El acusado del crimen del Infierno, declarado culpable

El jurado considera probados todos los delitos que se le imputaban

10.11.2020 | 00:59

donostia – El tribunal del jurado encargado de enjuiciar en Donostia el crimen del Infierno, en el que un hombre murió y otros dos resultaron gravemente heridos, consideró ayer al acusado culpable por unanimidad de haber causado la muerte de la persona que perdió la vida y las lesiones de los otros dos perjudicados.

Los hechos enjuiciados ocurrieron la madrugada del 1 de marzo de 2019, cuando el procesado dio fuego con una garrafa de cinco litros de gasolina a una nave ocupada, conocida como "la fábrica", en la zona del Infierno de la capital guipuzcoana, en cuyo interior pernoctaban las tres víctimas. El cuerpo del fallecido fue localizado "carbonizado" en las escaleras del edificio. Las acusaciones mantuvieron durante el juicio que el inculpado habría actuado por resentimiento contra el nuevo novio de su excompañera sentimental, en la creencia de que el hombre dormía en el pabellón, si bien éste resultó ileso.

La Fiscalía reclamó para el procesado penas que suman 69 años de cárcel, mientras que la acusación particular, que ejerce la exnovia del acusado, elevó su solicitud por encima de los 70 años.

En la última sesión de la vista, que tuvo lugar el pasado viernes, la defensa ya mostró su acuerdo con los hechos que se imputaban a su representado, reconocimiento que allanó ayer el camino al jurado para establecer el veredicto de culpabilidad. El defensor demandó entonces que se impusiera a su patrocinado una condena de acuerdo "al principio de proporcionalidad", es decir, unas penas mínimas que no llegarían a 30 años de cárcel.

El magistrado presidente del tribunal, Augusto Maeso, entregó ayer el cuestionario con objeto del veredicto a los integrantes del jurado, quienes llegaron a un acuerdo sobre el fallo en unas pocas horas y lo hicieron público en una sesión celebrada en la Audiencia de Gipuzkoa minutos antes de las 19.00 horas. Los nueve miembros del jurado se mostraron unánimes al considerar probados todos los delitos que se imputaban al procesado, así como también al emitir su veredicto de culpabilidad.

Asimismo, tampoco mostraron fisura alguna al rechazar la posibilidad de solicitar el indulto para el acusado. Tras la lectura del veredicto, tanto la Fiscalía como la acusación particular rebajaron su petición de penas por un delito de asesinato, otros tres en grado de tentativa en concurso de normas con un delito de incendio, y un delito continuado de amenazas. El juicio quedó finalmente visto para sentencia.