Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Cuando todo merece la pena

Cabo festejó por todo lo alto la inesperada bandera conseguida el domingo en aguas de Hondarribia

Jokin Victoria de Lecea - Martes, 14 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h

La trainera gallega celebró con entusiasmo su victoria en aguas guipuzcoanas.

La trainera gallega celebró con entusiasmo su victoria en aguas guipuzcoanas. (Foto: Iker Azurmendi)

Galería Noticia

La trainera gallega celebró con entusiasmo su victoria en aguas guipuzcoanas.

donostia- Los remeros de Cabo vivieron una llegada a casa alejada de las habituales. A altas horas de la noche y con un largo viaje de ocho horas en el cuerpo, la luz roja de las bengalas alumbró más aún la sonrisa con la que llegó la cuadrilla preparada por Benigno Silva. El pueblo de Boiro salió a la calle para recibir a sus héroes, habían hecho algo muy grande y se merecían su reconocimiento. Cabo fue la gran sorpresa de la jornada al ganar en Hondarribia. Los bogadores ondearon la bandera a casi mil kilómetros del hogar y los aficionados que presenciaron la gesta por la televisión tuvieron que esperar medio día para juntarse con los protagonistas. Esa fiesta vivida y la alegría causada por la bandera reencontró al club con el éxito catorce años después y le hizo ver que todos los sacrificios realizados merecieron la pena.

“Estamos ya algo más tranquilos, pero seguimos emocionados. También estamos satisfechos, sobre todo por la sensación que queda de haber hecho algo importante y bonito”, afirma Benigno Silva. La entrega de la bandera y los momentos posteriores estuvieron llenos de alegría. Los gritos de júbilo de los remeros y alguna que otra lágrima de emoción invadieron Hondarribia. Era un día histórico para Cabo, la segunda victoria en la ACT y catorce años después de la primera. La felicidad fue mayor debido también a lo inesperado de la gesta. “Nos planteamos la regata como si fuera un entrenamiento intenso y salió redondo. Nos pusimos delante nada más salir y pudimos remar a gusto. Fuimos metiendo segundos y los remeros disfrutaron”, añade el entrenador gallego.

Cabo logró la victoria desde la segunda tanda. La trainera de Boiro dominó su regata desde las primeras paladas y abrió un considerable hueco con Santurtzi, “el hueso de la tanda y un equipo al que todavía no habíamos podido ganar mano a mano”. Urdaibai fue el único que se acercó a sus tiempos, pero en el largo final no pudo recortar la desventaja de tres segundos con la que salió de la ciaboga y doce centésimas dieron la bandera a los gallegos. “Iban con determinación y en el último largo le dije al patrón que les exprimiera porque la bandera podía estar en un segundo. Lo dieron todo, se veían delante, sintieron que el barco corría y llegaron al límite. Luego nos ayudó un poco el viento por rachas en la tercera tanda, pero si hubiéramos luchado con ellos cara a cara también hubiéramos estado en la pelea”, explica Silva.

Ganar la segunda tanda colocó a los de Boiro en una situación tensa. Esperando sin poder hacer nada el error de cualquiera de los cuatro gallos y deseando que las ráfagas de viento crecieran más todavía. Las noticias fueron positivas en la última ciaboga. Urdaibai, el mejor de la manga, perdía tres segundos, pero entonces el GPS quiso añadir más tensión a los gallegos y se apagó. Sin referencias, solo quedó esperar. “No sabíamos cómo iba la cosa y un equipo como Urdaibai nos puede recortar tres segundos fácilmente. No sé si acertaron o no, también entró una racha de viento y al final ganamos por media palada. Pudo caer de un lado o del oro. Nos tocó y esta bien que de vez en cuando se reparta la victoria”, declara el técnico. La Bou Bizkaia cruzó la meta y todavía hubo que aguardar a la foto finish para conocer la identidad del ganador. La megafonía fue la encargada de anunciar el agraciado y antes de concluir su mensaje fue silenciada por las celebraciones de Cabo.

MÁS QUE UNA VICTORIA Este triunfo, ha llegado catorce años después del primero, es “algo muy especial para todo Galicia”. Los sacrificios realizados por los clubes gallegos para competir en la Eusko Label Liga son enormes y esto hace que una pequeña parte sea devuelta. “Estamos viaje para allí, viaje para acá. Este fin de semana hemos hecho 1.700 kilómetros. Hay que disfrutar y competir con un mínimo de condiciones, si no se hace muy duro. Es como si vas a un Campeonato del Mundo y acabas último. Es muy bonita la competición, hay que participar, pero eso te vale solo un año”, afirma Silva. Por eso Cabo quiso dar un paso adelante y se reforzó para afrontar el año. Recuperó remeros de clubes vascos, retuvo su bloque y fichó un par de bogadores asturianos. La apuesta fue ambiciosa, pero llegó con una recompensa mucho mejor de la esperada.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902