Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
por el cambio climático

Las ballenas escasearán como alimento para los osos polares en 2040

EP - Martes, 9 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 18:17h

Un oso polar paseando por el refugio nacional salvaje del Ártico.

Un oso polar paseando por el refugio nacional salvaje del Ártico.

Galería Noticia

Un oso polar paseando por el refugio nacional salvaje del Ártico.

Los osos polares probablemente sobrevivieron más allá de los periodos cálidos en el Artico, cuando la cubierta de hielo marino era baja, al alimentarse de los cadáveres de las grandes ballenas varadas.

MADRID. Esta fuente de alimento sostuvo a los osos cuando se limitaban en gran medida a la tierra y eran incapaces de vagar por el hielo en busca de focas para cazar.

Un nuevo estudio dirigido por la Universidad de Washington, en Estados Unidos, encontró que, aunque las ballenas muertas siguen siendo una fuente valiosa de grasa y proteína para algunos osos polares, este recurso probablemente no será suficiente para mantener a la mayoría de las poblaciones de osos en el futuro cuando el Artico esté libre de hielo en los veranos, lo que es probable que ocurra en 2040 debido al cambio climático.

"Si la tasa de pérdida y el calentamiento del hielo marino continúa sin mitigarse, lo que sucederá con el hábitat del oso polar superará todo lo documentado en el último millón de años. El ritmo extremadamente rápido de este cambio nos hace casi imposible usar la historia para predecir el futuro", dice la autora principal, Kristin Laidre, bióloga marina del Centro de Ciencias Polares de la Universidad de Washington, en Estados Unidos, y profesora asociada de la Escuela de Ciencias Acuáticas y Pesqueras.

Los osos polares necesitan hielo marino para sobrevivir porque es una plataforma esencial para la caza de focas, su principal fuente de alimento. Viajan sobre el hielo, buscando agujeros para respirar o madrigueras de focas. Cuando el hielo se rompe a fines de la primavera, los osos polares de algunas poblaciones ayunan en tierra, esperando que el hielo se forme nuevamente para poder reanudar la caza.

Aun así, los osos polares son alimentadores oportunistas y se les ha visto en múltiples lugares comiendo los cadáveres de las ballenas que murieron en el mar y fueron arrastradas a tierra. Los osos pueden consumir y almacenar rápidamente grandes cantidades de grasa, lo que funciona a su favor.

En algunos casos, se han observado entre 40 y 60 osos polares diferentes que se alimentan de cadáveres de grandes ballenas cabeza de arco y ballenas grises y, en 2017, se observaron más de 180 osos sobre una sola ballena muerta. Los osos individuales frecuentemente regresan al mismo esqueleto a lo largo de varios años.

Los autores se basaron en años de observaciones en el campo para evaluar la importancia potencial de los cadáveres de ballenas y cómo podrían ayudar a los osos polares a sobrevivir en un Artico sin hielo. Está claro que los osos polares persistieron en los periodos interglaciales de escasez de hielo en el pasado como resultado de los ciclos climáticos naturales.

Los investigadores plantearon la hipótesis de que, en un grado significativo, los osos probablemente sobrevivieron al hurgar en los cadáveres de ballenas, almacenando grandes cantidades de grasas cuando la caza de focas no era una opción.

MENOS DISPONIBILIDAD DE BALLENAS CON LA LLEGADA DE LOS HUMANOS

"Creo que esta es probablemente una de las explicaciones más probables de cómo los osos polares sobrevivieron a los cálidos periodos interglaciares", afirma el coautor Ian Stirling, exinvestigador científico del Departamento de Medio Ambiente de Canadá y profesor adjunto de la Universidad de Alberta, que ha estudiado osos polares durante 45 años. "Pero cuando observamos la situación ahora, ecológicamente, con respecto a las fuentes de alimentos, es una imagen muy diferente --agrega--. El potencial de los cadáveres de ballenas puede ser importante en algunas áreas, pero, sencillamente, su disponibilidad general será sustancialmente menor que antes de que los humanos invadieran el Artico".

Los investigadores, cuyo trabajo se publica en la edición digital de este martes de la revista 'Frontiers in Ecology and Environment', querían determinar si un número suficiente de ballenas grandes muriendo y llegando a tierra cada año podría reemplazar a las focas como fuente de alimento para los osos polares en algunas áreas. Primero calcularon la cantidad de grasa y carne que una población promedio de mil osos polares necesitaría como fuente de alimento cada año.

Luego, observaron la abundancia de poblaciones de ballenas grises y de cabeza de arco, centradas en las costas de Chukotka y Alaska, y estimaron el número de posibles varamientos, considerando que aproximadamente el 10 por ciento de las ballenas que mueren flotarán a la superficie, y solo algunas de ellas terminarán en tierras que son accesibles para los osos.

Su análisis encontró que, durante los meses de verano sin hielo, una población hipotética de mil osos polares necesitaría comer aproximadamente ocho ballenas, y durante el banquete de primavera cuando los osos comen más, se necesitarían unas 20 ballenas para satisfacer a los mismos mil osos. Los autores encontraron que, en el mar de Chukchi, los datos a largo plazo recopilados en Rusia indican que mueren y flotan suficientes ballenas a la orilla cada año para satisfacer potencialmente esta necesidad.

Pero alimentarse de ballenas muertas, aunque posiblemente crítico en tiempos históricos, parece poco probable que ayude a la mayoría de las poblaciones de osos polares a sobrevivir en un Artico que se calienta rápidamente. El Artico es el hogar de 19 subpoblaciones de osos polares, pero no todas las regiones ven grandes varamientos de ballenas y mueren tan regularmente como el Mar de Chukchi.

Además, aunque las ballenas varadas probablemente ayudaron a los osos a sobrevivir en los últimos periodos de escasez de hielo, el paisaje ártico ha cambiado drásticamente desde entonces. Las poblaciones actuales de ballenas son mucho más pequeñas debido a la explotación humana anterior, y la actividad humana reciente en la región, como el transporte marítimo, las comunidades costeras y la actividad industrial en alta mar, puede afectar aún más a los osos polares y la capacidad de los osos para utilizar las ballenas varadas.

"El hurto en grandes canales de ballenas es probablemente importante para los osos en algunas áreas y puede amortiguarlos de la pérdida del hielo marino --afirma Laidre--. Sin embargo, no se espera que los cadáveres de ballenas grandes reemplacen a las focas como recursos nutricionales a medida que avanzamos hacia un Artico libre de hielo. En la mayoría de las regiones, los cambios ambientales son demasiado grandes y los cadáveres de ballenas son muy pocos".


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902