Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Salen los jóvenes atrincherados en una parroquia de Managua

La mediación de la Iglesia logra su libertad tras 16 horas asediados por policías antimotines

Domingo, 15 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Uno de los jóvenes, durante el traslado en autobús hasta la Catedral donde serían liberados.

Uno de los jóvenes, durante el traslado en autobús hasta la Catedral donde serían liberados.

Galería Noticia

Uno de los jóvenes, durante el traslado en autobús hasta la Catedral donde serían liberados.

Managua- Un grupo de estudiantes nicaragüenses que se había atrincherado en una iglesia de Managua bajo el asedio de policías, que poco antes habían asaltado la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), dejaron ayer el templo con la mediación del Episcopado.

Los jóvenes, que se encontraban atrincherados desde la noche del viernes al sábado en la parroquia Divina Misericordia, en Managua, junto a tres periodistas, médicos y sacerdotes, salieron en vehículos, camionetas y un autobús hasta la Catedral Metropolitana, escoltados por obispos y la Cruz Roja Nicaragüense. Los jóvenes fueron entregados a sus familiares en el jardín trasero de la Catedral Metropolitana de Managua, con la presencia del cardenal Leopoldo José Brenes y el nuncio apostólico Stanislaw Waldemar Sommertag, en medio de cánticos religiosos y el himno nacional.

Los estudiantes fueron recibidos por una multitud que coreaban canciones de protesta como “El pueblo unido jamás será vencido” y levantaban el puño en señal de victoria. Un estudiante que permanecía encerrado en esa iglesia murió de madrugada de un disparo.

una víctima de 20 añosLa víctima fue identificada como Gerald Vásquez, de 20 años, y estudiaba Técnica en construcción en la estatal Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN). Al menos otros cinco estudiantes resultaron heridos, uno de ellos de gravedad.

Los jóvenes habían permanecido más de 16 horas encerrados en el templo. Antes de que salieran los estudiantes de la parroquia, cientos de nicaragüenses se concentraron cerca del lugar para demandar que se dejara salir a los jóvenes.

En la protesta, a la que acudieron personas de todas las edades, dominó un ambiente fuertemente religioso que a una sola voz pedían la liberación de estudiantes, periodistas, civiles y sacerdotes.

Varias personas oraron y rezaron por la libertad de Nicaragua y la liberación de los estudiantes, en medio de un ambiente tenso por la fuerte presencia de policías antimotines que rodearon la zona, ubicada al sureste de Managua. “Venimos a acompañar a los jóvenes, venimos a apoyar al pueblo”, dijo el sacerdote Juan Domingo Gutiérrez Álvarez, vicario de la parroquia San Agustín, Managua, quien formó parte de la concentración de protesta. “Nuestro trabajo, como iglesia, es estar siempre al lado del más necesitado”, explicó el religioso.

El grupo de estudiantes nicaragüenses estaba refugiado en la casa cural de la parroquia Divina Misericordia de Managua a donde estaban trasladando a estudiantes heridos que llevaban varias semanas encerrados en la sede universitaria para pedir la renuncia del presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

Horas antes, dos personas murieron en la ciudad de Masaya, símbolo del levantamiento popular contra el Gobierno, según una asociación de derechos humanos, al enfrentarse opositores y fuerzas de seguridad tras el discurso del presidente Daniel Ortega con el que acabó la fiesta denominada el repliegue.

El enfrentamiento tuvo como epicentro el Parque Principal de Masaya, donde desemboca el barrio indígena de Monimbó, todavía lleno de barricadas y el último gran bastión de los manifestantes que se han levantado contra Ortega para exigir su renuncia.

Horas antes de la llegada de Ortega a Masaya hubo un conato de combates entre los opositores y los policías antimotines desplegados.

De acuerdo con la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), al menos dos personas murieron en el enfrentamiento.

Desde que comenzaron las protestas contra Ortega el pasado 18 de abril, al menos 351 personas han muerto en la represión contra los opositores, según ONG.

Todo comenzó cuando Ortega concluía su discurso en una oficina policial, rodeado de un fuerte plan de seguridad. En esta ocasión, el presidente también contaba con un círculo de seguridad compuesto por miembros de la Juventud Sandinista, vestidos de negro, identificados con sus logos y armados con pistolas. Cuando Ortega pronunciaba sus últimas palabras, sonó un disparo que desató la tensión en la caravana oficialista, compuesta por miles de simpatizantes. - Efe

etiquetas: jovenes, managua, salen


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902