Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Asier Illarramendi capitán de la real

“La calle presiona más y te pide resultados, por lo que no puede ser un año de transición”

La Real cuenta con un nuevo líder. Illarramendi, el faro del juego del equipo en los últimos años, asciende y se convierte en el gran capitán para el remodelado Anoeta

MIKEL RECALDE - Jueves, 13 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Asier Illarramendi

Asier Illarramendi.

Galería Noticia

Asier IllarramendiAsier IllarramendiAsier Illarramendi

donostia- Illarra, gran capitán de la Real en el nuevo Anoeta.

-Suena bien y espero que para todos sea un buen año, no solo para mí. Gusta que a nivel individual sea un buen curso, pero sobre todo importa más a nivel colectivo. Visto el año pasado cómo nos fue, que empezamos muy bien pero luego se fue apagando todo, esperamos que este año todo vaya mejor.

¿Hace mucho que no visita las obras? ¿Qué le parece el estadio?

-Estuve hace dos meses, cuando todavía faltaba bastante. Han estado trabajando todos los días a todas horas, he visto fotografías y la verdad es que me parece bonito.

¿El vestuario está tan expectante como la afición?

-Aquí estamos todo el día con el fútbol y no lo seguimos día a día, pero nos hace ilusión que, después de tantos años, quiten la pista y todo esté más cerca, algo que se notará. Estamos contentos y con muchas ganas de estrenarlo.

¿Qué era lo que más le molestaba de las pistas de atletismo?

-Veía a la gente animando a lo lejos, pero no se oía mucho. El año pasado pusieron unas gradas y, aunque pasó lo que pasó, se notaba bastante el ruido, el calor de la afición… Si están a 50 metros del campo, todo eso se pierde.

En el club calculaban en privado que se perdían unos 6-7 puntos con las pistas.

-Eso nunca se sabe. Unos años los ganarás y otros los perderás. Pero si la gente está más cerca de nosotros, se nota y te da una fuerza extra.

¿Ustedes notaban que los árbitros pitaban con menos presión?

-Sí. Al final los árbitros escuchan a la gente, les meten más presión. Aquí, con las pistas, la gente protesta, presiona, pero si nosotros no escuchamos, los árbitros tampoco. Ahora todo se vendrá arriba.

2.339 aficionados de pie detrás de la portería son muchas voces.

-Hasta ahora también había una parte que estaban de pie, pero se encontraban bastante lejos. Le pregunté a Jokin (Aperribay), y me dijo que ese fondo estaba petado, que se había apuntado mucha gente joven con ganas de animar y esperemos que nos ayude en todo lo posible. Sé que también hay gente de Mutriku por ahí y espero que anime mucho.

¿Qué le contaron de Atocha?

-En los campos pequeños se apretaba más. Anoeta será más grande y esperemos que aprieten, pero será difícil que lo hagan tanto como se hacía en Atocha. Allí no sé cuánta gente entraba, pero en un campo pequeño la gente mete más presión. Esperemos que vaya a mejor aquí.

Ahora la presión será para el equipo y su obligación ineludible será llenar la grada.

-Todo depende de nosotros. La presión es para nosotros, para que hagamos un buen año e ilusionemos a la gente. Esperemos que respondamos bien.

No está mal que sea el Barcelona el primer visitante...

-No elegimos. Si ganamos será un partido para recordar. El primer partido del nuevo Anoeta contra un rival como el Barcelona, que en los últimos años se nos ha dado bien. Esperemos que el sábado también se nos dé bien, que hagamos un buen partido y que ganemos.

En el entorno se respira pesimismo. ¿Ustedes tienen la sensación de que se les puede ganar?

-Claro que sí. En su campo, salvo en los últimos dos o tres partidos, no hemos hecho buenas actuaciones. Pero en casa, menos el año pasado, en los anteriores hemos jugado bien, hemos sellado un resultado positivo, y esperamos que el sábado sea así. Será un partido difícil, pero con la ayuda de la afición, que nos apoyará a muerte en el primer día del nuevo Anoeta y que estará ilusionada, trataremos de hacerlo bien.

Peores equipos de la Real que este ya les ha ganado estos años...

-Está claro que, a nivel individual y colectivo, el Barça es mejor que nosotros, pero está claro también que les podemos ganar. Nuestras posibilidades de ganar son inferiores a las suyas, pero lucharemos por ello y confiamos en conseguir algo positivo.

