Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Una mirada al abuso silencioso

El Victoria Eugenia acoge desde hoy la nueva obra de Tanttaka, ‘Como un viento helado’, la historia de tres jóvenes con un oscuro pasado y que cierra la trilogía de la compañía donostiarra en torno al acoso.

Un reportaje de Alex Zubiria. - Jueves, 4 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Tania Fornieles, Nerea Elizalde y Koldo Olabarri, ayer durante un ensayo de la obra en el Victoria Eugenia.

Tania Fornieles, Nerea Elizalde y Koldo Olabarri, ayer durante un ensayo de la obra en el Victoria Eugenia. (Fotografía Javi Colmenero)

Galería Noticia

Tania Fornieles, Nerea Elizalde y Koldo Olabarri, ayer durante un ensayo de la obra en el Victoria Eugenia.

La compañía Tanttaka se ha sumergido en las entrañas del Victoria Eugenia para cerrar su trilogía en torno al abuso. En Como un viento helado, que se representa desde hoy y hasta el domingo en la parte trasera del teatro, un disparo en una farmacia desencadena el encuentro de tres jóvenes “a los que el mundo no les ha tratado nada bien”. Un thriller para contar una realidad dura “más presente de lo que imaginamos” que parte de un texto original de Rafael Herrero y la dirección de Fernando Bernués.

Hace dos años, la compañía donostiarra abordó en Soka el abuso de un profesor a un alumno;a la que le siguió La casa de las llaves, que hablaba de tres mujeres que dejaban atrás a sus maltratadores. Ahora, Tanttaka cierra su trilogía con “las causas que llevan a tres protagonistas a la situación en la que se encuentran, que es el abuso sexual”.

“Es algo que está presente en el día a día más de lo que imaginamos. Creo que es importante que haya miradas hacia jóvenes con estos traumas y situaciones. Es muy difícil levantar el dedo y decir: yo he sido víctima. Si está obra, dentro de que es simplemente una pieza teatral, consigue ayudar en ello, bienvenido sea”, explicó ayer Bernués en una pausa de un ensayo.

Para contar esta realidad, el director ha seleccionado la obra Como un viento helado, de Rafael Herrero, ya que permite “hablar de temas muy complejos sin estar viendo un discurso”. En ella, se aborda el caso de tres jóvenes marginales “con un duro pasado detrás”, pero desde el misterio y el suspense en torno a un incidente en una farmacia.

Los tres intérpretes que dan vida a los protagonistas son Nerea Elizalde, Tania Fornieles y Koldo Olabarri. Tres personajes “marcados por un pasado del que no consiguen escapar”. “La obra habla de ellos y del dolor y de la vergüenza que sienten por lo que han sufrido. Los tres arrastran una carga consigo que solo les salvará al encontrarse mutuamente”, apuntó Fornieles, quien interpreta a una joven que sufrió abusos sexuales por parte de su padre.

“No son así porque sí. Tienen una historia detrás que les ha hecho. Mi personaje, por ejemplo, es un fracasado que roba, pero por un motivo que hay detrás”, adelantó Olabarri.

La tercera, Elizalde, es quien, por lo visto en el ensayo de ayer, aporta algo de frescura al drama con sus canciones en directo acompañada de una guitarra.

papeles con intensidad Para contar esta historia, Bernués se apoya en un espacio oscuro y cerrado como es el de la parte trasera del Victoria Eugenia, idóneo para abordar un tema silenciado en muchas ocasiones, a pesar de que con ello se limite el número de plazas para el público.

“Esta función salta de espacio a espacio en muy poco tiempo y con solo tres personajes en escena, lo que me atraía mucho. Aquí los intérpretes tienen que dejarse la piel para mostrar todo lo que se busca”, explicó Bernués, quien cree que papeles de esta complejidad no se dan entre los jóvenes: “No es habitual que gente tan joven tenga esta intensidad casi al límite durante toda la obra”.

Los actores son de la misma opinión. “Hay un equilibrio entre los tres personajes, pero es verdad que no se suelen dar papeles de esta complejidad entre los jóvenes. Lo que es muy interesante de la obra es que aborda una temática real y hable de gente como nosotros”, relató Olabarri.

“Fue Bernués quien nos propuso el texto a nosotros y me atrajo mucho. No es habitual contar historias así en una obra y con personajes tan desolados”, aportó Elizalde.

El director de la obra comparte esa percepción, aunque es consciente de que “una obra de teatro no va a solucionar nada”. Para Bernués, Como un viento helado puede ayudar sobre todo a “comprender una realidad que muchas veces cuesta indagar más allá del titular periodístico”.

La obra se representará hoy y mañana en euskera y el sábado y el domingo en castellano. La semana que viene estará en el Teatro Principal de Gasteiz y el 18 y 19 en Arriaga en Bilbao, antes de comenzar una gira por diferentes municipios de Euskadi.

la frase

pases

Hoy 20.00 horas (euskera)

Mañana 20.00 horas (euskera)

Sábado 20.00 horas (castellano)

Domingo 19.00 horas (castellano)


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902