Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Carburantes con apellido

Una normativa europea que entró ayer en vigor obliga a las estaciones de servicio y a los fabricantes de vehículos a utilizar nuevos iconos y nomenclaturas para los diferentes tipos de combustibles.

Un reportaje de M. Mariscal - Sábado, 13 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:03h

A partir del 12 de octubre es obligatorio que en los surtidores de las gasolineras aparezcan los nuevos nombres propuestos por la Unión Europea.

A partir del 12 de octubre es obligatorio que en los surtidores de las gasolineras aparezcan los nuevos nombres propuestos por la Unión Europea. (Foto: Gorka Estrada)

Galería Noticia

A partir del 12 de octubre es obligatorio que en los surtidores de las gasolineras aparezcan los nuevos nombres propuestos por la Unión Europea.

“Un matiz importante que hay que destacar es que los combustibles van a ser los mismos que hasta ahora” “El etiquetado no es más que una herramienta visual para evitar errores al repostar”

La industria del automóvil vive un momento normativo convulso en el que diversas regulaciones comunitarias se suceden y obligan a fabricantes y distribuidores a modificar el proceder que habían aplicado hasta ahora. El último cambio afecta a las denominaciones de los carburantes, que a partir ayer incorporan nueva información que tendrán que mostrar los surtidores de todas las estaciones de servicio de la Unión Europea y algunos otros países que no son comunitarios, entre ellos Islandia, Noruega, Macedonia, Suecia o Turquía.

Del mismo modo, los vehículos fabricados o matriculados a partir de la misma fecha, es decir, desde ayer, también deben incorporar en el depósito del combustible el nuevo etiquetado, y hacer una referencia en el manual de instrucciones que se entrega en el momento de la adquisición.

Al contrario de lo que ha sucedido con la próxima entrada en vigor del nuevo sistema de medición de consumo y emisiones WLTP, que ha provocado un aumento inusual de ventas de vehículos ante las ofertas propuestas, la nueva denominación de los carburantes no va a tener una importante repercusión ni entre el empresariado de las estaciones de servicio ni en sus usuarios, más allá de un periodo de adaptación para habituarse a encontrar nuevos símbolos en los surtidores y en las tapas de los depósitos de los vehículos, en el caso de que se hayan adquirido a partir del 12 de octubre.

“Los usuarios pueden estar muy tranquilos, porque no va a generar ningún problema en el repostado”, señala Juan María López Osa, presidente de Aega en el que se integran los empresarios de las gasolineras de Gipuzkoa. Al contrario, en su opinión, el nuevo sistema aporta más información y evita errores que hoy día se producen.

“Si se viaja a algún país europeo y se va a repostar a alguna de sus gasolineras, según su idioma no resulta fácil reconocer cuál es la gasolina súper o cuál el diésel”, explica López Osa, quien pone como ejemplo las estaciones de servicio griegas, con una escritura muy diferente a la de origen latino.

La principal diferencia que observarán los consumidores a la hora de repostar su vehículo serán las etiquetas adhesivas de más que se distribuyen en el surtidor, en su boquerel y en la tapa del depósito de gasolina del vehículo. “Las tres tienen que coincidir para asegurarnos de que el combustible que estamos echando es el adecuado”, indica el secretario general de Aega.

Considera, además, que esta información adicional “que nunca será sustituta, sino complementaria a la que ahora existe”, va a evitar errores más comunes de lo pensado en la actualidad, como llenar con gasolina un motor de gasóleo.

La Unión Europea ha establecido una serie de requisitos que debe incorporar el área informativa de las estaciones de servicios. En la práctica, significa que además de encontrar los habituales gasolina 95 y 98 o diésel, entre los más utilizados, también surgen rombos, cuadrados o círculos, según los casos, con letras en su interior que aluden a la cantidad de otros productos que contiene el carburante.

más informaciónEl consumidor de este modo está mejor informado y decidirá con mayor facilidad qué combustible quiere utilizar. O debe, porque los fabricantes de vehículos también se verán obligados a incluir dentro de sus instrucciones el tipo de carburante que conviene emplear.

Si bien hasta que el sistema no se consolide puede resultar complicado de entender, los consumidores no tardarán en hacerse a la nueva nomenclatura que, según Juan María López Osa, ha adoptado la Unión Europea con el objetivo de elaborar protocolos unificados internacionales para facilitar en diversos ámbitos la utilización por parte del consumidor.

Las repercusiones para el empresariado del sector no son muy gravosas, ni desde el punto de vista de formación ni desde el relativo a las inversiones a realizar para adaptarse a esta nueva Directiva 2014/94/UE, según el alto cargo de Aega.

“Las principales marcas como Repsol, Cepsa o Avia, entre otras, ya han formado a su personal para que no se genere ningún problema”, indica Juan María López Osa. Se trata, por lo general, de la adquisición de unas cuantas nociones puesto que los cambios introducidos no son demasiados. Además, a nivel estatal se ha creado un comité específico para que la implantación de la nueva normativa europea se realice con garantías y en el plazo dictado.

Como en otros casos en los que surge una novedad en la actividad de las estaciones de servicio, las asociaciones que las engloban también han iniciado un proceso informativo en el que cualquier duda podrá ser consultada. En definitiva, “todo el mundo está ya preparado”, resume el secretario general de la Asociación de Empresarios de Automoción de Gipuzkoa.

“Un matiz muy importante que hay que destacar es que los combustibles son los mismos que hasta ahora y que los consumidores deben estar tranquilos, porque seguirán encontrando en las estaciones de servicio la gasolina 95 o 98, o el gasóleo”, remarca López Osa, quien resta importancia a este cambio.

Añade que, en todo caso, es beneficioso para el propietario del vehículo, puesto que aporta más información. “En general, no solemos atender a los productos que lleva el combustible que utilizamos, pero si alguien se interesa por esta cuestión, tiene oportunidad de conocer si la gasolina con la que llena su depósito tiene un 5%, un 10% o un 85% de etanol y, en su caso, decidir”, comenta.

movilidad sostenibleDe momento, los cambios en la normativa afectan exclusivamente a los vehículos impulsados por los cada vez más variados tipos de combustible, como la gasolina, el gasóleo, el gas natural o el hidrógeno, pero la Unión Europea ya trabaja en un nuevo protocolo estandarizado para los híbridos y los eléctricos.

La conciencia medioambiental ha calado en la sociedad, y la industria de la automoción ha encontrado un nuevo nicho de mercado en los vehículos que utilizan la electricidad para moverse, lo que en la práctica conduce a una mayor presencia de automóviles y autobuses acordes con la movilidad sostenible.

Su proliferación, aunque incipiente, ha captado el interés de la Unión Europea, por lo que en un futuro los vehículos híbridos y eléctricos también tendrán su normativa.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902