Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Piedras en el camino

CAMBIOS DE AIRES, LESIONES, ENTRENADORES QUE NO CONTABAN CON ÉL... | Agirretxe pone punto final a una carrera sobresaliente, forjada gracias a su persistencia sorteando obstáculos

Marco Rodrigo Ruben Plaza/Efe/N.G. - Jueves, 30 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h

De infantil, con el Antiguoko (en el centro de la fila inferior).

De infantil, con el Antiguoko (en el centro de la fila inferior).

Galería Noticia

De infantil, con el Antiguoko (en el centro de la fila inferior).Con el Athletic, de cadeteCelebrando un gol con el Castellón, cedido durante la 2006-07.Ya con el primer equipo de la Real, en 2008.Gol a Cartagena en el descuento (1-0), el año del ascenso.En la Champions ante el Manchester United.La lesión en el Bernabéu.Dos meses después le marcó al Málaga.Primer tanto tras reaparecer, el verano pasado en Holanda.Ante el Alavés en Zarautz, su penúltimo partido.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

donostia- “Es el futbolista con más títulos personales que he conocido durante mi carrera. Si a la mayoría de la gente le pasa la mitad de la mitad de lo que le ha ocurrido a este chico, hace tiempo ya que habría tirado la toalla. Imanol representa a la perfección ese refrán que dice que la vida no tiene que ver con las veces que te caes, sino con las veces que te levantas”. Juanma Lilloresponde al otro lado del hilo telefónico y muestra su pesadumbre por la noticia. “Qué pena, joder”, se le escapa. Lo siguiente que hace es definir la trayectoria del recién retirado Agirretxe desde el prisma de los obstáculos que ha tenido que superar. “Es como el Ave Fénix”.

El ya exjugador de la Real puso ayer punto final a una trayectoria deportiva de más de dos décadas, si es que situamos su inicio en el verano de 1996. Fue entonces cuando el usurbildarra ingresó en las filas del Antiguoko, para dedicarse casi de lleno a la disciplina que posteriormente le vería triunfar, el fútbol. “Creo recordar que hasta entonces también le daba a la pelota, y que hacía sus pinitos con el balonmano”, explica a NOTICIAS DE GIPUZKOA Kepa Esnaola, su primer entrenador en el club celeste.

Otra clase de delantero

El técnico del Antiguoko no olvida aquella tarde estival en la que le comunicaron que un par de chavales de Usurbil iban a hacer algo parecido a una prueba de ingreso en el club. “Eran él y Txusta, el actual portero del Real Unión que también estuvo en las categorías inferiores de la Real, en el Beasain y en el Eibar. Txusta es de la generación de 1986. Imanol, de la de 1987, la del equipo que yo entrenaba. Pero, para no separarles el primer día, pusimos a Agirretxe a jugar con los mayores. Subí al Seminario a presenciar aquel entrenamiento y enseguida supe que nos íbamos a quedar con él. Se veía que valía”.

De aquel Agirretxe recién llegado, con solo nueve años de edad, el técnico del Antiguoko destaca en lo personal las dificultades con el castellano. “Solo hablaba euskera. Y sus compañeros no lo dominaban”. Del Agirretxe futbolista, mientras, Esnaola subraya unas características distintas a las que le han permitido triunfar. “Era larguirucho, alto y muy delgado, pero no iba especialmente bien de cabeza. Tenía la destreza con el balón en los pies que luego ha demostrado, ya contaba con ese olfato goleador... Y también atesoraba una gran velocidad. Tiraba desmarques al espacio y hacía muchísimo daño”.

Durante su quinta campaña en el Antiguoko, la segunda como infantil, Agirretxe pegó “un estirón importante”. “Con apenas catorce años se acercaba ya a los 1,80 metros de estatura”. Y esto, subraya Esnaola, le generó problemas. “Digamos que él no dominaba su cuerpo, sino que su cuerpo le dominaba a él. Tuvo dificultades de motricidad, sufría de las ingles, se produjo alguna rotura fibrilar... Éramos un club convenido con el Athletic, y decidimos que podía ser el momento para que ingresara en Lezama. Allí iban a poder hacer un mejor seguimiento de todas estas dolencias”.

