La marca de Puigdemont pierde sus derechos electorales de cara al 14-F

La Junta Electoral reconoce al PDeCAT como heredero de la coalición de 2017 y tendrá más espacio y ayudas que JxCat

09.01.2021 | 00:52

DONOSTIA – La Junta Electoral Central (JEC) ha certificado que el PDeCAT mantiene los derechos electorales de la coalición Junts per Catalunya para las próximas elecciones autonómicas previstas el 14 de febrero. La JEC entiende que los derechos le corresponden al PDeCAT porque "es la única formación política de aquella coalición electoral que se presenta en este proceso electoral", informó la formación demócrata.

En las elecciones de 2017, Junts per Catalunya se presentó formalmente como una coalición entre el PDeCAT y Convergència Democràtica de Catalunya (CDC). Al no presentarse CDC a las elecciones, la JEC entiende que el PDeCAT es la única formación heredera de la coalición que concurre a las elecciones.

A pesar de que la JEC reconoce que un partido denominado Junts per Catalunya se presenta al 14-F –JxCat, la marca del expresident Carles Puigdemont que cuenta con Laura Borràs como cabeza de lista–, ello "no afecta a la referida coalición electoral que estuvo integrada únicamente" por el PDeCAT y CDC.

Esta decisión implica que el PDeCAT, pese a que en las encuestas pugna por entrar en el Parlament, disfrutará de todos los espacios gratuitos de propaganda electoral y los minutos de informativos en medios públicos que corresponden a JxCat, que fue la primera formación independentista en los comicios de 2017, por delante de ERC y de la CUP. También tendrá derecho a un adelanto de subvenciones electorales.

Además, JxCat se tendrá que conformar con el tratamiento reservado a las formaciones que no tienen presencia en el Parlament, lo que supone una presencia inferior en medios públicos, una situación análoga a la que padece Vox ahora mismo en Catalunya.