Se retoma la búsqueda de los dos trabajadores en el vertedero de Zaldibar

13.02.2020 | 16:41
Los equipos de rescate de los dos operarios del vertedero desaparecidos hace una semana tras el derrumbamiento de la escombrera van a entrar de nuevo sobre terreno.

ZALDIBAR. La mesa técnica de coordinación del desprendimiento del vertedero de Zaldibar ha acordado retomar este jueves las labores de búsqueda sobre el terreno de los dos trabajadores desaparecidos hace una semana al colapsar el vertedero.

En la reunión celebrada en el ayuntamiento de Zaldibar también se ha decidido incorporar un equipo de 4 o 5 expertos geólogos más para elaborar un plan marco de actuación y resolver cómo estabilizar la ladera, en aras a evitar nuevos deslizamientos y posibilitar las labores de búsqueda y el trabajo de los bomberos para extinguir los incendios en la parte alta del vertedero.

Los equipos de rescate de los dos operarios del vertedero desaparecidos hace una semana tras el derrumbamiento de la escombrera van a entrar de nuevo sobre terreno, en la medida de que los equipos colocados para monitorizar la evolución del talud indiquen que no habrá riesgo para la seguridad de quienes acometan esos trabajos.

El rescate "de Joaquín y Alberto será la prioridad fundamental" de todo el operativo y en ello se invertirá "todo el tiempo que sea necesario", ha indicado el viceconsejero de Seguridad, Josu Zubiaga.

Paralelamente, en la parte superior del vertedero siniestrado, los geólogos determinarán de qué manera pueden entrar los bomberos para extinguir el incendio arrojando arena.

La viceconsejera de Medio Ambiente, Elena Moreno, ha asegurado que las mediciones de la calidad del aire y del agua en la zona son "de absoluta normalidad".

Su departamento va a reforzar desde hoy los controles de la calidad del aire y los análisis de muestras de agua y se comunicarán al departamento de Salud así como se irán haciendo público.

El Ayuntamiento de Zaldibar ha colocado en todos los portales una comunicación avisando de que "se puede consumir agua del grifo con total seguridad, excepto en los caseríos que tienen manantial propio". Los comercios de la localidad no han notado que haya aumentado la compra de agua embotellada.

En el mismo sentido, el viceconsejero de Salud, Iñaki Berraondo, ha considerado que "no hay ningún motivo" para que los vecinos de Zaldibar, Eibar y Ermua estén preocupados por su salud.

También han dado negativos los análisis para la detección de amianto fuera del entorno del derrumbe.
Además, se ha establecido un sistema de control alimentario de los animales y las huertas de los caseríos del entorno de la escombrera.

La comisión técnica de seguimiento de este suceso, que esta mañana ha congregado a más de una veintena de personas, entre responsables de cinco departamentos del ejecutivo autonómico, además de la Diputación Foral de Bizkaia y de los consistorios de la zona, se va a reunir diariamente y de manera rotatoria en Zalbibar, Ermua y Eibar para afrontar el problema de manera coordinada.

El operativo ha recabado evidencias ya que se han abierto diligencias en un procedimiento judicial para determinar responsabilidades, si bien, ha dicho Moreno, las labores "no están centradas en buscar culpables, sino en buscar soluciones".

Ha confirmado que el Gobierno vasco mantiene abierto un expediente sancionador a la empresa del vertedero tras haber detectado deficiencias sus instalaciones.

La instituciones se reunieron ayer con responsables de la propietaria del vertedero, Verter Recycling, y sus representantes jurídicos, que se mostró dispuesta a colaborar con ese operativo pero avisó que había perdido parte de su documentación en el siniestro.

Sin embargo, Moreno ha confiado en que la documentación de su actividad incluida del expediente que se le había abierto, sea suficiente para conocer los residuos que albergaba.

Las instituciones han actuado ante el riesgo de inestabilidad del vertedero y por el factor humano ante la desaparición de dos personas, si bien han avisado a la empresa que será responsable y deberá asumir las tareas de retirada de residuos hasta restaurar la situación previa al incidente.

Moreno también ha querido tranquilizar sobre el destino de las toneladas de residuos que se van retirando del deslizamiento y ha asegurado que se busca "una solución alternativa" para evitar su traslado a otras escombreras en Euskadi. Seguramente, ha indicado, se irán depositando de manera ordenada en la misma zona del siniestro.

Finalmente ha dicho que, si el Gobierno vasco hubiera conocido la advertencia de la existencia de grietas o de su inestabilidad, "hubiera actuado".