Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Mikel Soraluze Cicloturista

“Algunos me dicen que estoy loco por seguir andando en bici después de un infarto”

Mikel Soraluze es el nuevo presidente de la sección de cicloturismo de la sociedad deportiva Goierri. Este veterano es un cicloturista con pedigrí

Asier Zaldua - Martes, 9 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Mikel Soraluze

Mikel Soraluze

Galería Noticia

Mikel Soraluze

urretxu- Es uno de los fundadores de la sección de cicloturismo del Goierri.

-Así es. La sección se fundó en 1978. Por aquel entonces tenía 29 años. De chaval no tenía especial interés por el ciclismo, pero cómo son las cosas... Empecé a andar en bici para ir al trabajo. Un verano, siendo un chaval, mi padre me mandó a hacer prácticas a la forja de la empresa Irimo. No quería que estuviese tres meses sin hacer nada. Le dije que la fábrica estaba muy lejos y me compró una bicicleta. De ese modo, de vez en cuando empecé a utilizarla para dar una vuelta. Pero tenía solo un plato y un piñón y no podía ni subir a Santa Bárbara.

Quién le iba a decir a usted que iba a acabar recorriendo Europa con su bicicleta...

-Pues sí. De no poder subir a Santa Bárbara, pasé a subir a Santa Bárbara después de hacer 100 kilómetros, Pero claro, con entrenamiento, con una bicicleta mejor...

¿Cuándo se convirtió en cicloturista?

-Nos pusieron en reducción de jornada y Charro propuso dar una vuelta en bici. Para entonces había cambiado de bicicleta. Pasé de ir en vaqueros a Udana y volver destrozado a hacer 160 kilómetros. No hacíamos estiramientos, no sabíamos nada de alimentación... pero teníamos tiempo y andábamos mucho.

¿Cómo se les ocurrió fundar la sección de cicloturismo?

-Creo que eso también fue idea de Charro. Conocía algún grupo de cicloturistas y pensó que aquí también habría que hacer algo así. Para ello, captó a algunos aficionados de Urretxu, Zumarraga y Legazpi.

Han viajado mucho.

-Bueno... En la Vuelta a España estuvieron en la zona de Fermoselle y recordé que hace tiempo estuvimos allí. Hemos recorrido muchos lugares. Casi siempre hemos ido a hacer turismo. Solo he tomado parte en tres marchas cicloturistas: en Colindres, la Treparriscos y la Quebrantahuesos. Dije que no iba a volver y lo he cumplido. Andar a toda leche no es lo mío. En cierta ocasión nos invitaron a hacer la Vuelta a Cantabria y siempre llegábamos los últimos porque nos parábamos a sacar fotos. Después de acabar, seguíamos andando en bici para conocer más sitios.

El año 2000, en el Mont Ventoux, tuvo una grave caída.

-Lo siento mucho por los que estaban allí conmigo. Yo no tengo un mal recuerdo, porque no recuerdo nada. Los que estaban allí y la familia, en cambio, lo pasaron muy mal.

Volvió a andar en bicicleta.

-Pensaba que no podría hacerlo. El médico me preguntó si ese informe era el mío. Me dijo que lo normal hubiese sido que el dueño de ese informe hubiese muerto o hubiese salido con graves secuelas. Después de eso, pensé que quizá no estaba tan bien como creía. Hice rehabilitación y al final los avances eran pequeños. Me estaba desanimando y el médico me recomendó empezar a hacer vida normal. Empecé a trabajar y a andar en bici. Como había andado mucho en bicicleta estática, aquel mismo año pude ir de excursión a Cantabria. Volví loco de contento.

Sigue pedaleando.

-Tuve un infarto, pero sigo andando en bicicleta. Ahora tengo también una bicicleta eléctrica. Para dar una vuelta de dos horas utilizo la bicicleta normal y para vueltas más largas la eléctrica. El otro día subí Mandubia y Atagoiti con la bicicleta normal. Eso sí, a mi marcha. No puedo pasar de 120 pulsaciones por minuto. Con la bicicleta eléctrica he subido varios puertos de los Pirineos.

¿Qué le han dado la bicicleta y la sección de cicloturismo del Goierri?

-Alegría de vivir. He disfrutado de la amistad, he hecho nuevos amigos, he conocido muchos lugares... La bicicleta y el Goierri son una parte muy importante de mi vida, gracias a que mi familia me lo ha permitido. Siempre me han animado. Después del infarto estuve a punto de dejarlo y mi hijo me dijo que no lo hiciera. El me trajo la bicicleta eléctrica. Algunos me dicen que estoy loco por seguir andando en bici después de un accidente tan grave y un infarto. Yo les digo que si me da otro infarto, qué le voy a hacer. Mientras la salud me lo permita, seguiré andando en bici. ¿Cada vez más despacio? Pues bueno...

Gipuzkoando

Su txoko guipuzcoano favorito. Subir Bidania en bicicleta me relaja mucho.

Un paisaje idílico. ¡Muchos! Me encanta ir de Alegia a Amezketa, viendo Txindoki al fondo.

Una fiesta. La Euskal Jaia de Urretxu.

Una playa. De jóvenes íbamos a la playa de Santiago, en Zumaia.

Un monte. Las siete puntas de Irimo y las vistas de Izazpi.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902