Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Dialogar con el material

Los artistas Karlos Martínez y Javier Arbizu asocian lo escultórico y lo objetual y se convierten en un elemento más en ‘Macla, mamua, bismuto, vicario’, una muestra que se expone en el Museo Oteiza y reflexiona en torno a la obra del escultor

Un reportaje de Amaia Rodríguez Oroz. Fotografía Oskar Montero - Miércoles, 1 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Karlos Martínez y Javier Arbizu, junto a una de las piezas de la exposición.

Karlos Martínez y Javier Arbizu, junto a una de las piezas de la exposición. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

Karlos Martínez y Javier Arbizu, junto a una de las piezas de la exposición.

“Hacemos un guiño a esa parte de Oteiza como agente, como un elemento más de la obra” “Durante todo el proceso hemos partido de la idea de que un objeto también puede ocupar otro lugar”

Hay ocasiones en las que el artista debe dejar de lado su “papel de ejecutor” para convertirse en un elemento más de la obra y, así, poder dialogar con el material, negociar, y participar activamente de los cambios que este presenta durante su proceso de creación. Con esta idea y “sin un final predispuesto”, Karlos Martínez y Javier Arbizu se pusieron manos a la obra hace ahora tres años para comenzar a asociar “lo escultórico con lo objetual”, mediante sutiles intervenciones que trastocan las características propias de materiales y objetos, que generan un nuevo repertorio de significados. Ahora, el resultado de todo este proceso se puede contemplar en el Museo Oteiza, que acoge hasta el 30 de noviembre las 17 piezas que forman la muestra Macla, mamua, bismuto, vicario y cuyo objetivo es reflexionar sobre la obra de Jorge Oteiza y considerarla como un proceso en permanente transformación.

Esta exposición constituye la primera intervención perteneciente al programa Hazitegia (Semillero), promovido por el Museo Oteiza y el Centro de Arte Contemporáneo de Huarte y surgido de la voluntad de conjugar los ámbitos de producción y exhibición de los dos centros que lo promueven, para generar nuevos escenarios de reflexión en torno a la obra de Jorge Oteiza desde la creación contemporánea. El proyecto se inició con la residencia de investigación y producción que ambos artistas realizaron el pasado año en el Centro Huarte. La residencia permitió a los autores definir un proyecto que se materializó en una primera intervención realizada en la célebre Casa Huarte de Madrid.

las cuatro ideas del proyectoEn la exposición, objetos tan cotidianos como unas sillas, un motor, luces, un cristal roto o tubos metálicos, entre otros, toman protagonismo. El punto de partida de este proyecto es la idea de macla, asociada a la serie de obras así denominadas por Oteiza, originadas por la fusión o encuentro de dos o más volúmenes y activadas por la relación de sus partes. “Hace tres años nos empezamos a cuestionar qué era realmente unamacla y nos interesó abordar este tema a nivel energético;esa energía que hace falta para la fusión y para poder ser disuelta”, explica Martínez. En cuanto a mamua, sostiene que “la idea del fantasma siempre está recorriendo de alguna u otra manera el estudio, los procesos y los proyectos”.

La presencia del bismuto, mineral que cristaliza en formas geométricas y concéntricas, es también uno de los hilos conductores de la propuesta, que trabaja sobre la idea del cuerpo suturado y de la cuestión del doble como esencia de una escultura “permanentemente insatisfecha”, tal y como la definió Jorge Oteiza. Por último, los artistas se apoyan en el concepto vicario por tratarse de obras que muestran cómo “un elemento coge la función de otro cuerpo para realizar diferentes funciones”.

Arbizu subraya que “el mundo material” es muy importante en este trabajo y cuenta que los dos artistas han pensado en el material desde sus características físicas o temporales pero también psicológicas. “Hemos tenido un acceso más especulativo que tiene que ver con la deontología orientada al objeto, en el que el artista es otro agente que interactúa con el propio material”, añade. Esta forma de trabajar ha sido una constante durante todo el proceso de creación y, desde esta premisa, “el acceso a la idea de ma-cla ha sido siempre teniendo en cuenta que es un elemento que puede ocupar otro lugar”.

El proyecto no está concebido como una mera exhibición de obras, dado que las diferentes piezas componen una misma intervención, que se muestra en diferentes espacios del Museo Oteiza, incluyendo el exterior del edificio. Cada una de ellas está concebida como elemento activador del propio espacio del centro y catalizador de lo escultórico desde el uso de materiales y procesos compositivos contemporáneos. La exposición comienza con un motor de coche, “un elemento que a priori parece muy pesado y con mucha fuerza pero que, apartado de su entorno natural, lo pierde todo;parece dormido”, describe Martínez, para mostrar cómo “cambia la perspectiva que tenemos de los objetos”.

Haciendo un recorrido por los diferentes trabajos que estos dos autores exponen ahora en el Museo Oteiza, el espectador se da cuenta de que el factor del azar cobra un gran protagonismo. Esto es así porque tanto Martínez como Arbizu han dejado que “esas partes imposibles de controlar” del proceso creativo “tengan su propia trayectoria”. “Los materiales pueden estropearse, romperse o deteriorarse con el paso del tiempo, y esto no es algo malo, es algo que refleja que el arte es cambiante, que no tiene por qué tener un final concreto”, apunta Arbizu. Esto, según afirma Martínez, ocurría en el laboratorio de Oteiza, y en este sentido los artistas han querido hacer un guiño “a esa parte de Oteiza como agente, no solo como escultor, porque el artista se convierte en un elemento más de la obra”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902