Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Miguel Ángel Martínez-González autor del libro ‘salud a ciencia cierta’

“Habría que poner impuestos a los alimentos que más engordan y, con ellos, abaratar los sanos”

El doctor Martínez-González, gran defensor de la dieta mediterránea, desgrana en un libro “los principios básicos de una alimentación correcta y de un estilo de vida sano”

M. Pérez Patxi Cascante - Lunes, 8 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Miguel Ángel Martínez-González, autor del libro 'Salud a ciencia cierta'

Miguel Ángel Martínez-González, autor del libro 'Salud a ciencia cierta'

Galería Noticia

Miguel Ángel Martínez-González, autor del libro 'Salud a ciencia cierta'

pamplona - Al preguntarle por qué decidió escribir el libro Salud a ciencia cierta, el doctor Miguel Ángel Martínez-González responde que “por defender la salud pública”. “Ahora mismo hay un confusionismo brutal, especialmente en todos los temas de alimentación. Hay mucha desinformación, mucha pseudociencia y me parecía que hacía falta un libro que dijera los principios básicos de una alimentación correcta y de un estilo de vida sano sin tener ninguna presión comercial de la industria”.

¿Cuál es su receta para una vida sana?

-Muchas cosas de las que digo no proceden de mis estudios, sino de los estudios más serios que hay en Estados Unidos. Desde hace dos años soy catedrático visitante de Harvard y llevo 20 años trabajando con su grupo de nutrición. Adopto las recomendaciones de la Asociación Americana del Corazón, que son siete: no fumar, estar delgado, hacer ejercicio físico, tener una dieta sana, tener el colesterol por debajo de 200, tener la tensión por debajo de 120-80 y tener la glucosa por debajo de 100. Muchos estudios han demostrado, tanto en EEUU como en España, que la gente que cumple seis o siete de estas cosas reducen casi un 80% su mortalidad cardiovascular;así de simple.

En el libro señala que “ninguna otra dieta ha reunido tanta evidencia científica y de tanta calidad sobre sus beneficios para la salud” como la dieta mediterránea. ¿Cuáles son esos beneficios?

-Lo que está más consolidado es la prevención cardiovascular. En Predimed (Prevención con Dieta Mediterránea), con 7.447 personas, la variable de objetivo primaria era reducir los eventos cardiovasculares, que son infarto de miocardio, infarto cerebral y cualquier muerte de origen cardiovascular. Había tres grupos, dos eran mediterráneos (uno recibía gratuitamente los frutos secos y otro aceite de oliva virgen extra) y el tercero estaba asignado a recibir el programa que la Sociedad Americana del Corazón había establecido entonces para prevención cardiovascular, que era un programa de dieta baja en grasas. A los cinco años de intervención tuvimos que detenerlo porque había un 30% menos de infartos de miocardio y cerebrales y de muertes cardiovasculares en los dos grupos mediterráneos comparativamente al grupo control, que era dieta baja en grasa. Esto era la primera vez que un patrón alimentario demostraba una eficacia tan grande en la prevención cardiovascular. Aparte de la enfermedad cardiovascular, ahora mismo nadie serio en nutrición negará que la dieta mediterránea previene la diabetes.

España es una de las cunas de la dieta mediterránea. Sin embargo, dice que casi el 70% de los españoles adultos tienen sobrepeso u obesidad. ¿Qué se está haciendo mal?

-Cuando yo digo dieta mediterránea no me refiero a la dieta que ahora se sigue en los países mediterráneos. Estoy hablando de 1950-1960 en Creta, en España. Era una dieta de gente más pobre. Hay una característica de la dieta mediterránea que nunca se menciona, quizá por ser complaciente con la industria alimentaria, que es la frugalidad. A la industria le interesa una cultura donde no exista la moderación, el sentido de la medida. Una gran figura de la nutrición, Francisco Grande Covián, tenía una frase que me gusta mucho: la dieta mediterránea se come en plato de postre. Son esas raciones más pequeñitas;no la ración del chuletón vasco (se ríe) que dices: con lo que te has comido en un día tienes para un mes. Las cantidades son muy importantes. En Creta y en España en 1950 y 1960 no se comían esas cantidades. La dieta mediterránea es una dieta sabrosa, deliciosa, donde el gusto no está en atiborrarse, sino en que los platos estén bien preparados, estén en su punto, entren por los ojos, en compañía... El americano que come todos los días delante del ordenador pizzas o grandes hamburguesas con cientos de calorías, con una bebida azucarada de un litro, que come solo, que aquello está preparado en serie sin ningún cariño, donde lo que importa son las grandes cantidades... Eso es lo que está detrás de la obesidad, pero lo que pasó en EEUU se está extendiendo a todo el mundo por la globalización. Nosotros estamos copiando como papanatas lo que hacen los norteamericanos;copiamos solo lo malo.

Es muy crítico con la industria alimentaria, que considera “la nueva tabacalera”. ¿Qué medidas deberíamos adoptar en este ámbito para evitar la pandemia de obesidad?

-Lo primero es decirlo. Lo segundo es ponerle impuestos a los alimentos obesogénicos, como ya se ha hecho en Cataluña con las bebidas azucaradas. Estamos luchando mucho en la Sociedad Española de Epidemiología para convencer al Gobierno de España de que hay que ponerle impuestos a las bebidas azucaradas y también a las fast food, que hacen mucho daño. Y después usar esos impuestos para abaratar los alimentos sanos. La ciencia tiene que estar por encima de intereses comerciales y quienes dirigen las instituciones académicas, de investigación..., tienen que ser muy escrupulosos con esto y procurar no estar viviendo de empresas de alimentación. Generar sus propios recursos de manera competitiva.

También incide en la necesidad de mantener el peso ideal. ¿Por qué?

-De todo lo que se puede decir de nutrición, el consejo prioritario es manténgase en el peso ideal -22 de índice de masa corporal-. Para saberlo hay que quitar a la estatura 100, calcular el 80% a lo que queda y sumarle 8. Cuando se han hecho los estudios bien, ahí es donde hay menor mortalidad, sobre todo menor diabetes, menor riesgo de insuficiencia renal, menor riesgo de 13 cánceres asociados a obesidad, menor riesgo de enfermedad cardiovascular y menor riesgo de hipertensión. En ese peso ideal están previniendo muchas más cosas que con la composición del patrón de dieta. ¿Cómo se consigue ese peso ideal? Método CLM, es decir, coma la mitad (ríe). Esto no lo dice nadie. Coma la mitad y siga la dieta mediterránea.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902