“La Real no crece en torno a Illarra, sino al de un núcleo duro formado por jugadores de la cantera y esperemos que siga siendo así”

¿Sienten que después de años sin vencer en Donostia el Barcelona le tenía muchas ganas a la Real?

-Hasta el año pasado quizá sí, pero el año pasado ya consiguieron ganar y se tranquilizaron un poquito. Pero ha habido años en los que la gente del Barça ha salido muy fastidiada de aquí por no lograr los tres puntos. Son un equipo ganador, están acostumbrados a vencer y los últimos años aquí han sufrido y salían jodidos. Pero todos salimos igual de jodidos cuando perdemos.

Usted no estuvo en la famosa tangana tras la semifinal de la Copa en los pasillos de Anoeta.

-Sabemos que los últimos han sido partidos de mucha tensión y este también será. Hemos tenido piques, pero eso queda en el campo y ahora debemos concentrarnos en ganar, en centrar nuestros esfuerzos ahí y olvidar el resto.

A usted le señalan especialmente por su pasado madridista.

-No me afecta.

Que Messi llegue sin haber viajado con Argentina...

-Hubiera sido mejor que se hubiese metido un buen viaje, pero, con Messi o sin Messi, en lo colectivo tienen un equipazo y será jodido hacerles frente. Intentaremos dar el 100% y ojalá podamos conseguir un resultado positivo.

¿Les ve favoritos para la Liga?

-Los dos grandes han empezado bien y el Madrid en los últimos años no ha ganado la Liga y tendrá esas ganas. Hasta el final pelearán los dos equipos por ello.

¿El 1-1 con Eusebio en el banquillo fue el mejor recuerdo realista con el Barcelona?

-El partido en cuanto a juego y sensaciones sí, pero en cuanto a resultado me quedo con el del 3-2 con el gol de Agirretxe.

Relevo generacional y el jefe es Illarra.

-Lo asumo. Al final va pasando el tiempo y el núcleo de hace unos años sale del club o deja el fútbol. Es ley de vida. Yo me voy acercando a la treintena. Quedan pocos jugadores del ascenso, pero lo importante y lo positivo es que va entrando gente de la cantera, que está apretando mucho, que está aportando al equipo, y los que estamos aquí desde hace más años tratamos de ayudarles y de que todo vaya bien.

Aperribay ya dijo cuando le fichó que su vuelta era estratégica y que la Real se iba a crecer a partir de Illarra.

-La Real crece en torno a los jugadores que entran de la cantera. Creo que la gente que trabaja en el club sabe que el núcleo duro tiene que ser ese. Luego traen a gente de fuera para reforzarnos, pero lo que hace fuerte a este club es la cantera y esperamos que siga siendo así.

Olabe dijo hace una semana que “Illarra y Mikel han decidido quedarse”. ¿Ha podido marcharse?

-No ha habido peligro, para nada. Ha sido un verano tranquilo. Me quedaban tres años de contrato y me dijeron a ver si quería renovar y yo encantado. Disfruto de los últimos años del fútbol en la Real, estoy contento, en casa. He estado fuera y más que aquí no he disfrutado en ningún sitio.

Lo que le está pasando se ajusta a su sueño de txiki.

-Claro que sí. Desde pequeñito he sido de la Real y mi sueño siempre ha sido jugar en la Real. Luego, cuando debuté, no pensaba que saldría de aquí, pero salí y cuando volví ha sido lo que había soñado siempre. Estoy disfrutando de la ciudad, de la Real y en general de todo.

El legado de Xabi Prieto ha cobrado casi más importancia que su propia gran carrera como txuri-urdin.

-Para los guipuzcoanos Xabi ha sido un referente y un ejemplo. Y para la gente de la cantera también. Y eso que para algunos su adiós ha tenido incluso más repercusión que toda su carrera. Xabi ha estado en el club a un gran nivel muchos años. A lo largo de ellos ha pasado por buenos momentos, otros menos buenos, y otros muy malos, sobre todo cuando el equipo estuvo en Segunda. Por un pequeño sector también fue discutido por diversas circunstancias, pero al final él decidió quedarse aquí y la gente ahora, cuando lo ha dejado, se ha dado cuenta de todo lo que ha hecho por la Real. Por eso le ha mostrado tanto cariño.

La Real necesita un extremo. Lo de convencerle para que vuelva parece más difícil, ¿no?

-Me temo que el tema está jodido, aunque a este siempre le ha gustado cuidarse, por lo que en dos días estaría preparado.

