La producción científica vasca sigue al alza pese al COVID

Euskadi se sitúa líder del Estado en personal científico e investigador, y supera la media europea

05.11.2020 | 01:02
El consejero de Educación, Jokin Bildarratz, en Ikerbasque. Foto: O. M. B.

Informe de la ciencia

Motor

Universidad del País Vasco. Por sectores, las universidades participan en el 65% de la producción científica global de Euskadi –impulsadas por la UPV/EHU, la principal institución científica vasca, con una aportación de más de 3.600 publicaciones indexadas en 2019–, seguidas por el sector sanitario, BERC y los centros tecnológicos.

10 años

Medicina. La última década se mantienen las principales áreas temáticas en las que investiga Euskadi; Medicina, Ingeniería, Física y Astronomía, Ciencias de Materiales, Química y Bioquímica. Además, en los últimos diez años la productividad en Ciencias Sociales y Humanidades ha experimentado un crecimiento notable.

PRODUCCIÓN CIENTÍFICA 'MADE IN BASQUE COUNTRY'

cada vez más internacionales

De EEUU a Reino Unido. La internacionalización de la producción científica de Euskadi ha crecido casi un 20% durante la última década, pasando del 35% de publicaciones con colaboración internacional en 2008 al 54% en 2019. El personal investigador de Euskadi tiene una posición relevante, siendo en muchos casos autores principales de las publicaciones. Los socios más usuales son universidades e instituciones científicas de Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Francia e Italia. El área que tiene mayor proyección internacional es la medicina y los centros con los que más se colabora son los centros nacionales franceses CNRS y Insern, y las universidades de Oxford y Cambridge.

donostia – La investigación vasca sigue ganando peso. En 2019 el personal investigador produjo 6.657 publicaciones científicas, lo que supone un incremento del 6,3%, el mayor del último lustro. Además, ha ganado calidad ya que prácticamente el 60% de los artículos fueron publicados en revistas del primer cuartil, es decir, las que tienen mayor prestigio mundial.

El despegue de la ciencia vasca se debe, en parte, al incremento de la inversión público-privada dedicada a la investigación. Con el máximo histórico de 1.400 millones, Euskadi es la comunidad autónoma que más invirtió en actividades de I+D respecto al PIB, con un gasto cercano al 2%. Este esfuerzo económico se traduce en la ampliación de masa de investigadores e investigadoras, hasta alcanzar casi el 2% de la población activa. De hecho, Euskadi es la comunidad con mayor masa crítica de investigadores respecto a su población.

Estas son las conclusiones más relevantes del Informe sobre la Ciencia en Euskadi 2020 presentado por el consejero de Educación, Jokin Bildarratz, el viceconsejero de Universidades e Investigación, Adolfo Morais, junto al director de la Fundación Vasca para la Ciencia (Ikerbasque), Fernando Cossío.

Según este informe, la escalada de la ciencia vasca ha sido posible gracias, entre otros factores, a un sistema universitario capaz de generar nuevos doctores, el creciente atractivo de Euskadi a nivel internacional como polo de investigación y el programa propio de ayudas de formación de personal investigador del Gobierno Vasco. En valores absolutos, en 2018 Euskadi superó por primera vez en su historia las 20.000 personas investigadoras, lo que supone que las personas que se dedican a la investigación ha aumentado un 4% respecto al año anterior.

El esfuerzo continuado para aumentar el personal dedicado a la investigación ha hecho que más del 1,22% de la población activa de Euskadi se dedique a la investigación y desarrollo, posicionando al País Vasco por detrás de los países nórdicos como Dinamarca, Suecia, Finlandia y Noruega, y 40 puntos básicos por encima de la media europea, situada en el 0,82%. El Estado español, por su parte, con el 0,6% de la población activa dedicada a la ciencia, no alcanza la media europea, y en este indicador queda por detrás de países como Estonia, Polonia, Hungría o Lituania.

Asimismo, Euskadi es la comunidad autónoma "líder" en el retorno per cápita del programa europeo Horizon 2020, con una captación de recursos públicos cercana a los 690 millones entre 2014 y 2019. Este programa, destacó el Departamento, "se ha constituido como una herramienta clave para las actividades de investigación e innovación de la UE". El liderazgo de las empresas vascas en los proyectos del programa marco europeos ha crecido más de un 10% en los últimos cinco años, y se ha coordinado el 37% de los proyectos en los que han participado en el programa H2020.

Dentro de este programa, se encuentran las ayudas ERC, proyectos que prestan apoyo a investigadores de cualquier nacionalidad y edad que deseen continuar su investigación "en las fronteras del conocimiento", y que actualmente se ha convertido en "un indicador de excelencia, reconocido internacionalmente, debido al alto número de propuestas y al exigente proceso de evaluación que sigue". En Euskadi, se han desarrollado un total de 34 proyectos ERC. En 2020 hay 17 proyectos en curso, lo que representa "el máximo histórico hasta la fecha".