Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Desalojan diez viviendas y una pensión por grietas en pleno centro de Donostia

Un falso techo se desplomó sin causar heridos en un edificio centenario
Los técnicos valoran si los vecinos pueden regresar al inmueble y analizan si unas obras cercanas provocaron los daños

Mikel Mujika Gorka Estrada - Miércoles, 25 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Dos agentes de la Guardia Municipal de Donostia revisan el precinto del edificio desalojado.

Dos agentes de la Guardia Municipal de Donostia revisan el precinto del edificio desalojado.

Galería Noticia

Dos agentes de la Guardia Municipal de Donostia revisan el precinto del edificio desalojado.

donostia- Diez viviendas, “todas ellas ocupadas a día de hoy”, y otros diez inquilinos de una pensión tuvieron que ser evacuados este lunes y realojados en otros establecimientos hoteleros y casas de familiares y allegados después de que los técnicos del Ayuntamiento de Donostia decretasen el desalojo preventivo de un edificio centenario en pleno corazón de Donostia, a escasos metros de la plaza Gipuzkoa. El motivo del desalojo fue el desplome de un falso techo en un local de la primera planta, una superficie de unos doce metros cuadrados y que, en su caída, no provocó daños personales gracias a que en ese momento la habitación estaba deshabitada.

Al lugar de los hechos, en la calle Camino número 4 de Donostia, se desplazaron distintas dotaciones de los bomberos y de la Guardia Municipal, así como el arquitecto de la comunidad, tras lo que se decidió el desalojo preventivo del edificio.

Según precisaron fuentes del Consistorio, el precinto provisional se mantendrá en todo el edificio un mínimo de tres días, hasta mañana al menos;aunque los propios vecinos manifestaron ayer a este periódico serias dudas de que pudieran volver a sus casas antes del próximo lunes. El objetivo es cerciorarse de que el edificio no sufre daños estructurales y puede ser habitado de nuevo. Los arquitectos llevarán a cabo hoy una inspección, procederán a apuntalar la zona afectada y valorar los daños.

El edificio cuenta con casi 120 años de antigüedad y según los vecinos había sufrido previamente problemas de grietas que se atribuyeron a unas obras cercanas iniciadas hace dos años. Los técnicos analizan ahora si esa misma intervención, ya prácticamente finalizada, habría tenido algo que ver con el desplome de este lunes.

varios negocios cerradosAdemás de las diez viviendas evacuadas y el desalojo de la pensión, con el traslado de sus diez inquilinos -el establecimiento estaba al 100% de su ocupación-, también ha sido necesario el cierre de otros cuatro negocios, entre ellos un bar situado en el mismo inmueble. Los otros afectados son una agencia de viajes, un tienda de cocinas y una correduría de seguros, en cuyo interior se habría producido el derrumbe.

Las miradas de los vecinos y propietarios se han centrado en los últimos dos años en las obras de un hotel de nueva construcción en la adyacente plaza de Gipuzkoa (ambos edificios son colindantes en sus extremos), que requirió de una demolición y la posterior reconstrucción llevada a cabo entre 2016 y el presente año. Desde entonces, estas obras han estado en el punto de mira de los afectados por este desalojo.

Según estos vecinos, las primeras grietas aparecidas “hace dos años” y que “luego fueron haciéndose más grandes”, sí estarían relacionadas con la citada obra, según se desprende de algunos informes técnicos, pero recalcan que aún es pronto para saber si los nuevos daños guardan relación con las obras del citado hotel, cuyos trabajos de mayor envergadura ya terminaron hace tiempo. Los técnicos investigan si existe relación.

Las obras que habrían provocado las grietas de hace dos años requirieron de un estudio muy cuidadoso y se llevaron a cabo con métodos de demolición que permitieron mantener la fachada y varios de sus elementos, ya que el edificio que albergará el futuro hotel (su apertura estaba prevista para las próximas semanas) se levantó sobre un edificio protegido de estilo neoclásico isabelino construido entre 1867 y 1882. En la zona noble de Donostia, frente al palacio foral.

Entre los afectados por el desalojo, el director de la pensión explicó a NOTICIAS DE GIPUZKOA su consternación y resignación. “La investigación está en curso, pero confío en que podamos volver pronto al edificio y que los daños no sean estructurales. El daño causado, en pleno julio y a las puertas de agosto, es notable y la incertidumbre resulta ineludible hasta que los técnicos diriman si el edificio es habitable. “En nuestro caso, no tenemos ni una sola grieta -su pensión fue renovada en 2008-, pero el cierre ha sido en todo el edificio y hemos tenido que realojar a todos nuestros inquilinos en otros establecimientos y a mayor coste. Luego habrá que ver a quién se le reclama ese gasto”, zanjó


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902