"Estoy tan feliz como si me hubiera tocado a mí"

12.09.2020 | 00:51
El dueño de la Administración La Milagritos de Donostia, Patxi Moreno.

Un boleto de La Primitiva convierte a un cliente de la administración La Milagritos de Donostia en millonario

La felicidad y el ajetreo de personas revoloteaban ayer por la administración donostiarra La Milagritos durante todo el día. "Estoy tan feliz como si me hubiera tocado a mí", confesaba su propietario Patxi Moreno en un momento de pausa. Dar un boleto de La Primitiva valorado en más de once millones de euros, la segunda mayor cifra de la historia en Gipuzkoa, bien valía el caótico día de ayer.

Clientes habituales, muchos vecinos que se acercaban a cotillear y numerosos medios de comunicación se dirigieron ayer a este pequeño establecimiento situado en el barrio donostiarra de Benta Berri. Prácticamente todos, menos el afortunado ganador. "No sé quién es y no creo que vaya a venir, pero estoy convencido de que tiene que ser alguien del barrio. Estamos en un sitio de paso y muchos vienen aquí a jugar", aseguraba Moreno, radiante, sin todavía creerse que había hecho multimillonaria a una persona.

Gracias a un boleto de cuatro euros, el afortunado cliente cobrará un premio acumulado de exactamente 11.226.404 euros. O lo que es lo mismo: "Muchísimo dinero". "Cuando escuchas que un equipo va a comprar a un futbolista por ese dinero no le haces caso a la cifra, pero cuando piensas que puede ser tuyo... es una pasada", comentaba este propietario, quien recomendaba al ganador tener "mucha cabeza" para saber gestionar tal cantidad.

repercusión en el barrio Además de hacer millonaria a una persona, el premio sirve para que este pequeño establecimiento se dé a conocer entre los vecinos del barrio. "Mira, ha tocado aquí un premio". "Es verdad, tendremos que venir aquí", comentaba una pareja al comprobar el cartel que anunciaba la escandalosa cifra repartida.

"Que toque algo así nos está dando mucha publicidad. Hoy no he parado casi ni para sentarme", confesaba Moreno. Eso sí, encantado de que fuera así: "Teníamos miedo de cómo iba a ir la Navidad de este año, pero gracias a esto creemos que mucha gente se va a animar a venir y confío en poder seguir dando suerte".

Una suerte que no es la primera vez que reparte, aunque fuese en menor cantidad. Hace tan solo unas semanas, otro boleto premiado dio 5.000 euros a otro afortunado. "Me lo he encontrado esta mañana –por ayer– en el autobús y me ha dicho que ya podía haber sido el suyo el de los once millones. Yo le he respondido que no se preocupase, que él había marcado el camino y que seguro iban a venir muchos más premios", bromeó.

El premio de la Administración La Milagritos ha sido el de mayor cantidad de la última década y el segundo en la historia de La Primitiva en Gipuzkoa, solo superado por uno entregado en marzo de 2010 en Eibar de 11.338.865 euros.