En cambio, lo de Imanol Agirretxe para ustedes habrá resultado casi dramático.

“Cuando era txiki era de la Real y mi ilusión siempre ha sido jugar aquí. Luego salí, pero desde que volví está siendo lo que había soñado”

-Ha sido una pena y una noticia inesperada para todos porque todavía le quedaban dos años de contrato. Cuando se lesionó estaba en el mejor momento de su vida, metiendo muchos goles. Todos esos años le traían delanteros de fuera para competir con él y siempre acababa jugando por su trabajo e insistencia. Nos da mucha pena que una persona con esa fuerza tenga que acabar así, porque a nadie le gusta ese final por una lesión. A todos nos gustaría colgar las botas en el campo. Y para nosotros también ha sido un referente. Se ha pasado dos años alejado de los terrenos de juego y nos impresionaba ver cómo trabajaba todos los días y cómo se esforzaba. Ha sido el mejor delantero de Zubieta que yo he conocido. Tiene mucha calidad, ha marcado muchos goles y se ha dejado la vida por la Real.

Se analiza la lista de bajas desde el verano pasado y da un poco de vértigo… ¿Se ha reforzado suficientemente el club?

-Es verdad que se ha ido gente importante y con mucho peso en el vestuario. Tampoco se ha fichado mucho, pero ha entrado gente de la cantera. Si en su momento se hubiera fichado más, quizá no estaríamos muchos de los que jugamos ahora, como yo mismo. Este club da oportunidades a los canteranos y hay que aprovecharlas. Estamos tranquilos en lo que respecta al equipo que tenemos, aunque es cierto que estamos teniendo mala suerte con las lesiones. Es una lástima porque algunas son de larga duración. Sabemos que si queremos hacer algo bonito, tenemos que estar todos bien y las lesiones restan. Pero, bueno, al campo salimos once, tenemos tres cambios, y no vamos a jugar en inferioridad. Intentaremos remar todos juntos.

Cuatro puntos en tres partidos fuera. Podían haber sido más, pero el debate es el juego. ¿Cómo lo están viviendo? Les está costando...

-En los últimos años veníamos jugando teniendo la posesión del balón, llegando hasta la otra portería con pases cortos. Garitano ve el fútbol de otra manera, pero creo que al final será una mezcla de todo. No vamos a tener mucha posesión, pero iremos a más. Hasta ahora no hemos hecho grandes partidos, pero han sido fuera de casa. Cuando empiezas ganando los encuentros, por la inercia, siempre te metes un poco atrás. En los primeros partidos nos ha costado un poquito, pero a lo largo de la temporada iremos a más, se verá un equipo mejor, que tenga más el balón.

Además, en Anoeta será diferente.

-En los tres partidos hemos tenido opciones de ganar, empatar o perder. En Leganés, si hubiésemos metido el 1-3 aquel, podríamos haber ganado y en Eibar también tuvimos el 1-2. Hemos competido en los tres duelos, aunque las sensaciones no han sido las mejores. Esperemos hacer algo más.

Veo que Garitano habla mucho con usted. ¿Hablan sobre el juego y sobre que no están a gusto?

-Sí, hemos hablado con confianza y hemos compartido nuestra opinión, cómo ve, desde su punto de vista, al equipo cada uno de nosotros. Todos estamos a lo mismo, todos luchamos para sacar lo mejor de la Real. Hablando todo irá mejor.

Personalmente, creo que Garitano les ha sorprendido para bien.

-Sí, sí, sí (rotundo). Es un entrenador que cuando pasa algo lo habla contigo, es muy cercano, te pide tu opinión. Eso al jugador le gusta.

¿Cree que una victoria en casa puede soltarles más?

-Sí, al final esta temporada hemos transmitido ilusión, aunque, en cuanto a juego, no hemos estado a la altura. En cuanto vayan pasando partidos, el equipo irá a más, cogiendo más confianza, porque es verdad que ha habido un cambio, no solo en el juego, sino también en el equipo. Hay que asumir todo, avanzaremos poco a poco.

¿Un 4-4-2 encaja bien con esta plantilla o se nota la falta de costumbre?

-Bueno, también es verdad que ha habido bastantes lesiones y hay gente que no ha jugado en su sitio, que ha jugado en otra demarcación y eso cuesta. Veníamos de jugar los últimos casi tres años con un sistema de juego muy diferente y nos está costando un poquito, pero confío en que el equipo irá a más.

