Las comunidades acogen con frialdad la opción de pedir el estado de alarma

Murga cree que la CAV “no se puede permitir” la medida extraordinaria, que también descarta Nafarroa

27.08.2020 | 00:25
La consejera de Salud del Gobierno Vasco, durante una rueda de prensa en julio. Foto: Efe

DONOSTIA – La opción ofrecida el martes por Pedro Sánchez a las comunidades de pedir a su Gobierno la aplicación del estado de alarma no ha suscitado gran entusiasmo en los ejecutivos autonómicos. Es más, a día de hoy solo La Rioja contempla solicitar al Gobierno español alguna medida excepcional en zonas concretas de la región.

El resto de las comunidades han acogido con frialdad la propuesta de Moncloa y creen que son suficientes las medidas que se están adoptando a nivel regional, siempre que se hagan con la necesaria base jurídica. Así, la CAV y Nafarroa ya han descartado la aplicación de la medida extraordinaria mientras que en autonomías como Madrid, que en un primer momento valoró pedirla, finalmente no lo harán salvo situación de "máxima gravedad".

En general, las regiones gobernadas por el PP (como Galicia, Castilla y León o Andalucía) han rechazado la propuesta e incluso la han criticado por no ser eficaz, mientras que las autonomías en manos de los socialistas han acogido con indiferencia la proposición, salvo en el caso de La Rioja.

En Euskadi, el Gobierno vasco considera que no es necesario adoptar ninguna norma extraordinaria ante la situación sanitaria actual y cree que sería contraproducente. Así lo expresó ayer la consejera de Salud Nekane Murga, que aseguró que Euskadi ni necesita "ni se puede permitir" decretar una medida de estas características.

También descartó pedir al Estado medidas extraordinarias el Gobierno de Nafarroa. Así, "no contempla el escenario" de solicitar "a día de hoy" al Ejecutivo de Sánchez que aplique el estado de alarma en ninguna zona de la Comunidad Foral.

Respecto a la CAV, en una entrevista en Onda Cero Nekane Murga consideró más que suficientes las medidas adoptadas hasta el momento por el Ejecutivo autonómico y detalló que en Euskadi se ha declarado la emergencia sanitaria y el lehendakari Iñigo Urkullu activó el Plan de Protección Civil (LABI). La consejera recordó que ya la semana pasada en la CAV se adoptaron nuevas medidas restrictivas ante el repunte de contagios de covid-19 y aseguró que esta orden, aunque ha sido recurrida por colectivos de hosteleros, tiene "un contexto jurídico con garantías suficientes" para no ser tumbada por un magistrado, como ha ocurrido con algunas medidas en otras comunidades.

A su juicio, un confinamiento ni es necesario a nivel sanitario ni Euskadi se lo puede permitir por los estragos que causaría en la ya maltrecha economía.