Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

‘Guria ostatuan’, el refugio de Ruper Ordorika

De aire soul, el décimo quinto disco del oñatiarra combina letras propias y de otros autores

Andrés Portero José Mari Martínez - Miércoles, 16 de Noviembre de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Ruper Ordorika, ayer, en la presentación de su nuevo disco en Bilbao.

Ruper Ordorika, ayer, en la presentación de su nuevo disco en Bilbao.

Galería Noticia

Ruper Ordorika, ayer, en la presentación de su nuevo disco en Bilbao.

BILBAO- Ruper Ordorika (Oñati, 1956) busca refugio en la taberna Guria, un lugar entre real y metafórico en el que logra “hablar con los míos, alejado del ruido y un mundo que miente”. Parido en Nueva York una vez más, Guria ostatuan(Elkar), su décimo quinto disco de estudio, está grabado con contrabajo, el protagonismo de unos teclados soul, una batería que usó Van Morrison y el apoyo en las letras de Joseba Sarrionandia, Eva Linazasoro y Gary Snyder. Lo presentará el viernes en el teatro de Ermua para luego viajar a Soraluze, Bilbao, Donostia, Gasteiz y Leioa.

Ordorika nos invita a tomar asiento, a brindar y a escuchar en Guria ostatuan, un disco cuya portada firma el pintor alavés Carmelo Ortiz de Elgea, que protagoniza estos días una retrospectiva en el Bellas Artes bilbaino. El músico sintió “la urgencia” de grabarlo en primavera (“asusté a Elkar, la verdad”, reconoció) conjuntando melodías de los dos últimos años con algunas letras con las que batallaba desde hacía más tiempo.

El autor de Ez da posible volvió a coger billete a Nueva York y grabó en el Bedford Studio de Brooklyn. Es su cuarta vez;y la octava junto al batería y vibrafonista Kenny Wallace, habitual de John Zorn y que ha tocado con Tom Waits, Bill Frisell o Norah Jones. El equipo transoceánico se completó con el piano y teclados de Jamie Saft y el contrabajo y la guitarra de Tony Scherr. “Como siempre, estas canciones empezaron con mi sparring, Alberto de la Casa, y luego se completaron en Gasteiz, con Arkaitz Miner y sus violines, violas y mandolinas. Él es el responsable de los arreglos orquestales de Hamar negu,un divertimento en el que nos acercamos a la Motown, a lo que oíamos de pequeños”, explicó Ruper.

Guria ostatuan es un disco en el que “he trabajado mucho la forma de las canciones, redondeando sus esquinas, que es mi forma de hacer en los últimos tiempos”, recordó Ordorika, que añade novedades en este CD grabado en vivo. “Los músicos no conocían las canciones, que llevé con guión y el tono que quería. Y está grabado con contrabajo, algo que no es anecdótico -según apunta Ruper- porque grabar juntos marca mucho, ya que hay una interacción que conduce el disco”. También incorpora un claro sonido negro y soul en varios temas y “unas guitarras flipantes” del contrabajista. “Tuve cierta sensación de riesgo y vértigo”, reconoció el oñatiarra.

El álbum habla de puertas que se abren y puentes que comunican el río ancho que es la vida;de miedos y dolor;de gente superada y afligida que necesita de un ángel de la guarda;de la destrucción de la naturaleza;de refugiados jugándose la vida;de amigos y parejas que ayudan a sobrellevar la existencia… “Habla de la gente que tienes más cerca, de hablar y apartarse del ruido y de un mundo que miente. Desde tu refugio propio, trata desde cosas personales y de la pérdida de la gente que quieres hasta lo difícil que es decir no”, explicó el cantautor.

“Me gustaría pensar que son mis letras más directas porque es mi objetivo como músico en estos momentos, el de tratar de bajar al detalle”, indicó a este periódico. “Aunque, a veces, a las canciones les gusta la poesía y no te puedes basar en la mera crónica. Lo he hecho, sí, pero me resulta difícil partir de ahí. Al final, se trata de que sean capaces de comunicar, pasar el puente y que melodías y textos logren el eco”, apostilló.

A las ocho letras de Ruper se unen tres adaptaciones. Joseba Sarrionandia, un habitual, repite con Kontserba fabrikaren aurrean, que intentó “sin éxito” cantar hace dos décadas. El veterano poeta estadounidense Gary Snyder firma Munduko ostatuetan, letra que “me rondaba por la cabeza desde hace mucho y que llevé de Alaska a mi terreno tras lograr su permiso”;y Mare nostrum, de Eva Linazasoro, narra “el viaje de unos inmigrantes” contado por la propia patera. “Leonard Cohen decía que jamás había tenido una idea. A veces quieres hacer una canción en torno a una idea y van saliendo aspectos que poco tienen que ver con ella. Con esta última letra y canción, he logrado hablar sin ser juez ni parte”, agregó.

Existió en OñatiGuria ostatuan, el refugio de Ruper, es un título que decidió a última hora. Existió en Oñati. “Los de mi generación lo conocemos muy bien, aunque se refiere a ese refugio que necesitamos y que hay en casi todos los lados. En Usurbil, Tolosa, Hernani…”, enumeró. Su autor, que elucubró con grabar en el futuro con un productor ajeno para “llevarme el susto de oír mis canciones”, indicó que en Brooklyn se enteró que la batería con la que se grabó el disco, al igual que el ya viejo Dabilen harria (1998), fue la utilizada en el mítico Astral weeks, de Van Morrison. “Son palabras mayores. Kenny se enteró por la viuda del manager del batería de Morrison”, aclaró.

La presentación del disco en directo se inició el fin de semana pasado en Usurbil y proseguirá este en el teatro de Ermua, el viernes. En diciembre, Ruper actuará el día 3 en el Zinema de Soraluze y en el Kafe Antzokia bilbaino, el 13, mientras que en enero lo hará el día 6 en el teatro Victoria Eugenia donostiarra y el 21 en la Jimmy Jazz de Gasteiz. Las fechas anunciadas se cierran en Leioa, el 5 de febrero.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902