Rechazo al decreto de Sánchez sobre remanentes

Alcaldes de todas las tendencias políticas arrinconan la propuesta de la ministra Montoro

08.08.2020 | 01:27

donostia– El PNV ha vuelto a trazar un círculo de sal para preservar el autogobierno fiscal vasco, y al otro lado de la barrera protectora vuelve a encontrarse la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ejerció ayer de punta de lanza de los ayuntamientos vascos para avisar de que no cederá sus remanentes al Estado porque no se financia recibiendo fondos de España y confirmó, como informó este periódico, que el PNV votará en contra de un decreto que no respeta el Concierto Económico. El Ejecutivo español ha firmado un acuerdo por la mínima y únicamente con los votos socialistas en la federación estatal de municipios para que los ayuntamientos le presten sus remanentes y devolvérselos en un plazo de quince años, a cambio de liberar 2.000 millones de euros este año y 3.000 el próximo, con el argumento de que la única forma de que las localidades inviertan su dinero sin incumplir la regla de gasto es dar este rodeo que secuestra sus fondos, deja muchas incógnitas y vulnera la autonomía municipal a ojos del resto de partidos.

Si la reunión entre los alcaldes hubiera sido una votación en el Congreso de los Diputados, el decreto del Gobierno español estaría ya sentenciado, fulminado y de vuelta en el cajón. Alcaldes de prácticamente todas las sensibilidades se han puesto de acuerdo para rechazar el acuerdo entre el Gobierno español y la Federación Española de Municipios y Provincias, tomado por la mínima y con el voto de calidad de su responsable socialista. En una reunión telemática en la que participó el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, nueve alcaldes con el apoyo adicional del regidor de Valencia firmaron un comunicado conjunto para rechazar el acuerdo que "vulnera la autonomía financiera de las entidades locales, supone la incautación de los superávits municipales y propone excluir a los ayuntamientos que no disponen de remanente del reparto de los fondos". Exigen una "rectificación inmediata", que los partidos rechacen el decreto en el Congreso, y que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se reúna de urgencia con ellos para replantear las ayudas, eliminar la regla de gasto y el concepto de déficit y estabilidad al menos para el año 2021, avanzar en un nuevo sistema de financiación y definir el acceso a los fondos europeos.

El acuerdo, al que se adhiere Valencia, lo firman los regidores de Cádiz (Adelante Cádiz), Granada (C's), Lleida (ERC), Madrid (PP), Murcia (PP), Pontevedra (BNG), Reus (JxCat), Santa Cruz de Tenerife (CC) y Zaragoza (PP). Se va a enviar a las capitales y ciudades con más de 100.000 habitantes. El PP va a pedir la reprobación del responsable de la Femp, Abel Caballero, mociones en los ayuntamientos, y la comparecencia de la ministra Montero. El PNV gobierna con el PSE en buena parte de los ayuntamientos vascos. Ayer tomó la palabra una voz socialista, la presidenta navarra María Chivite, para considerar que estas críticas son precipitadas. Cree que habrá una norma navarra propia.