El acusado de la muerte de Asier Niebla seguirá en prisión hasta el juicio

El jóven de Urnieta fue golpeado en la Semana Grande de Donostia de 2018

10.07.2020 | 15:27
Actos de homenaje en Urnieta a Asier Niebla en el primer aniversario de su asesinato.

DONOSTIA - La Audiencia de Gipuzkoa ha acordado prorrogar por dos años la prisión provisional del presunto agresor de Asier Niebla, quien murió en octubre de 2018, tras dos meses en coma, después de ser golpeado la primera noche de las fiestas de la Semana Grande donostiarra por la expareja de la chica con la que estaba hablando.

La agresión tuvo lugar sobre las 5.00 horas del día 12 de agosto de 2018 en la calle Perujuantxo de la Parte Vieja de Donostia, donde el fallecido, de 28 años, fue presuntamente golpeado por el acusado cuando se encontraría hablando con la exnovia de éste.

Al parecer, el golpe provocó la caída al suelo de la víctima, quien sufrió un fuerte impacto en la cabeza que le mantuvo ingresado en el Hospital Donostia en estado de coma hasta el 11 de octubre, cuando falleció.

El presunto agresor fue detenido por agentes de la Policía Municipal de Donostia sobre las 11.00 horas del 13 de agosto, tras lo que fue puesto a disposición de la correspondiente autoridad judicial que decretó su ingreso en prisión.

Tras conocerse la muerte del herido, la Diputación de Gipuzkoa y los Ayuntamientos de Donostia y Urnieta, localidad de la que era natural la víctima, mostraron su pesar por este fallecimiento, al tiempo que expresaron "su más firme rechazo y condena" a esta agresión "de base machista" saldada con una muerte.

Además de la Fiscalía y de la defensa, en este caso que previsiblemente será juzgado el próximo diciembre por un tribunal del jurado, están personados la familia del fallecido, a través del letrado Yosu Agote, como acusación particular, y el Ayuntamiento de Urnieta como acción popular.

El pasado 7 de julio, la Sección Primera de la Audiencia de Gipuzkoa celebró una comparecencia para pronunciarse sobre la situación legal del procesado, dado que el próximo día 14 de agosto alcanzaría el límite de dos años en prisión provisional a la espera de juicio.

Tras esta vistilla, la Audiencia de Gipuzkoa ha emitido ahora un auto, al que ha tenido acceso EFE, en el que acuerda prorrogar el encarcelamiento dos años más, hasta el máximo legal, debido, entre otros argumentos, al "riesgo de fuga" del encausado "inferible de las penas privativas de libertad" a las que puede ser condenado, dado que las acusaciones han formulado peticiones superiores a los diez años de reclusión.

El texto judicial aclara además que la defensa no ha aportado ningún "principio de prueba que demuestre que, en caso de acordarse la libertad" provisional, "quede garantizada la disponibilidad del acusado a los requerimientos judiciales" a los que deberá hacer frente.

Asimismo, el tribunal alude a la entidad de lo sucedido ya que, según señala, "reviste la suficiente gravedad como para justificar la prórroga de la prisión provisional acordada".