Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Uxue Barkos Berruezo Presidenta del Gobierno de Navarra

“Si mantenemos la ilusión por seguir mejorando Navarra, al cambio todavía le queda mucho recorrido”

Barkos afronta optimista el tramo final de la legislatura, convencida de que los ciudadanos sabrán valorar que hoy Navarra es un lugar mejor que hace tres años

Ibai Fernandez Iñaki Porto - Domingo, 9 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Uxue Barkos.

Uxue Barkos. (IÑAKI PORTO)

Galería Noticia

Uxue Barkos.

Pamplona- La presidenta del Gobierno de Navarra reflexiona sobre el pasado, el presente y el futuro del cambio iniciado en 2015 desde un moderno despacho de la planta noble del Palacio de Navarra.

¿Qué representa el cambio para Uxue Barkos?

Una gestión eficiente y capaz basada en el diálogo y en el acuerdo. El cambio es la demostración de que es posible ser enormemente ambicioso y progresista en políticas sociales desde una gestión responsable de las cuentas públicas. Y que se puede ser firme y exigente con el Estado desde la lealtad institucional. Hemos hecho realidad lo que, interesadamente, nos decían que era imposible. Que se puede gobernar de otra forma.

¿Y ha sido más difícil de lo que esperaba?

Ya sabíamos que no iba a ser fácil, entre otras cosas porque la propia Administración llevaba 40 años trabajando de una manera, más otros 40 de franquismo, y estos cuatro han sido un punto de inflexión. Ha habido una ruptura muy importante, pero a veces el cambio ha sido lento.

“Hemos hecho realidad lo que nos decían que era imposible, una política social ambiciosa desde la gestión responsable de las cuentas”

¿Cree que los ciudadanos han visto cumplidas las expectativas?

Supongo que algunos sí, otros no, y otros en parte. Es normal. Pero sí creo que la mayoría de la sociedad entiende que hay cosas que requieren tiempo, y según para qué, cuatro años son muy poco. Porque llevar un ritmo que satisfaga al conjunto de la sociedad a veces requiere esperar. Las prisas nunca fueron buenas consejeras. Es lo que le pido a quien apoyó el cambio, que mantenga la ambición y la ilusión por seguir mejorando y modernizando Navarra. Sería un error olvidar de dónde venimos y subestimar todo lo que hemos hecho. Porque el cambio tiene recorrido para mucho más de cuatro años.

¿No le preocupa que a partir de ahora afloren las diferencias en el seno del cuatripartito?

Diferencias las ha habido desde el primer día, y algunas incluso están recogidas en el propio acuerdo programático. Nunca lo hemos escondido, ni hemos renunciado a nuestra propia identidad. Pero siempre se ha actuado con responsabilidad, incluso en las diferencias. Y eso es algo que quiero poner en valor porque nos ha dado estabilidad, y la estabilidad es esencial en la acción política. Es uno de los mejores regalos y esfuerzos que el cuatripartito ha hecho a la sociedad.

¿Rozalejo (Gaztetxe Maravillas) ha dañado esos puentes?

Desde luego, ha sido una prueba.

¿El desalojo era la única salida?

El Gobierno siempre tuvo claro que es un edificio público y que por lo tanto debía mantener la titularidad pública. Pero eso no era obstáculo para sentarse a dialogar. Lo hemos hecho con muchos colectivos, a los que se les han cedido espacios, y también con ayuntamientos para su cesión posterior para espacios autogestionados. Pero no se pudo.

¿Por qué no?

“Hemos hecho realidad lo que nos decían que era imposible, una política social ambiciosa desde la gestión responsable de las cuentas”

Porque ha habido un interés de desgastar al Gobierno, de incomodarlo. No es casual que, tras años sin ocupaciones justo el día que los consejeros toman posesión se ocupe ya un edificio del Gobierno. Ni que las ocupaciones posteriores siempre, qué casualidad, hayan sido en edificios titularidad del Gobierno, que no cuenta con competencias en esta materia. Ha habido un interés por molestar al Gobierno, al que algunos quieren vincular exclusivamente con Geroa Bai.

¿Diría que hay tensión en Navarra?

Pues no, para nada. Hay gente que no está de acuerdo con las medidas que toma este Gobierno. Eso legítimo y es normal. Pero en la calle yo no veo tensión, sinceramente. Ni ningún Apocalipsis tampoco.

¿Se ha avanzado en convivencia?

En Memoria Histórica sin duda. Porque en 40 años no se había hecho nada. Tampoco con gobiernos socialistas. Es muy duro decirlo, pero es así. Hay ciudadanos que llevan más de 80 años buscando los restos de sus familiares. En este tema hemos avanzado mucho. También en la memoria reciente, tanto con las otras violencias como con las víctimas de ETA, algunas de las cuales este Gobierno ha atendido por primera vez.

