimas diez ediciones; mientras, el Wolfsburgo aspira a levantar su tercera Champions