Ortuzar niega un apaño sobre la fase uno y pide prudencia

Reclama a los vascos que no se repitan escenas como las del lunes en las terrazas para no dar pasos atrás

13.05.2020 | 02:00

Donostia – El argumento político de las comunidades del PP que se han quedado atrás en la fase cero, o incluso de la oposición en Euskadi, que cuestiona que la comunidad autónoma esté preparada para avanzar en la vuelta a la normalidad, sigue coleando y ayer se pronunció el PNV al máximo nivel por boca de su presidente Andoni Ortuzar. El jeltzale aclaró que los criterios que empleó el Gobierno español para decidir qué comunidades pasaban a la fase uno fueron "iguales para todos" y objetivos, de carácter sanitario, de manera que los que no lo consiguieron se quedaron atrás por criterios objetivos. Rechazó que se produjera una componenda política con el Gobierno español. Sobre las dificultades que está teniendo el Gobierno Vasco para gestionar la vuelta a la normalidad, con aclaraciones y críticas de la oposición, lo quiso poner en su contexto al asegurar que no es fácil contentar al mismo tiempo a quienes están hartos de permanecer en casa y a quienes tienen miedo de volver a la calle y que haya contagios. "Es imposible desde un decreto dar satisfacción a todo el mundo", dijo en Onda Cero.

Sobre las críticas de una oposición que cree que no concuerda la fase uno con las restricciones para moverse entre municipios, dijo que "la actitud ha sido de máxima prudencia y rigor". "Lo vamos a agradecer en quince días. Si vamos haciendo las fases con rigor, la siguiente será más fácil y no tendremos que volver atrás. Países que poníamos de ejemplo como Alemania o Corea del Sur están teniendo que volver atrás. No me gustaría que Euskadi volviera atrás", zanjó. Pidió "paciencia" y que no se repitan las escenas de las terrazas desbordadas del lunes. Sobre el abucheo al lehendakari en el hospital de Cruces, indicó que dos trabajadoras le han trasladado que no responde al sentir mayoritario de la plantilla, y pidió a los sindicatos que no tensionen. Sobre el PSE, dijo que hay lealtad entre los socios, pero pidió a jeltzales y socialistas "tener el dedo de apretar Twitter tranquilo". En cuanto a la reunión del alcalde de Galdakao en la calle, de Bildu, pidió que no se repita.