Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Partituras a pedales

Juan Carlos Irizar presentó ayer en el Aquarium de Donostia ‘Pedaleando’, un disco inspirado por 25 exciclistas con el que espera “devolver el cariño de las grandes tardes” ofrecidas durante sus carreras

Un reportaje de Alex Zubiria. Fotografía Iker Azurmendi - Domingo, 7 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Olano, Lejarreta, Zubeldia, Aranzabal, Lasa, Barrutia y Bahamontes en la presentación de ayer junto a Irizar.

Olano, Lejarreta, Zubeldia, Aranzabal, Lasa, Barrutia y Bahamontes en la presentación de ayer junto a Irizar.

Galería Noticia

Olano, Lejarreta, Zubeldia, Aranzabal, Lasa, Barrutia y Bahamontes en la presentación de ayer junto a Irizar.

El ciclismo, al igual que la música, han acompañado la vida de Juan Carlos Irizar. “No me he perdido un Tour, una Vuelta o una Clásica jamás”, afirma el compositor, que heredó la pasión por los pedales de su padre. Con la intención de “devolver el cariño de las grandes tardes que han dado los ciclistas”, Irizar ha creado Pedaleando, un disco compuesto por 25 temas dedicados a 25 excorredores, y que presentó ayer en el Aquarium de Donostia acompañado por algunos de los homenajeados.

Irizar no oculta la existencia de un cierto aire a nostalgia en el disco hacia un ciclismo que ya no existe. “Ha cambiado mucho”, afirma. El compositor se ha detenido en los corredores que ya no compiten y en los que hacían las delicias de su padre, quien era capaz de ir “hasta donde fuera necesario” con tal de verles “un par de segundos pasando a toda velocidad”.

“Por eso digo que en todas las piezas hay un cariño especial por lo que siento por ellos, sin importar si los he conocido o no”, relata el músico. Entre estos últimos están Federico Martín Bahamontes, Anton Barrutia, Marino Lejarreta, Abraham Olano, Jesús Aranzabal, Haimar Zubeldia y Miguel Mari Lasa, que estuvieron ayer en la presentación del álbum.

La inspiración para cada tema ha llegado con la forma de pedalear de cada uno. Así, Mario Cipollini tiene “un tema con mucha caña, como era él en la bicicleta”;el de Marco Pantani “es más relajado, como su forma de ser”;otras canciones “son más revoltosas”, como la de Haimar Zubeldia;y algunas están llenas “de arrancadas”, de las que mejor ejemplo es la de Purito.

En el caso de los ciclistas de los que desconocía su forma de ser, Irizar se ha guiado “por su historia y las cosas que han vivido en ella”. Especialmente la de Gino Bartali, al que le ha dedicado un tema “lleno de nostalgia” y que ha trasladado a su familia. Una nieta del ciclista, ya mayor, ha podido escucharlo. “Se ha mostrado súper cariñosa por el agradecimiento que le he hecho a su abuelo”, cuenta el compositor.

No es la única familia de ciclista que ha recibido una de las canciones. La mujer e hijos de Pantani también han escuchado la dedicada a El pirata.

“Pero el disco no solo va dedicado a esos ciclistas, sino a todos los que ha habido en la historia y al ciclismo en sí”, expresa, al tiempo que añade que de querer homenajear a todos los grandes ídolos de los dos pedales tendría que grabar “tres o cuatro discos más”.

Homenaje a su padre

A pesar de que el músico continúa siendo un fiel seguidor del ciclismo, cree que este ha cambiado sus principios. “Ahora hay pinganillos y todo se chiva. Ya casi no hay las escapadas que había antes”, confiesa.

Por ese motivo, y aunque asegura que Pedaleando también va dirigido a los corredores de hoy en día, no se imagina un nuevo álbum con nombres del ciclismo actual. Aunque, puesto a imaginar, en ese trabajo no faltarían ni Valverde ni Landa. “Ahora hay muchos que destacan, pero yo me quedo con los que hacen el trabajo sucio y están en el pelotón. Esos son los que más me inspirarían”, adelanta.

Los 25 temas de Pedaleando no son solo un homenaje al ciclismo, son también un agradecimiento a su padre. “Pensar en estos nombres es pensar en mi padre”, asegura. Cuando era niño, su padre era capaz de llevarlo a distancias de más de dos horas solo para verlos dos minutos y volver: “Antes no existía el fútbol como ahora. El ciclismo lo era todo y mi padre estaba enamorado de ello”. “Llegábamos allí y me preguntaba emocionado: ¿Le has visto? Y yo, como pasaban tan rápido, no sabía a quién había visto o no”, indica entre risas.

Con este disco, Irizar busca también rememorar otra época del ciclismo. “Me gustaría que sirviera para acercar entre los ciclistas de hoy en día los recuerdos de los más grandes”, añade.

las claves

La pasión de Irizar por el ciclismo le llegó de su padre, quien le llevaba “a donde fuera necesario” con tal de verles un par de segundos

Para cada canción, el músico se ha inspirado en la forma de correr de cada uno de ellos y en sus recuerdos de cuando era pequeño


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902