Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Iñaki Ceberio director de la biblioteca municipal de irun

“Los bibliotecarios debemos ser intermediarios entre el conocimiento y la ciudadanía”

La biblioteca municipal de Irun cumple mañana tres años en su nueva sede del centro cultural Carlos Blanco Aguinaga con un balance positivo en su actividad

Jon Guezala - Jueves, 4 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Iñaki Ceberio, director de la biblioteca municipal de Irun.

Iñaki Ceberio, director de la biblioteca municipal de Irun.

Galería Noticia

Iñaki Ceberio, director de la biblioteca municipal de Irun.

irun- Iñaki Ceberio lidera el equipo del CBA, sede de la biblioteca municipal de Irun desde octubre de 2015, después de su traslado desde Ikust-Alaia. Tres años más tarde, su labor de “facilitar y dinamizar” la adquisición de nuevos conocimientos para cualquiera que así lo requiera, continúa de manera incansable.

¿Desde cuándo es director de la biblioteca de Irun?

-Comencé realizando una sustitución en 1988, aunque entonces la figura del director no existía como tal. El puesto fue evolucionando y en torno a 1992 se crea la plaza de bibliotecario, lo que quizás dotó de más responsabilidad, pero también de más reconocimiento, a las labores que ya desempeñaba.

¿Siempre tuvo claro que quería dedicarse a esto?

-Este trabajo tiene una gran parte vocacional, hay que ser muy entusiasta y estar al día de muchas disciplinas del conocimiento para poder facilitar al máximo la labor de aquellos que buscan saberes específicos. El bibliotecario es un intermediario entre el conocimiento y las personas que lo requieren. Buscamos incitar y provocar, en el buen sentido de la palabra, la curiosidad y la formación.

Es usted uno de esos afortunados que convierten su pasión en su profesión, por lo que cuenta.

-En realidad nunca pensé que terminaría trabajando en una biblioteca. Me licencié en Historia y pensé que me dedicaría a la docencia o a la investigación, si bien es cierto que antes de finalizar la carrera realicé algún curso de biblioteconomía. Por circunstancias de la vida terminé recalando en la biblioteca de mi ciudad y decidí quedarme.

¿Cuál es el balance que realiza la dirección del CBA de sus tres años de actividad?

-El balance es indiscutiblemente bueno, aunque nunca satisfactorio al cien por cien. El cambio de sede causó un “efecto llamada” y, sobre todo durante el último trimestre de 2015, vinieron muchísimas personas. Las nuevas instalaciones de la biblioteca son más grandes y más atractivas que las anteriores y eso se nota en la respuesta de la ciudadanía. Muchas personas que quizás nunca habían pisado la antigua sede de Ikust-Alaia se animaron a venir, y algunos han llegado a ser habituales. Desde la reubicación hemos ido mejorando en cantidad de visitas y de usuarios año tras año.

Explíqueme en qué datos concretos se traduce este aumento.

-Según nuestra memoria anual de 2017, el pasado año pasaron por el CBA un total de 204.743 visitantes, frente a los 195.450 de 2016. En cuanto a nuestros usuarios, entendiendo por usuario a toda persona que solicita el carné de la biblioteca, 1.327 personas se inscribieron al servicio el pasado año, dando una cifra total de 30.941 usuarios.

¿Qué tipo de perfiles de usuarios son los que más utilizan la biblioteca?

-Durante todos estos años que llevo al frente del servicio me he encontrado con personas que cometen el error de pensar que la biblioteca solo es un lugar al que acuden los niños cuando hay cuentacuentos y los alumnos en época de exámenes. Creo que es muy importante hacer hincapié en que este es un lugar de encuentro intergeneracional, una especie de gran ágora. Es un espacio de aprendizaje y un motor generador.

Cuénteme qué otros servicios, además del clásico préstamo bibliotecario, ofrece el CBA.

-Desde nuestra reapertura en las nuevas instalaciones estamos apostando mucho por aumentar nuestros puntos de conexión a Internet, casi los hemos quintuplicado. Es un servicio muy popular, ya que hay muchas personas que no tienen conexión en su hogar y la biblioteca puede responder a esa necesidad. También contamos con dos salas de trabajo en grupo para el estudio o la investigación que el pasado año tuvieron un total de 716 reservas. Además de esto, también organizamos actividades y cursos de todo tipo a lo largo del año.

¿Qué novedades trae el nuevo curso a la biblioteca municipal?

-Entre otras actividades este año vamos a poner en marcha dos nuevos talleres. Uno de ellos está dirigido a niños y se trata de una iniciación al yoga a través de cuentos. El otro está dirigido a un público más amplio. Será un curso, de manos de un profesional, para aprender a realizar pequeños proyectos audiovisuales a través de dispositivos cotidianos, como un móvil o una tablet.

Gipuzkoando

Su txoko favorito de Gipuzkoa. El Santuario de Arantzazu me trae recuerdos de la infancia.

Un paisaje. La vista de la desembocadura del Bidasoa desde el antiguo parador de Jaizkibel.

Una fiesta o evento. La Quincena Musical de Donostia.

Un monte. Jaizkibel.

Una playa. A pesar de que no es de Gipuzkoa, la playa de Ondarraitz, la de Hendaia.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902