Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Segunda jornada

Centésimas de gloria

 hondarribia obtiene su decimosegunda Bandera de la Concha tras voltear la desventaja en una regata agónica

Jon Ander de la Hoz I. Azurmendi/E. Veintemillas - Lunes, 10 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El remero Beñat Egiazu se abraza a un joven aficionado.

El remero Beñat Egiazu se abraza a un joven aficionado.

Galería Noticia

El remero Beñat Egiazu se abraza a un joven aficionado.La afición de Hondarribia recibió a los suyos en la rampa.Los aficionados hondarribiarras saludan a Orbañanos.La tripulación bidasotarra festeja el triunfo sobre el agua.Los remeros, a su llegada a tierra.Amunarriz celebra la victoria tras conocer los tiempos oficiales.La ‘Ama Guadalupekoa’ se dirige hacia la rampa del muelle con la bandera de La Concha a bordo.Hondarribia llega a la rampa donde les aguarda una marea verde.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Donostia- Hondarribia es campeona de La Concha. Los bidasotarras hicieron honor a su conocida campaña de captación y empujaron con el corazón verde para lograr su decimosegunda victoria en la olimpiada del remo. El muelle donostiarra se tiñó de verde nada más terminar la regata, y los hondarribiarras celebraron con júbilo una victoria que se les resistía en el último lustro. La cara de los remeros reflejaba un cóctel de sentimientos que explotaron tras una travesía de once meses con un sueño: ondear la más preciada bandera en el Ciudad de San Sebastián.

Fue un triunfo trabajado, de los que dejan mejor regusto que una plácida victoria. El temido cambio de viento acabó antes de comenzar la regata masculina. Un peligro menos. No obstante, los corazones de sus seguidores estuvieron cerca de infartar tras la agónica regata vivida ayer en Donostia. La Ama Guadalupekoa se llevó la bandera al superar a Zierbena por un segundo y 76 centésimas. La clasificación final resultó aún más estrecha;90 centésimas separaron a ambas embarcaciones en el cómputo global. Los dos botes estuvieron uno al lado del otro a la espera de la confirmación. Al final, la tensión de los guipuzcoanos se tradujo en una explosión de alegría.

La regata en sí fue una fábrica de futuros remeros. De los que hacen afición. Nada más soltar la estacha las dos traineras llamadas a la pugna destacaron sobre Santurtzi y Cabo. Sus proas se alternaban en proa de regata ininterrumpidamente, una tendencia que se mantuvo durante la mayor parte de la regata. Los segundos apenas fluctuaron en un campo de regateo preparado para el trabajo.

Un segundo separaba a los botes en puntas, pero Zierbena se manejó mejor en la transición hacia las balizas exteriores. Un par de minutos antes de la ciaboga el cuadro galipo comenzó una progresión que le llevó a maniobrar en primera posición. Hondarribia apretaba, incluso lograba alcanzar la proa vizcaina, pero nada más. Los marrones, a un ritmo más alto, respondían a cualquier amenazada verde.

En los últimos metros del largo inicial los galipos estiraron su renta hasta 2,89 segundos. Una diferencia que podría comenzar a ser peligrosa teniendo en cuenta el resultado de la primera jornada. Por detrás, Cabo y Santurtzi no lograban sujetar a sus rivales, inmersos en la pugna por la bandera, y se dejaron 15 y 24 segundos respectivamente.

Hondarribia no escatimó en fuerza y, tras un buen viraje, se hizo con la primera ola para acortar distancias. Recortó la desventaja hasta un segundo y de nuevo se pudo ver un toma y daca que no cesó hasta el final de la contienda. De puntas a la isla, Hondarribia encadenó unos buenos minutos que le sirvieron para hacerse con la proa. A la altura de Santa Clara, la Ama Guadalupekoa comandaba la serie con tres segundos de ventaja. Sin embargo, Zierbena inició antes su txanpa final y consiguió neutralizar el empuje bidasotarra.

La reacción galipa obsequió a la afición con un final explosivo. Ambas traineras subieron de ritmo y el baile del GPS no paró hasta meta. Hondarribia sufría para aguantar su ventaja, pero Zierbena montaba antes en las olas. La tripulación verde sabía que había que coger todas las olas en los metros finales;de no hacerlo, el triunfo se esfumaría sin remedio.

La Ama Guadalupekoaaguantó, y terminó su ventaja con dos tostas de ventaja. Era la hora de calcular la distancia en tiempo;hubo periodistas que, desde el agua, comunicaron su triunfo a Ioseba Amunarriz, pero este pedía calma hasta que llegara la confirmación oficial del entrenador Mikel Orbañanos. Cuando se confirmó la victoria, la trainera hondarribiarra fue el continente de la euforia que se adueñó de los pupilos del técnico oriotarra.

La diferencia final, de 90 centésimas, es la segunda más corta de toda la historia. La histórica remontada de Castro en el 2001 es la única edición con una renta más ajustada;en aquella ocasión, los castreños superaron a Orio por 89 centésimas, una menos que ayer.

Mientras los remeros de Hondarribia celebraban la victoria, el resultado cayó como un jarro de agua fría en Zierbena. Jamás en la historia el diminuto pueblo tuvo ocasión más clara para ondear la bandera blanquiazul. En 1950 obtuvo el hasta ayer su mejor puesto en Donostia;quedaron segundos tras los locales de la Esperanza, pero la distancia entre los dos botes fue mucho mayor.

Hondarribia logró su 12ª Bandera de la Concha sin ganar ninguna de las dos jornadas, tal y como lo hiciera en sus dos victorias anteriores. La tripulación ganadora la conformaron Alex Udabe, Beñat Egiazu, Manex Alday, Xabier Etxebeste, Galder Ezponda e Iñaki González por babor;Iñigo Sagarzazu, Bikendi Alza, Iker Mariezkurrena, Iñigo Vertiz, Urko Redondo y Agoitz Irazoki remaron por estribor, mientras que Gonzalo Carrión hizo las veces de proel y Ioseba Amunarriz logró su tercera Concha como patrón.

Bermeo, en la primera Urdaibai fue la embarcación más rápida en la tanda que dio comienzo a la regata masculina. Los txos superaron a Orio por tres segundos y se hicieron con el mejor registro de toda la jornada. Ni Hondarribia ni Zierbena fueron capaces de mejorar el registro azulón.

El equipo de Joseba Fernández se llevó la tanda de consolación comandándola desde el principio. La Bou Bizkaia se despegó de sus rivales nada más comenzar la serie, solo Orio fue capaz de aguantar el chaparrón bermeano en los minutos iniciales. La San Nikolas maniobró a tres segundos de Bermeo, el mismo tiempo que perdió al final de la serie. Donostiarra maniobró a trece de los primeros y San Pedro, a 18.

A la vuelta, Orio atisbó una reacción que no terminó de concretarse. Se acercó a Bermeo e incluso consiguió alcanzar a la embarcación txo a falta de cinco minutos para el final, pero los ayer patroneados por Lur Uribarren acabaron imponiéndose gracias a su fortaleza física. Tras ellos, Orio llegó a tres segundos marcando el segundo mejor registro de la mañana, y Donostiarra atravesó la llegada a 35.

Los locales fueron quintos en la regata de ayer tras superar a equipos como Cabo o Santurtzi, última ayer. Por detrás de Donostiarra, San Pedro dio sus últimas paladas de la temporada a 41 segundos de Bermeo, que se llevó la regata en una Bandera de la Concha que fue a parar a Hondarribia tras una jornada histórica.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902