Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El gobierno acerca a dos presos que han roto con el EPPK tras pedir perdón

Traslada a Olga Sanz y Xabier Moreno desde la prisión de Asturias a Basauri

Con estos acercamientos el Gobierno español muestra al resto de reclusos el camino para acceder a la reinserción

Humberto Unzueta - Miércoles, 8 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Entrada principal de la cárcel de Basauri donde Olga Sanz y Xabier Moreno cumplirán lo que les queda de condena.

Entrada principal de la cárcel de Basauri donde Olga Sanz y Xabier Moreno cumplirán lo que les queda de condena. (Foto: Pablo Muñoz)

Galería Noticia

Entrada principal de la cárcel de Basauri donde Olga Sanz y Xabier Moreno cumplirán lo que les queda de condena.

Donostia- Los primeros acercamientos de presos de ETA de la era Pedro Sánchez ya están aquí. 67 días después de que se hiciera con las riendas del Gobierno español, ayer se conoció que ha dado el visto bueno a que Olga Sanz Martín y Xabier Moreno Ramajo sean trasladados desde el centro penitenciario de Villabona (Asturias) al de Basauri, tras haberlo solicitado ambos reclusos a Instituciones Penitenciarias. Los dos se encontraban en tercer grado y llevaban alrededor de 20 años en prisión por su pertenencia y colaboración con un comando que pretendió en su día atentar contra Juan María Atutxa y Carlos Iturgaiz, entonces consejero de Interior del Gobierno Vasco y presidente del PP en la CAV, respectivamente.

Detenidos en Bilbao en 1998 junto con otros catorce miembros de ETA, cuatro años después la Audiencia Nacional condenó a Sanz a un total de 71 años de prisión por estragos terroristas, asesinato, colaboración con banda armada, depósito de armas y falsificación de documento oficial y robo. Moreno fue condenado a 74 años en el mismo juicio, en el que fueron juzgados por pertenencia a ETA y por la comisión de los atentados atribuidos a su comando desde el año 1997.

Los dos estaban desvinculados del colectivo de presos de la banda, EPPK. Sanz rompió con este grupo hace dos años y Moreno el año pasado, tal y como señalaron ayer a este diario fuentes cercanas a este colectivo. Estas mismas fuentes aseguran que los dos reclusos anunciaron su decisión al EPPK pidiendo hacer “su propio camino” al margen del colectivo oficial de presos. Sanz y Moreno (casados y con un hijo) han dado pasos para progresar de grado hasta el régimen de semilibertad y acceder a beneficios penitenciarios. La mujer pidió perdón por carta, lo que le permitió pasar más tiempo fuera de la cárcel con su hijo. Su pareja estaba, además, trabajando en el economato de la prisión asturiana, uno de los puestos a los que han accedido otros reclusos de ETA que han comulgado con la vía Nanclares, como Valentín Lasarte o Iñaki Rekarte, en la actualidad excarcelados.

Olga Sanz se saltó las líneas rojas de “no arrepentimiento y no delación” marcadas por el EPPK a los presos. A finales del año pasado, la dirección de este colectivo propuso a los reclusos “utilizar las diferentes posibilidades existentes en el ámbito jurídico para vaciar las cárceles”, aunque “con los límites del arrepentimiento y la delación”, en referencia a la petición de perdón y a la colaboración con la justicia para esclarecer los cerca de 300 atentados de ETA sin resolver.

Olga Sanz escribió el pasado mes de marzo una carta en la que pedía perdón por el daño que había causado, lo asumió y pidió “disculpas”. “Lo lamento sinceramente”, aseguró. Además, se puso a disposición de la Justicia a fin de “facilitar información para esclarecer algún delito si fuera necesario”, si tuviera información, y se comprometió a hacer frente a su responsabilidad civil.

Técnicamente no es un acercamiento stricto sensu, ya que el traslado se encuadra mejor en una medida derivada de la aplicación de la legalidad penitenciaria. No obstante, es significativo que los primeros acercamientos del Gobierno Sánchez sean dos presos de perfil de la vía Nanclares, desmarcados del EPPK y con una autocrítica manifiesta respecto de ETA y de la violencia.

‘vía nanclares’Es una señal del Gobierno español a la mayoría de los reclusos de ETA y la kale borroka que sí están integrados en el colectivo oficial de presos. Así lo expresó el delegado del Gobierno español en la CAV, Jesús Loza, tras conocerse el acercamiento: “Es un gesto y una muestra para enseñar al resto del colectivo de presos cuál es el camino que tienen que seguir a la hora de la búsqueda de la reinserción, que es el que más o menos han seguido estos dos presos”, recalcó.

Loza explicó que lo que han hecho estos dos presos y lo que deben hacer el resto para reisertarse es “cumplir lo que dice la legislación penitenciaria: desvincularse de su vida anterior, hacer autocrítica, reconocer el daño causado y, además, están empezando a reparar a las víctimas”, como lo hicieron anteriormente los presos acogidos a la vía Nanclares.

Tras insistir en que la responsabilidad de la reinserción recae no tanto en el Estado de Derecho, sino en la actitud de los presos y en la izquierda abertzale, Loza afirmó que este traslado es la “mejor forma de que el PP entienda” qué es lo que quiere hacer el Gobierno. En este sentido precisó que Sanz y Moreno “han seguido lo que el anterior Gobierno del PP estableció como sucedáneo de la vía Nanclaresen 2012”, por lo que cree que Pablo Casado tendrá que estar “de acuerdo con la medida porque está en la dirección de las medidas que ellos establecieron”.

Instituciones Penitenciarias ha accedido a trasladar a los dos presos al centro penitenciario de Basauri, tal como habían solicitado, y cumplirán en esta prisión la última parte de su condena en régimen de semilibertad, de forma que acudirán a prisión para dormir. Sanz completará su condena en 2023. En la prisión vizcaina cumplen actualmente su pena los también presos de ETA Aitzol Gogorza y Julen Ibarrola, según el listado de la asociación de familiares de presos, Etxerat, en la que no figuran ni Sanz ni Moreno, al igual que el resto de reclusos de la banda y la kale borroka que no comparten la estrategia del EPPK.

Fuentes del Gobierno de Iñigo Urkullu saludaron la llegada a Euskadi de ambos reclusos aunque no se trate de los acercamientos de presos anunciados por el Ejecutivo de Sánchez, sino de concesiones de tercer grado por cumplir los requisitos legales. Por ello reclaman de nuevo que al Gobierno del PSOE que “cumpla con lo ya anunciado y acerque a reclusos de ETA” a cárceles vascas. Moncloa anunció que empezaría los acercamientos con los presos enfermos y los mayores de 70 años, lo que aún no se ha producido.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902