Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

La Diputación saca a licitación por 50 millones el mantenimiento de carreteras en Gipuzkoa

Los trabajos de conservación se llevarán a cabo en vías que vertebran el territorio como la N-I o la N-634

Habrá presencia de personal en las vías 24 horas los siete días de la semana

Ruth Gabilondo Iker Azurmendi - Miércoles, 1 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Varias personas observan un socavón que apareció en la carretera de la costa, en la parte que discurre entre Getaria y Zumaia.

Varias personas observan un socavón que apareció en la carretera de la costa, en la parte que discurre entre Getaria y Zumaia.

Galería Noticia

Varias personas observan un socavón que apareció en la carretera de la costa, en la parte que discurre entre Getaria y Zumaia.

dONOSTIA- La Diputación de Gipuzkoa ha sacado a licitación cuatro contratos para los servicios de mantenimiento ordinario y conservación de las carreteras del territorio por valor de 50 millones de euros con un plazo de ejecución de dos años, lo que supone cuatro millones más que la anterior licitación de 2014. Los trabajos se realizarán en vías de gran importancia en Gipuzkoa, carreteras que vertebran el territorio como la N-I o la N-634, entre otras, sin incluir las autopistas AP-8 y la AP-1.

Por un lado, el Consejo de Diputados ha aceptado sacar a licitación tres contratos para mantener las carreteras de la red de interés preferente y básica de las zonas de Donostialdea y Bidasoaldea, las de Goierrialdea y las de Urola-Deba, así como las vías ciclistas del territorio. Estos tres contratos cuentan con un presupuesto base de licitación de más de 41 millones de euros y con un plazo de ejecución de 24 meses, prorrogables otros 24, lo que duplicaría la cifra.

En el entorno de Donostialdea, las vías más importantes que se mantendrán a través de este contrato son la GI-20 (la antigua variante), la GI-636 (la antigua N-I que discurre por Errenteria e Irun), y la A-15 y la N-I hasta Andoain, por ejemplo. En Goierrialdea, la N-I hasta Etzegarate y la A-15, que son los contratos que más vialidad invernal tienen al ser los puntos más altos de la red principal y estar expuestos a la nieve.

Por último, está el convenio relativo a la zona de Urola-Deba, cuya carretera principal es la GI-632, que va de Beasain a Bergara y forma parte de la rotonda de Gipuzkoa. Cuando se termine esta vía, será de alta capacidad completa. A la GI-632 hay que añadir las GI-627, GI-634, GI-631, que aunque no soportan mucho tráfico, sí que son “importantes para vertebrar” esta zona.

El mantenimiento y la conservación de las carreteras en estas tres grandes zonas de Gipuzkoa incluyen una multitud de servicios como la vialidad invernal, la intervención en caso de desprendimientos (el año pasado hubo en el territorio más de 400) o por causa de un accidente.

A esto hay que sumar las labores de cuidado “ordinario”, como la limpieza de arcenes, señales y biondas, las podas y talas, “muy importantes para la visibilidad” y la pintura. Es decir, “todas aquellas cosas que mantienen el estado de la vía en unas condiciones óptimas de limpieza y visibilidad” y que permiten “en tiempo récord” que los vehículos sigan circulando por una determinada carretera, minutos después de que tenga lugar un accidente.

Un servicio “costoso”Fuentes de la Diputación defienden que el mantenimiento de las carreteras es “muy costoso” y para que un conductor transite cómodo y seguro por una vía hace falta “mucha financiación, tanto para el día a día” como para articular medidas extraordinarias. Además, ni la meteorología ni la orografía de Gipuzkoa ayudan a conservar las calzadas y, además, este año ha sido bastante duro por la cantidad de agua y de nieve que ha caído sobre el territorio.

Asimismo, Gipuzkoa tiene dos carreteras problemáticas, que suelen requerir mucha inversión, como la N-I, con una intensidad media diaria (IMD) “muy grande” y la N-634, es decir, la carretera de la costa, que ha registrado varios desprendimientos importantes y actualmente sufre varios cortes de carril. Por ello, estos tres contratos que acaban de salir a licitación tratarán de solventar los problemas de mantenimiento de la red de carreteras de Gipuzkoa, poniendo también el énfasis en las vías más conflictivas.

A estos tres contratos, hay que sumar el relativo a las instalaciones eléctricas y mantenimiento de túneles, que sale con un presupuesto base de licitación de más de 8,5 millones de euros. Este contempla la conservación de las instalaciones eléctricas, es decir, de todo el alumbrado, y de las electrónicas, principalmente los sistemas de seguridad de los túneles, como la red de comunicación, el sistema de circuito cerrado de televisión, el de atención a incidentes, el antiincendios o la ventilación.

Una de las principales novedades de estos cuatro contratos es que habrá presencia “permanente” en las carreteras, puesto que las cuatro empresas ganadoras deberán trabajar “24 horas los siete días de la semana”, lo que permitirá ser “más eficiente y mejorar el servicio”. En estos momentos, ya hay algunas zonas en Goierrialdea que tienen este servicio permanente, como la N-I, pero ahora se extenderá también a Urola-Deba y a Donostialdea. “Hasta ahora era bueno, pero ahora va a ser mejor”, afirman desde la Diputación. Así, al pasar a trabajar a tres turnos los siete días de la semana, se prevé un aumento de personal en todas las zonas.

“La presencia permanente en carretera permite llegar antes a cualquier cosa”, afirman las mismas fuentes, que explican que al haber un turno de noche se podrá trabajar a esas horas y perjudicar lo menos posible el tráfico durante el día.

Más quitanievesDesde la Diputación recuerdan también que se prevé la incorporación de cuatro nuevos quitanieves, dos en la zona de Urola-Deba y otros dos en Donostialdea, por lo que el territorio contaría con un total de 84 máquinas para enfrentarse al invierno.

Aunque de momento no se atreven a poner una fecha exacta de adjudicación de estos contratos, la Diputación de Gipuzkoa espera que sea cuanto antes. La fecha de entrega de las ofertas termina hoy para tres de los contratos, y una semana más tarde para el último de ellos, el relativo a instalaciones eléctricas y mantenimiento de túneles.

La intención de la institución foral es elaborar el informe técnico a lo largo de este mes, tener los nombres de los ganadores en octubre y confiar en que no haya ningún recurso que paralice la adjudicación de los trabajos. “Son ofertas potentes y requieren mucho trabajo de análisis”, subrayan desde la institución foral.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902