Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Iñaki Ugarte gerente del cluster vasco del papel

“El futuro se orienta hacia la producción de papeles con nuevas funcionalidades”

La incorporación de nuevos materiales para fabricar papel permitirá hacerlos resistentes al agua y al fuego o serán capaces de avisar si un producto está caducado

Maialen Mariscal - Lunes, 23 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Iñaki Ugarte, gerente del clúster vasco del Papel.

Iñaki Ugarte, gerente del clúster vasco del Papel. (Gorka Estrada)

Galería Noticia

Iñaki Ugarte, gerente del clúster vasco del Papel.

donostia- El Cluster Vasco del Papel celebra este año su 20 aniversario en buena forma. Sus 33 socios facturaron 1.115 millones de euros en 2017, de los que el 54% correspondió a ventas al exterior, y lograron incrementar un 7% el empleo. Su gerente, Iñaki Ugarte, explica la situación de un sector que centra en Gipuzkoa el 78% de su facturación.

Los datos correspondientes a 2017 son positivos. ¿Dónde se encuentran los riesgos?

-Un factor de preocupación es el incremento de precios de las materias primas, que en el caso de la celulosa subió más del 40% el año pasado. A ello se une el aumento de los precios energéticos que, si bien a inicios del año bajaron, luego fueron recuperándose. En este sentido, hay que tener en cuenta que nuestro precio del mercado de la electricidad es un 49% superior al de Alemania y un 15% al de Francia, nuestros principales competidores. Un euro fuerte que repercutió sobre las exportaciones y unos costes laborales entre el 20 y el 30% superiores a los de Francia y Alemania completan el cuadro de preocupaciones del sector en Euskadi.

¿Cuál es el resumen del pasado ejercicio y las perspectivas para el presente?

-El mercado ha evolucionado positivamente y, gracias a la transformación que vive el sector, incluso hemos conseguido vender más productos de valor añadido que en años anteriores. En el lado negativo, el incremento de costes influye en menores márgenes, que para este sector son fundamentales porque para ser competitivo requiere realizar inversiones de gran volumen. Respecto a 2018, y ante la situación que he descrito, prevemos crecimientos en producción de pasta y papel y del empleo en esta actividad, pero se deberá a la reapertura de la clausurada CEL tras haber sido adquirida por Lucart. Estimamos que el mercado se mantendrá.

Ha citado el proceso de transformación del sector. ¿En qué se concreta?

-En 20 años, y desde el punto de vista de las empresas, los fabricantes de pasta y papel han pasado de ser 23 en Euskadi a los actuales 10. Es llamativo que las de menor tamaño han ido desapareciendo o haciéndose más grandes, en respuesta a un fuerte incremento de la producción de pasta y papel, que en 1998 era de 51.000 toneladas mientras que ahora se sitúa en las 151.000. Este cambio ha requerido un redimensionamiento de las empresas para mejorar su productividad. Respecto al empleo, en 1998 se contabilizaron 1.859 trabajadores y este año habrá 1.500 con la recuperación de CEL.

¿Ha cambiado también la estrategia del sector?

-Sí. Por ejemplo, las exportaciones han pasado de representar el 30% de la producción al 54%. Otro cambio se ha dado en el tipo de producto que se fabrica, donde crece el papel enfocado al embalaje y los especiales de mayor valor añadido y disminuyen los papeles gráficos que se emplean en prensa, impresión y escritura. En conjunto, la producción de papel y cartón ha ido creciendo, frente al mito de que el sector está acabado.

¿A qué se destinan las importantes inversiones que realiza el sector?

-Es un dato importante que en estos 20 años las inversiones han alcanzado los 510 millones de euros. Han estado dirigidas a mejorar la eficiencia de las máquinas para aprovechar mejor las materias primas o para consumir menos energía. Pero también a crear nuevos productos y pasar, por ejemplo, de generar papeles gráficos a fabricar papeles para bolsas, lo que requiere cambiar algunas piezas de la máquina. Hay otra parte de las inversiones dedicadas a mantenimiento, y luego hay inversiones en todo lo que son aspectos medioambientales como minimizar el uso de agua, consumir menos energía, generar menos residuos o mejorar la calidad del vertido.

¿Existe en el sector una apuesta por la innovación?

-Existe un interés por dar al papel nuevas funciones. El auge de la bioeconomía es una oportunidad para el sector, que trabaja por un producto funcional. Un ejemplo podría ser incorporar a un papel nanocelulosa que le permita cambiar de color si el alimento que contiene está caducado. O idear nuevos tipos de papeles más resistentes al agua o a la abrasión mediante la incorporación de nuevas materias primas. Hacia ahí va el futuro.

Además de esta renovación de la actividad, ¿cómo afronta el sector sus obstáculos?

-Hay dos formas de afrontarlo. Una de ellas es haciendo la fábrica más eficiente, conseguir que produzca más consumiendo menos energía, agua, materias primas... La segunda es produciendo otros papeles distintos con un mayor valor añadido que se pueden vender en el mercado a un precio mayor. De este modo, se puede recuperar una parte del margen que se pierde por los incrementos de los costes. A ello se añade una producción más automatizada, con menos personas, y una gestión innovadora que incremente la competitividad de la empresa. Si una compañía no toma ese camino, al final acabará engrosando la lista de empresas que cierran, que es lo que no se quiere.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902