Azti estudia el impacto de las tecnologías para conseguir energía del mar

Lidera un consorcio que obtendrá datos de plantas como la de Mutriku

17.02.2021 | 10:09
Dique de Mutriku donde se sitúa la planta maremotriz para generar energía eléctrica

El centro tecnológico Azti lidera un equipo multidisciplinar para estudiar el impacto ambiental de los proyectos que utilizan el mar como recurso para producir energía eléctrica, como es el caso de la planta maremotriz situada en Mutriku. Se trata de una iniciativa europea denominda SaveWAVE que tiene como objetivo mejorar la comprensión de los efectos ambientales de las tecnologías empleadas para coneguir energía de las olas, según ha explicado mediante una nota el centro situado en Pasaia. 

Para ello, se recopilaran, procesarán, modelizarán, analizarán y pondrán en común los datos medioambientales obtenidos alrededor de plantas u otro tipo de dispositivos que captan la energía de las olas, como la ya citada de Mutriku, o los dispositivos en las plataformas de ensayo de ERM offshore en BIMEP, en Bizkaia, así como Aguçadoura, en Portugal, y SEM-REV, de Nantes, Francia

Asimismo, este proyecto contempla estrategias para facilitar los trámites administrativos, como guías para la tramitación adminstrativa de proyectos de energía de olas, o encaminadas a la educación social.

La fachada atlántica, en general, y la cornisa cantábrica, en particular, alberga, según señalan desde Azti, "un amplio potencial como recurso de energías renovables marinas", ya sea a través de energía eólica, de las olas o de las propias mareas. Una actividad que tiene, en opinión de Azti, "una capacidad considerable para aumentar la diversidad de las fuentes de energía, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y estimular y diversificar las economías de las comuidades costeras". 

No obstante, desde Azti constatan "muchas incertidumbres" sobre los posibles efectos ambientales de este tipo de tecnologías en el medio marino que precisan de un mejor conocimiento de este tipo de energías renovables. Y es aquí donde Azti interviene liderando la iniciativa SaveWave, financiada por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca, que se puso en marcha en octubre de 2020.

Esta iniciativa toma el relevo del proyecto europeo WESE que finalizará este año.