Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Espiritual noche de maestros

Zakir Hussain recordó a sus mentores en la música en el concierto del viernes noche en la ‘Trini’, al tiempo que Cécile McLorin Salvant tuvo la oportunidad de actuar con una de sus ídolos: Mary Stallings.

Un reportaje de Harri Fernández. Fotografía Ruben Plaza - Domingo, 29 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h

La joven promesa del jazz vocal Cécile McLorin Salvant ofreció el viernes un concierto lleno de ‘standards’ en la plaza de la Trinidad.

La joven promesa del jazz vocal Cécile McLorin Salvant ofreció el viernes un concierto lleno de ‘standards’ en la plaza de la Trinidad.

Galería Noticia

La joven promesa del jazz vocal Cécile McLorin Salvant ofreció el viernes un concierto lleno de ‘standards’ en la plaza de la Trinidad.

quizá fuese la luna llena, o quizá el eclipse, pero la jornada del viernes en la plaza de la Trinidad fue muy espiritual. Este punto lo puso durante el primer concierto de la noche el bombaití Zakir Hussain, considerado uno de los mejores tablistas del mundo, representante de la música indostánica, que actuó en trío con el contrabajista Dave Holland y el saxofonista Chris Potter. Durante el concierto, Hussain recordó a su “maestro”, su padre, el también tablista Ustad Alla Rakha.

Por su parte, la que tuvo la suerte de actuar con una de sus más admiradas cantantes fue Cécile McLorine Salvant, una de las jóvenes promesas del jazz vocal, pues en el segundo espectáculo de la noche, tuvo como artista invitada a Mary Stallings, que ayer mismo recibió el premio honorífico del Jazzaldia.

McLorine Salvant, con un vestido amarillo y unas llamativas gafas blancas, ofreció un concierto lleno de standars, que trajeron a la memoria lo mejor del jazz clásico. La actuación comenzó con Nothing like you, incluido en su disco Dreams and daggers (2017), un clásico de la década de 1960 interpretado, entre otros, por Miles Davis.

Aseguró que para ella era todo un honor compartir escenario con grandes músicos como los que la habían precedido antes de dar paso a Fog, una pieza recogida en el segundo álbum de la cantante, For one to love -tanto este como su trabajo más reciente han conseguido un Grammy al Mejor Disco Vocal de Jazz-.

I’ve got your number vendría después, original de Cy Coleman y con letra de Carolyn Leigh compuesta para el musical Little me. Tras esta pieza, McLorin Salvant presentó a su banda -estuvo acompañada por Sullivan Fortner al piano, Paul Sikivie al bajo y Kyle Poole a la batería- y anunció que iban a interpretar una versión de una canción de The Beatles. Sería And I Love Her adaptada como And I Love Him.

Para presentar la siguiente composición, la multipremiada cantante aludió a la película Meet me in St. Louis. Precisamente, el tema que interpretó es el que canta la actriz Judy Garland durante la conocidísima escena de ducha, If You Feel Like Singing, Sing,que dio paso a una larguísimo arreglo no de otro filme, sino de la ópera Street Scene.Se trato deLet’s face the music and dance a la que siguió John Henry, que hizo que la Trinipalmease a su ritmo.

Pero si hubo un momento en el que el público se vio implicado fue con la interpretación en perfecto castellano de la zamba Alfonsina y el mar.

La cantante, de 29 años, se mostró emocionada por haber conocido en el backstage a una de sus más admiradas cantantes: Mary Stallings, de la que reconoció que ha seguido su trabajo durante la última década. Stallings accedió a cantar con McLorin, de la que dijo que pertenece a una “maravillosa” y “talentosa” generación. En dúo intergeneracional cantaron Fine and Mellowde Billie Holliday, antes de despedirse del público.

el gurúAntes de la joven voz, tres experimentados músicos ocuparon la plaza. Holland, Hussain y Potter establecieron un perfecto equilibrio en el que repartieron el protagonismo de la actuación en la Trinidad. Una mezcla entre los sonidos de la India y el jazz llena de espiritualidad.

Pese a unos pequeños problemas de acoplamiento en los primeros minutos, comenzaron el show con Lucky Seven, composición de Holland incluida en Critical Mass.Después de una actuación de 20 minutos en la que el público alabó el trabajo de Potter con sus saxos, Holland afirmó tener “muy buenos recuerdos” de sus actuaciones previas en Donostia, al tiempo que consideró un “honor” actuar con los dos “maestros” que le acompañaban. Hussain le devolvería más tarde el piropo afirmando que el contrabajista pertenecía “a la realeza del jazz”.

Después de tocar Island Feeling, composición de Potter para el trío, Hussain recordó los años en los que abandonó India: “No sabía lo que era el jazz”. No obstante, encontró otros profesores como el guitarrista John McLaughlin a quien le dedicó el tema J Bai.

Enfilando el final de su actuación, el tablista contó que en India las noches de luna llena, como la del viernes, están dedicadas a los gurús -“son momentos sagrados”-, a quienes se les hacen ofrendas. En su caso, reconoció que su mayor maestro fue su padre, a quien también recordó con Suvarna.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902