Superando barreras

Un Agirretxe renqueante había marcado más de 80 goles durante su último año como celeste. Y en Bilbao siguió a lo suyo. Aunque terminó estimando que la confianza en él del Athletic no resultaba suficiente. “Crecí mucho como futbolista durante mis dos años en Lezama. Marqué goles, estaba en la selección, ganaba trofeos... Veía que daba pasos importantes. Tenía propuestas del extranjero. Pero la oferta que me presentó el Athletic para seguir era casi igual a la que hacían a los demás compañeros. No percibí una apuesta especial. Cuando llegó la Real, me hablaron de un buen proyecto deportivo. Y si a eso sumas que podía volver a casa...”. El usurbildarra repasó así en Onda Vasca, en noviembre de 2015, su pasado rojiblanco.

Desde Zubieta le llamó Roberto Olabe, director deportivo en aquel 2003. E Imanol ingresó en la Real para debutar en el primer equipo solo dos años después, con únicamente 18. Sin embargo, no fue hasta 2008 cuando, de la mano de Juanma Lillo y tras una mala cesión previa al Castellón (solo jugó nueve partidos en media temporada), empezó a tener continuidad. “El juego colectivo termina cuando alcanza a la mayoría de delanteros. Imanol, en cambio, es de esos puntas que mejora las acciones de su equipo”, asegura el técnico tolosarra, quien empezó dosificando las apariciones de un futbolista que incluso tenía por delante a Borja Viguera en la línea de sucesión marcada por el club. “Agirretxe ya había tocado el cielo. Tres veranos antes había estado en Corea jugando un amistoso de pretemporada ante Boca Junios, siendo un crío aún. Yo le dejaba que volviera a tocar la élite, dándole minutos arriba, pero se los alternaba con bajadas al Sanse para estimularle un poco y que terminara rompiendo de verdad”.

Una pieza importante

Agirretxe terminó “rompiendo de verdad”. No se vino abajo cuando Martín Lasarte apenas contaba con él tras el ascenso y estuvo cerca de irse cedido al Valladolid. Tampoco cuando Montanier le dijo que se buscara equipo, solo unas semanas antes de rectificar y hacerle titular indiscutible. Apuesta segura del galo en “un jugadorazo con clase para definir y para hacer jugar al equipo, para rematar y para hacer controles orientados con los que se quitaba de encima a dos rivales. Una baja importante. Tanto en el campo como en el vestuario”. Palabra de Xabi Prieto, quien rompe para este diario su silencio post despedida para dedicar unas afectuosas palabras al delantero de Usurbil.

“Supe de su retirada el viernes. Llamó para contármelo. Le vi seguro y decidido, así que solo cabe respetar su decisión”, dice Prieto, hoy un realzale más, condición de la que hace gala decantándose por uno de los 75 tantos de Imagol. “El 2-1 de cabeza al Atlético de Madrid, con Santana e Imanol en el banquillo”.

el protagonista

Nombre. Imanol Agirretxe Arruti.

Edad. 31 años. Nació en Usurbil el 24 de febrero de 1987.


TEMP. PART. MIN. GOLES

2004-05 * 3 64 1

2005-06 * 2 52 0

2006-07 * 6 73 0

2007-08 * 2 5 0

2008-09 * 28 1.194 9

2009-10 37 1.865 6

2010-11 13 364 4

2011-12 39 2.317 12

2012-13 26 2.155 15

2013-14 40 2.272 8

2014-15 37 2.279 7

2015-16 16 1.170 13

2016-17 0 0 0

2017-18 13 323 0

TOTAL 262 14.133 75

(*) Temporadas con ficha del filial


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902