Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El TSJPV admite “el fracaso de la justicia” en el crimen de Maguette

Una jueza denegó la orden de protección y otra absolvió al presunto asesino de un delito de amenazas por falta de pruebas

La autopsia confirma que las dos hijas de la joven senegalesa, de 2 y 4 años, convivieron ellas solas 24 horas con su cadáver

Ruth Gabilondo - Viernes, 28 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Agentes de la Guardia Civil delante de la vivienda donde ayer fue hallado el cuerpo sin vida de la mujer de 44 años de Torrox, en Málaga.

Agentes de la Guardia Civil delante de la vivienda donde ayer fue hallado el cuerpo sin vida de la mujer de 44 años de Torrox, en Málaga. (efe)

Galería Noticia

Agentes de la Guardia Civil delante de la vivienda donde ayer fue hallado el cuerpo sin vida de la mujer de 44 años de Torrox, en Málaga.

dONOSTIA- “Un fracaso de la Justicia, con mayúsculas”. El presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Juan Luis Ibarra, entonó ayer el mea culpa por el fallo del sistema en el crimen de la mujer senegalesa Maguette Mbeugou. La joven de 25 años fue asesinada presuntamente por su marido el pasado lunes en Bilbao, pese a que había recurrido a la Justicia a pedir ayuda. Sin embargo, una jueza denegó por un lado la orden de protección y otra absolvió a su pareja de un delito de amenazas. En poco más de 48 horas, cinco mujeres han fallecido en el Estado víctimas de la violencia machista y, en alguno de estos casos, también ha fallado el sistema judicial.

Ibarra, que participó en un acto de condena por este crimen, mostró su dolor por el asesinato de Maguette y aseguró que sentía una gran frustración como “representante del poder judicial en el País Vasco” por “no haber podido evitar esa muerte y cumplir con la función de tutela” encomendada a los jueces en su lucha contra la violencia de género. “Maguette había solicitado la tutela de la Justicia y no la obtuvo”, subrayó.

Sin embargo, Ibarra no quiso culpar a ningún magistrado en concreto por no haber protegido a esta mujer, sino que insistió en que en este caso no se puede ver “un fracaso de los jueces, sino muy singularmente de la Justicia con mayúsculas”.

La cronología del caso de Maguette da buena cuenta del fallo en el sistema judicial. La joven decidió denunciar a su marido en diciembre de 2017 ante la Policía Municipal de Bilbao y pidió una orden de protección en los Juzgados, que le fue denegada al día siguiente, tal y como solicitaron tanto el abogado de su marido como el propio fiscal, según informó ayer Efe.

En el momento de hacer efectiva la denuncia, la mujer aceptó trasladarse junto a sus dos hijas a un piso del Ayuntamiento. Este hecho hizo que la jueza interpretara que el riesgo para la joven se había reducido al no tener que vivir en la misma casa que su pareja. No obstante, señaló en el auto que en caso de que se condenara a este hombre, esto llevaría ímplícita la pena accesoria de alejamiento de la mujer. Pero no ocurrió así. El presunto asesino fue absuelto “por falta de pruebas suficientes” para demostrar las amenazas continuadas en el ámbito familiar, según señaló ayer Ibarra.

En este sentido, el presidente del TSJPV insistió en que la jueza que denegó estas medidas cautelares para proteger a la mujer no disponía de “un informe policial de riesgo, ni tampoco de un informe forense de urgencia”. “La juez tiene que tomar decisiones en procedimiento que necesariamente es sumario y urgente y, para ello, debe contar con una información y una valoración que, como hemos visto en el caso de Maguette, no se contó y no es un caso excepcional. Con excesiva frecuencia no se llega a contar con esa información y esa valoración para la adopción de esas medidas”, admitió.

Además, la magistrada no pudo contar “con el auxilio” de la unidad de valoración integral, dependiente del Gobierno Vasco y que se encarga de los servicios periciales para ayudar a los jueces en sus decisiones. Esta unidad se encuentra en los Juzgados de Bilbao y “concede cita a varios meses vista por la carga de trabajo”. “Sabemos que las medidas que los jueces adoptamos han salvado muchas vidas de mujeres y también sabemos que podrían salvar más si contáramos con los medios con los que no se pudo contar en el caso de Maguette”, insistió Ibarra.

Por otra parte, la autopsia realizada a la joven determinó que fue acuchillada entre 28 y 36 horas antes de que se encontrara su cadáver, lo que indica que no solo fue asesinada delante de sus hijas, de dos y cuatro años, sino que tuvieron que convivir ellas solas en el piso con el cadáver de su madre más de un día. El detenido por el crimen ingresó ayer en la prisión de Basauri.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902