Nombres... Zubeldia. Pregunta recurrente: si se estorban. A su lado, Illarra parece menguar.

-Muy parecido a mí no es. En lo de jugar de cara sí, pero no tenemos las mismas características. En cuanto a este inicio de Liga, creo que tampoco nos hemos encontrado ninguno muy a gusto en el campo. Aunque hemos podido ganar los tres partidos, no hemos tenido momentos de buen juego y hemos estado incómodos la mayoría.

Mikel Merino. Le está costando entrar.

-En Eibar no jugó por problemas en el cuello y en Leganés entró de suplente, pero en los entrenamientos le veo muy bien y el míster lo ha estado probando en diferentes puestos, distintos sistemas… Pero le veo muy bien, es muy joven y tiene una proyección enorme, como Igor o cualquier otro jugador de aquí con esa edad. Como el equipo, irá a más.

Y a Pardo. Le cuesta ser un fijo.

-Bueno, en los últimos años, con Eusebio, no se contó mucho con él. Yo le veía entrenar y lo hacía muy bien, con una actitud positiva siempre, a pesar de su situación. Este año está con más ganas aún de entrar en el equipo, en los primeros partidos ha ido entrando y aquí todos estamos para aportar. Le veo muy bien.

¿Qué grado de importancia le da al hecho de que Mikel Oyarzabal se haya quedado?

-Mucha. Es un referente ahora mismo, con 21 años, y en cuanto pasen unas temporadas, todavía será más referente. A pesar de su edad, es un tío que tiene una buena mentalidad de trabajar, de mejorar día a día. Para la gente de aquí ver un chaval de esa edad con buena mentalidad, es muy importante.

Cuando va a Mutriku y le preguntan por el ejército de entrenadores que hay en el equipo…

-Es imposible desconectar del fútbol… No solo en el pueblo, en todas partes. Cada uno está para aportar. Cada uno entiende del apartado que le toca y se encuentra en la Real para aportar. Sí que es verdad que ha entrado gente nueva, con ganas y con ilusión de hacer cosas y aportar su granito de arena. Ahí están todos esforzándose y esperamos lograr una Real mejor.

“Aunque hemos podido ganar los tres partidos, no hemos tenido momentos de buen juego y hemos estado incómodos la mayoría”

¿Le ha sorprendido alguno?

-La verdad es que no conocía a nadie de antes… Todos están para aportar. A Llopis le conocí en pretemporada, pero al acabar me fui.

Aperribay habló de un año de transición, pero con el mayor presupuesto de la historia sabrán que la exigencia va a ser muy alta.

-Sí, sí, es un momento de transición porque ha salido gente que llevaba muchísimos años aquí, jugadores muy importantes para el equipo y sí que se puede decir que es un año de transición, pero lo que está claro es que hay más presión en el club, en los aficionados... La calle cada vez te presiona más y te pide resultados, por lo que no puede ser un año de transición. La Real va creciendo, todo el mundo quiere progresar.

Así que tenemos que volver a pensar en Europa.

-Sí, sí, está claro que nos debemos exigir eso.

¿En qué momento de su carrera se encuentra? ¿Se siente maduro?

-Sí. Cuando era joven me costaba más llegar físicamente al final del partido;ahora leo mejor los partidos. A lo largo de mi carrera he conocido a mucha gente, he jugado muchos partidos, he analizado también muchos, en definitiva, los leo mejor.

¿Le supuso mucha decepción no ir al Mundial?

-No, sabía que era difícil. En la última convocatoria tampoco había entrado y, aunque sabía que había opciones, también era consciente de que eran remotas. He aprovechado el verano para descansar y para llegar con las pilas cargadas aquí.

Fue de los pocos a los que llamó Lopetegui para comunicárselo.

-No sé si llamó a los demás, pero sí, me llamó el día antes para decirme y eso se agradece. Me dijo que hasta entonces había contado conmigo y que en esta ocasión no iba a ir.

¿Tiene como objetivo volver con Luis Enrique?

-Es difícil. Mi objetivo es dar lo mejor de mí aquí, intentar que el equipo esté bien, que consiga sus objetivos y lo que venga después, bienvenido sea. Pero lo primero es hacer bien las cosas aquí.

¿Hay porra o pique sobre el primer gol en Anoeta? Parece mucho más complicado que anotara en su vuelta con el Madrid a que estrene el nuevo marcador del campo.

-Qué va… Ni lo hemos hablado. Con que marque alguien un gol y ganemos 1-0 nos vale.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902