En busca del bosque autóctono

29.10.2021 | 00:07
Dos personas cavan la tierra con la azada para plantar madroños y acebos.

--- Medio centenar de voluntarios de Eroski que colaboran con la iniciativa 'Céntimos solidarios' acudieron el domingo a una plantación de madroños y acebos en Elgoibar para fomentar la recuperación medioambiental.

--- Según destaca María Melero, técnica del programa de bosques de WWF, en el País Vasco queda en torno a un 17% de bosque autóctono

El domingo se celebró el día contra el cambio climático y medio centenar de voluntarios de Eroski, de la mano de WWF España y con el apoyo de la Fundación Lurgaia, participaron en una jornada de restauración para fortalecer un ecosistema forestal en Elgoibar. Se trata de una iniciativa que se ha llevado gracias a la donación que los clientes de Eroski realizaron a través del programa Céntimos solidarios, que a lo largo del pasado mes de junio se dedicó a la protección de los espacios naturales y en el que se recaudaron 132.755 euros.

"Tener unos bosques sanos y autóctonos favorece la absorción de CO2 y de gases de efecto invernadero que, por nuestra actividad, podemos estar generando. El dinero que hemos recaudado en esta campaña es para hacer la gestión de las personas expertas en la labor, para el tema del espacio donde plantamos los arboles, porque requiere unos permisos, y efectivamente para todos los materiales vinculados a la reforestación que puede haber", explica a NOTICIAS DE GIPUZKOA Cristina Rodríguez, responsable de sostenibilidad de Eroski.

En esta actividad, que se llevó a cabo en el barrio Aiastia de Elgoibar, participaron, sobre todo, familias con niños provenientes de distintos puntos de Euskadi: Elgoibar, Eibar, Donostia, Goierri, Zarautz, Arrasate, Gasteiz y Santurtzi.

Según destaca María Melero, técnica del programa de bosques de WWF, en el País Vasco queda en torno a un 17% de bosque autóctono. "En esta zona, lo que ha pasado es que a lo largo de las últimas décadas se han implementado cultivos intensivos forestales de pinos y eucalipto. Todas estas extensiones han hecho que se retire el bosque autóctono y encontremos esas cifras tan bajas de representación", señala Melero.

WWF trabaja desde hace más de 60 años en la defensa y protección del medio ambiente para construir un futuro en la que las personas vivan en armonía con la naturaleza. Para ello, desarrollan sobre el terreno multitud de proyectos en diferentes ámbitos, que abarcan la preservación de las especies, el cuidado de mares, océanos, ríos, humedales o bosques y la lucha contra el cambio climático.

Melero subraya que para WWF es "interesante" que se intente recuperar parte de esa superficie que antes ocupaba el bosque autóctono y están trabajando en esa línea en Elgoibar. "Estamos trabajando en una parcela privada. Se establece un acuerdo de custodia del territorio con la propietaria y lo que se hace es retirar la plantación intensiva de pino radiata. Solamente esa actuación hace que muchas especies autóctonas se empiecen a regenerar por sí mismas", explica Melero.

Según afirma, en la CAV es complicado acceder a superficie municipal. Hay mucha superficie privada y es necesario contar con propietarios que sean "sensibles" a este tipo de iniciativas.

"Es importante que no tengan necesidad de obtener un aprovechamiento de su parcela y que podamos establecer algún tipo de convenio con ellos para favorecer estas acciones que tienen otros beneficios", indica.

Además de retirar la plantación intensiva de los pinos, también se dedicaron a plantar 150 madroños y acebos. "Con estas acciones de plantación intentamos acelerar un poco esos procesos que la naturaleza ya genera de forma natural y aumentar un poco la biodiversidad", concreta.

Leticia Agundez decidió acudir desde Donostia a esta cita junto a su hermana y su hijo de tres años. "Colaboro con la iniciativa de Céntimos solidarios de Eroski y me mandaron un correo preguntándome a ver a qué tipo de organización quería que fuese el dinero. Al poco me mandaron otro correo diciendo que había esta actividad. Es algo que a mí siempre me ha gustado hacer y venimos con mucha ilusión a colaborar. Es un pequeño granito de arena, pero creo que es algo muy educativo, sobre todo para mi hijo", destaca Agundez.

Antxon Elorza y María Alvarellos tampoco quisieron perderse este día, y acudieron acompañados por su hijo. "Creemos que acciones como estas son las que permiten que podamos volver a encontrar el equilibrio medioambiental del entorno. Para mí, lo más importante es que mi hijo vaya tomando contacto con la naturaleza y que entienda que a veces hay que hacer actividades de este tipo para fomentar la recuperación medioambiental", explica Alvarellos.

anteriorsiguiente
noticias de noticiasdegipuzkoa