Sin embargo, la crítica a su gestión ha sido muy dura por parte de algunas víctimas de ETA.

Ha habido quien no ha querido que pudiéramos trabajar con las víctimas del terrorismo con el argumento de que tenemos un acuerdo con quien no condena la violencia. Pero EH Bildu es un partido legal, y el Gobierno ha sido claro y rotundo en su condena desde el primer día. Quizá lo que algunos buscaban era romper la mayoría de gobierno. Al final ha acabado en una ruptura de la AVT y eso es algo que no es positivo para las propias víctimas.

“Mi apuesta sigue siendo el cuatripartito. La propuesta que hicimos en 2015 ha funcionado bien y ha dado muy buenos resultados”

¿Tiene fecha para la reunión con Pedro Sánchez?

No, y hay cuestiones importantes que debemos atender. Como la relajación de la normativa presupuestaria para que podamos disponer del superávit de 2017. Tenemos dinero y tenemos proyectos preparados para la banda ancha, inversiones en los ayuntamientos o mejoras de infraestructuras que no podemos acometer por un problema de interpretación de una ley.

¿El PSN puede ser un aliado para desbloquear esta situación?

El Gobierno tiene una relación bilateral con el Estado, no necesita intermediarios. Pero en vez de tanta foto con ministros, lo que el PSN sí podría hacer es exigir que se desbloquee una cuestión que es solo de voluntad política. Ahí su responsabilidad es evidente. Porque recuerdo que presentaron una moción pidiendo que nos gastáramos el dinero. Hay que ser más serios.

¿Sigue apostando por un Gobierno de 33 escaños que sume al PSN al cuatripartito?

El PSN ha perdido una magnifica oportunidad en esta legislatura para demostrar que su aval a las políticas de la derecha ha acabado. Y es una pena, porque estos cambios de posición en periodo preelectoral pierden mucha credibilidad.

¿Qué le parece que María Chivite plantee abiertamente un Gobierno con Geroa Bai?

Que se equivoca, porque con el reparto actual eso no es posible, y ponerse en futuribles cuando quedan un curso entero no tiene mucho sentido. Y menos cuando deja la puerta abierta a acuerdos con Ciudadanos y con UPN. No tendría por qué cerrar puertas, pero cuando lo hace con unos pero las deja abiertas con otros, suele ser por algo. Hay algunas amnesias que dan miedo.

¿Cree que el PSN volvería a gobernar con UPN?

Desde luego es una opción que deliberadamente han dejado abierta.

¿Descarta un Gobierno de Geroa Bai con el PSN?

No veo un escenario que rompa por la vía del bloqueo la mayoría actual. Y tengo claro que nunca me sentaré con quien me imponga líneas rojas para hablar con nadie. Quien de partida veta a los representantes de un porcentaje muy importante de la población navarra no tiene cabida en el proyecto político en el que yo creo. Se podrán llegar a acuerdos o no, pero tender la mano al dialogo a unos negándola a otros me parece la mayor expresión de ineptitud política.

¿No piensa en cambiar a EH Bildu por el PSN, como se ha insinuado desde la formación abertzale?

Francamente, no creo que Geroa Bai se merezca acusaciones de este tipo. Nunca hemos hecho un gesto en ese sentido, ni de veto hacia nadie.

¿La apuesta sigue siendo entonces mantener el cuatripartito?

No tengo ninguna duda en eso. Hicimos un esfuerzo que ha dado muy buenos resultados. Incluso en las diferencias hemos sabido encontrar el punto de encuentro. Ha habido aciertos y desaciertos, pero ha sido una buena experiencia política.

¿También la fórmula de Gobierno, con consejeros independientes y sin cuotas por partidos?

Considero que ahí el tiempo nos ha dado la razón, porque ha facilitado mucho la gestión y la cohesión de un Gobierno sustentado en una mayoría muy compleja, de tres coaliciones y un partido de corte asambleario. Pretender trasladar la proporción parlamentaria a cuotas de Gobierno hubiera sido un error.

¿Personalmente es optimista?

Creo que hay una mayoría de ciudadanos que entiende que estamos construyendo una Navarra diferente. Mejor, más solidaria y más abierta. Y que es consciente de que merece la pena seguir, incluso desde la perspectiva de posiciones políticas que no son las nuestras.

¿Y cuál es la alternativa al cambio?

Volver al punto cero. UPN no hace una apuesta por ilusionar a la sociedad, ni por proponer nada nuevo. Su único planteamiento es volver a lo de antes. A la misma gestión de lo publico, incapaz de generar espacios de trabajo conjunto. A enfrentar a las universidades, a las lenguas y a los ciudadanos. En definitiva, a vivir de la confrontación.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902