¡Somos Rioja Alavesa!

08.12.2020 | 00:35
Un grupo de personas comparte una cata de vino de Rioja Alavesa.

La Ruta del Vino de Rioja Alavesa invita a disfrutar de un territorio donde la cultura del vino es una forma de ser

una historia singular, vinculada a unas raíces que definen un territorio delimitado por Sierra Cantabria y el río Ebro, definen el carácter de la comarca de Rioja Alavesa. Una tierra tan generosa que no solo se alfombra de viñedos sino de una cultura milenaria que abarca cultivos y bodegas, tradiciones y arte, personas y formas de entender la vida.

En pocos lugares, como es el caso de Rioja Alavesa, tanta diversidad da como resultado un conjunto global. Cada pueblo da de sí una historia, pero ésta no puede salirse de la historia general, porque de otra forma no se entendería cómo es este territorio. Esa riqueza no es un secreto, sino un valor compartido desde hace siglos que ha servido para crear un destino desde los cuatro puntos cardinales de la Tierra. De esta manera, Rioja Alavesa se ha convertido en el buque insignia del turismo de Euskadi, y en un territorio para conocer y disfrutar con los mil matices que desde la Ruta del Vino de Rioja Alavesa han convertido en experiencias inolvidables.

Y éstas son tantas que una parte de ellas se pueden atisbar en una nueva plataforma web Visit Rioja Alavesa, primera plataforma colectiva en comercialización enoturística de Euskadi y de la Denominación de Origen Rioja, puesta a disposición de personas, colectivos y agencias para poder organizar viajes o actividades prácticamente al gusto de cada persona. A través de un viaje virtual, sencillo y claro, cada persona puede sentir lo que la Ruta del Vino de Rioja Alavesa les ofrece. Más de 70 propuestas de todo tipo que se pueden adquirir directamente online y que llevarán a los viajeros a los paisajes más insólitos, al corazón de las bodegas tradicionales y de vanguardia, a las experiencias gastronómicas locales y de km 0, a conocer museos sin barreras, alojamientos medievales o de diseño, villas amuralladas asombrosas, dólmenes que han llegado hasta nuestros días o a descubrir las mil experiencias que se pueden vivir en los viñedos.

Con tanta diversidad, con una oferta tan rica en la que se incluyen recursos con accesibilidad universal, las experiencias de la Ruta del Vino de Rioja Alavesa, se convierten en un exquisito regalo con el que sorprender a la pareja, la familia o los amigos, sea cual sea su condición, y además de la forma más sencilla: con un par de clics en el ordenador o en el teléfono. Y es que regalar Rioja Alavesa es único y exclusivo y con opciones para todos los bolsillos.

un mar de experiencias Las experiencias diseñadas por la Ruta del Vino de Rioja Alavesa para pequeños, para mayores o en familia, abarcan desde actividades de una o dos horas hasta de varios días que incluyen alojamientos y cenas inolvidables.

De hecho, se puede –incluso– disfrutar previamente, en casa de cada uno, de la experiencia de Rioja Alavesa con juegos de cartas de la vendimia, vinos, aceite, libros y otros productos de la comarca.

Para los pequeños, una experiencia interesante y divertida relacionada con el vino, el mosto en este caso, es participar en el juego de los aromas mientras los padres aprenden a profundizar en el mundo del vino en el mismo lugar.

Otros viajeros preferirán una inmersión en los orígenes de los vinos y por supuesto en los calados más espectaculares. Una experiencia que se puede vivir en ese sentido es un recorrido por una de las bodegas más antiguas de la comarca, catando vinos y aceites, disfrutando de una visita teatralizada, viendo objetos y herramientas que forman parte de la cultura del vino e incluso descubriendo una capilla en el mismísimo calado.

Quien quiera conocer en toda su intensidad el trabajo de un enólogo, también tiene ofertas para acudir a los viñedos, conocer cómo es una cepa, sus clases y sus suelos y después, en bodega, ver la evolución desde que llegan las uvas y se convierten en vino.

Otros serán más aventureros y querrán disfrutar de paseos entre viñedos, en bicicleta o caminando. O tener la oportunidad de aprender que hasta no hace muchos años existía la Ruta del Vino y el Pescado, el actual GR-38, que hermanaba a Montaña Alavesa con Rioja Alavesa y tener la oportunidad de pescar unas truchas para disfrutar de los peces a la brasa junto a otros productos de la tierra y km 0.

Con más tiempo y disfrutando de mayor comodidad, las experiencias nos pueden llevar a conocer alojamientos, con o sin enogastronomía en un variado programa. Desde el alquiler de una casa completa para ocho personas con desayuno y derecho a cocina, a una noche romántica en pareja, en una casa rural con piscina, acompañada de una comida típica de bodega por un precio muy atractivo o a disfrutar de un spa donde las uvas y el vino transmiten a la piel todos los beneficios de la salud a través de baños o masajes.

Si se es un amante de la enogastronomía se puede encontrar desde la cocina tradicional a la vanguardista, una amplia oferta en diferentes eventos y espacios: restaurantes, bodegas, bares de pintxos, wine bars.

En definitiva, la comarca de Rioja Alavesa es un mundo de experiencias para disfrutar con todos los sentidos.

"#RegalaRiojaAlavesa para quienes viven cerca porque, hoy más que nunca, debemos apoyar lo nuestro". Es el consejo de María Simón, Presidenta de la Ruta del Vino de Rioja Alavesa.

más información

Ruta del Vino de Rioja Alavesa.

https://visitriojaalavesa.com/

Tel.: + 34 945 600 710

Calle Mayor, 68

01300 - Laguardia

(Araba-Álava)