Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Torra dejará caer a Sánchez si en un mes no plantea una oferta de referéndum

Avisa de que la condena a los presos legitimaría la autodeterminación y Moncloa replica que no acepta “ultimátums”

Igor Santamaría - Miércoles, 3 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:03h

El president, Quim Torra, y el vicepresident, Pere Aragonés, durante la sesión de ayer en el Parlament.

El president, Quim Torra, y el vicepresident, Pere Aragonés, durante la sesión de ayer en el Parlament. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El president, Quim Torra, y el vicepresident, Pere Aragonés, durante la sesión de ayer en el Parlament.

BILBAO- El Govern de Quim Torra trata de capear el temporal de críticas por los incidentes ocurridos ante el Parlament al término de la manifestación independentista que el pasado lunes reivindicó el 1 de octubre. Desde el Gobierno español, aunque se le acusa de haber “agitado a la calle” por arengar a los CDR con “presionar”, tratan de rebajar la tensión al asegurar que el president no llamó estrictamente a la violencia en aras de poder entablar el diálogo ansiado para caminar hacia la solución del conflicto catalán. Desde Moncloa le reprochan que alentara “a los radicales que creen que las calles son solo suyas y asedian las instituciones que representan a todos los catalanes”, aconsejando al Jefe del Govern a “cumplir con sus responsabilidades institucionales y no poner en riesgo el camino de normalización política emprendido” por el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

La movilización convocada por la Plataforma 1-O, que aglutina varias entidades y asociaciones, entre ellas la ANC, Òmnium y los CDR, y que pretendía reivindicar el referéndum, finalizó con cargas policiales contra un centenar de personas concentradas justo delante de la puerta de la Cámara catalana y que acabaron lanzando vallas, provocaciones, porrazos y heridos, entre manifestantes, policías y prensa. Desde Moncloa se instó a que “lo ocurrido en Catalunya demuestra que la política catalana tiene que volver a las instituciones, tiene que volver al Parlament”.

Amén de este comunicado oficial del Ejecutivo español, el propio Sánchez hizo hincapié a través de su cuenta de Twitter en que “la violencia no es el camino”, mientras que su ministra portavoz, Isabel Celáa, aseguró que “no parece que Torra haya llamado a la violencia, pero al llamar para seguir con la causa, tuvimos personas muy agitadas en la calle, que recibieron la represión debida”. Todo apunta a que ahora “no es el momento más adecuado” para que Sánchez y el máximo dirigente de la Generalitat se encuentren por segunda vez, tal y como ya estaba previsto. De hecho, el jefe del Govern pasó ayer mismo al ataque amenazando al líder socialista con retirarle su apoyo en el Congreso “si en un mes” no ofrece una propuesta “para ejercer la autodeterminación” en Catalunya. Torra fue el primero en hacer autocrítica al inicio de la sesión del Parlament aseverando que “esperemos que lo que hizo una minoría no se vuelva a repetir porque éste no es el camino hacia la independencia”. El Govern fue consciente de que “es la primera vez que nos encontramos con esta situación dentro del movimiento independentista”, con los incidentes en Via Laietana y frente al Parlament, pero los desvincularon de las palabras del president porque “una cosa es apretar y otra ser violento”, según añadió la portavoz Elsa Artadi.

“Ha quedado claro que una gran parte de la ciudadanía no está entendiendo nuestra actividad política. Es nuestra culpa, es mi culpa”, ilustró Torra, pero “la gente de Catalunya no tiene una paciencia infinita y el margen para Pedro Sánchez se ha terminado”. “El presidente Sánchez tiene que tomar compromisos concretos y valientes. Basta de vaguedades. En caso de que no haya un modo pactado antes de noviembre, el independentismo no podrá garantizar ningún tipo de estabilidad. Hay una parte mayoritaria de la sociedad que quiere construir un sueño de libertad (...) Trabajaremos para terminar la tarea que comenzamos. La decisión es suya;nosotros avanzaremos sin más espera en la construcción de la república. Tenemos un mandato y lo vamos a cumplir”, argumentó el president.

rechaza un nuevo estatutSegún Torra, “la solución no es un nuevo Estatut”, ofreciendo al Estado “ homologarse a democracias como la canadiense y la británica”, y poniendo como ejemplo el fracaso reciente del independentismo en Quebec. “Pondremos ya en marcha algunos instrumentos de construcción de un país más justo”, avanzó el jefe del Govern en alusión a una Oficina de Derechos Humanos y Políticos, y a un Consejo Constituyente para las “bases fundacionales de la república”, con figuras de prestigio. El president admitió que el proceso soberanista estará condicionado a las resoluciones judiciales de los líderes “en prisión y en el exilio”. “No aceptaremos un juicio injusto, ni una sentencia que no sean de absolución”. “Si el Estado condena a los presos políticos estará condenando a la mayoría del pueblo de Catalunya. ¿Qué creen, que no reaccionaremos”, aventuró. Torra propuso diálogo a Madrid y pidió mediación a la comunidad internacional como paso previo al proyecto de una Constitución catalana. “No daremos apoyo a Sánchez si no hay propuesta de autodeterminación”, avanzó, instando a la “movilización permanente”.

madrid descarta el 155La réplica desde Moncloa no se hizo esperar. Celáa respondió que Torra “no debe esperar a noviembre para conocer nuestra respuesta: autogobierno y no independencia”. “El Gobierno de España no acepta ultimátums”, advirtió. A juicio del Gobierno de Sánchez, “la obligación de los poderes públicos es ayudar a cerrar las heridas abiertas;las salidas dialogadas son las únicas deseables”. Y añadió: “Entre la quiebra de la legalidad y el 155 perpetuo que otros quieren imponer, hay un amplio terreno”. Mientras no haya “razones evidentes”, lo descartó.

el director de los mossos, sobre los incidentes

pp y c’s exigen otro 155

Censura a Sánchez. Albert Rivera, líder de Ciudadanos, exigió ayer a Pedro Sánchez que aplique de nuevo el artículo 155 de la Constitución en Catalunya porque queda demostrado que Quim Torra no garantiza ni la ley ni su cumplimiento, como tampoco los derechos de los catalanes. Por su parte, el PP considera, tras el nuevo órdago del president, que Sánchez, tiene que aplicar el artículo 155 de la Constitución para destituirlo, o convocar ya elecciones generales en el Estado español. Este partido cree una “humillación inaceptable” la exigencia última de Torra.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Información relacionada

  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902