Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Tres mil ingenios para una botella de vino

El edificio Arma Plaza de Hondarribia acoge, hasta el 30 de agosto, la exposición‘Sacacorchos. Ingeniería, diseño e historia’, que muestra una parte de la colecciónparticular de 3.000 sacacorchos que atesora el vecino de la localidad Jose Mari López

Reportaje y fotografía de Xabier Sagarzazu - Miércoles, 18 de Julio de 2018 - Actualizado a las 11:05h

Un visitante observa varios de los sacacorchos de la exposición, ayer en el edificio Arma Plaza de Hondarribia.

Un visitante observa varios de los sacacorchos de la exposición, ayer en el edificio Arma Plaza de Hondarribia.

Galería Noticia

Un visitante observa varios de los sacacorchos de la exposición, ayer en el edificio Arma Plaza de Hondarribia.

Jose Mari López es un vecino del Casco Histórico de Hondarribia, conocido en la ciudad por su afición a la música y también a la historia de la localidad, de la que tiene una importante colección de fotografías y postales antiguas. Y fue precisamente hace alrededor de quince años, cuando, estando en un mercadillo con su colección, reparó en un puesto en el que se exhibían varios sacacorchos.

“Por aquel entonces, teníamos en mente montar una pequeña bodega familiar, y aquellos sacacorchos me llamaron la atención. Acabé comprando una veintena y desde entonces, empecé a coleccionarlos”, contaba ayer López en la presentación de Sacacorchos. Ingeniería, diseño e historia, la exposición que hasta el 30 de agosto, en el edificio Arma Plaza de Hondarribia, va a mostrar una parte de su colección, que “supera ya las 3.000 piezas”.

Se trata del resultado de “años de viajes, de búsqueda, de desplazamientos a distintos lugares, y en los últimos años, sobre todo, de exploración y compra en páginas y subastas a través de Internet”.

Una parte de todo ello está en esta muestra de “alrededor de 800 sacacorchos de todo tipo, que dejan a las claras que se trata de un objeto que implica mucho ingenio y mucho diseño, y que vislumbra que la cultura del vino no es algo de moda sino que cuenta con siglos de historia detrás, ha estado siempre presente”, destaca Jose Mari López.

La exposición ha sido organizada por Arma Plaza Fundazioa, la entidad pública que trabaja en la conservación y difusión del patrimonio material e inmaterial de Hondarribia, y cuenta con la colaboración de Hiruzta Txakolindegia, la bodega que tras siglos en los que esta bebida dejó de elaborarse en la ciudad, ha recuperado, en la última década, la tradición del txakoli, un vino que precisamente hunde sus raíces históricas en Hondarribia;no en vano, las variedades de uva para su elaboración llevan el nombre de Hondarribi.

DE TODO TIPOA Jose Mari López le cuesta elegir “alguno de tantos sacacorchos que sea especial o valioso” para él, porque son sus “hijos, y a los hijos se les quiere por igual”.

“Los hay muy curiosos, como los de la casa Thomason, que tienen dos tornillos y un sistema patentado en 1805;se trata, este y otros muchos ejemplos, de objetos que son auténticas obras de ingeniería y diseño”, por lo que López prevé que “no solo los curiosos y amantes del vino acudan a visitar esta exposición”.

En las vitrinas instaladas en la última planta del centro Arma Plaza hay sacacorchos de países como Australia, Filipinas, Rusia, México, Estados Unidos, Venezuela, Egipto, Sudáfrica y de prácticamente todos los países de Europa, e incluso “alguna curiosidad local, como el sacacorchos del histórico bar Manolo de la calle Mayor de Hondarribia”.

“Hay sacacorchos simples, mecánicos, extensibles, de doble lama, multifuncionales, en forma de llave, de bolsillo, eróticos, figurativos, un sable para degollar botellas de champán y hasta uno que es un rompecabezas que hay que resolver para poder soltar la botella y degustar el vino”, detalla Jose Mari López, acompañado del presidente de Arma Plaza Fundazioa y alcalde de Hondarribia, Txomin Sagarzazu, y de Ana Lluch, directora de Marketing de Hiruzta.

Sagarzazu agradeció “el gran trabajo de Jose Mari López con esta colección y en otras colaboraciones que ha tenido con Arma Plaza” y recordó que “esta institución tiene entre sus fines dar a conocer las iniciativas y los tesoros de todo tipo que conservan tanto entidades como particulares de Hondarribia”.

Hasta el 30 de agosto, habrá diversas actividades en torno a Sacacorchos. Ingeniería, diseño e historia, como un concurso para adivinar en qué vitrina está el único que no es funcional, o una visita guiada con el propio López a la exposición y, posteriormente, a la bodega de Hiruzta, para hacer una degustación en la que se usarán sus sacacorchos para abrir las botellas.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902