Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
auge del turismo

El Gobierno Vasco alerta del riesgo de erosión en la costa y estudia restringir el acceso a zonas protegidas

El trasiego de miles de visitantes en el ‘flysch’ amenaza con provocar afecciones en los estratos rocosos
La acción de los mariscadores altera la migración de aves en las marismas de Txingudi

Jorge Napal - Sábado, 14 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Apertura al público del escenario de la costa de Zumaia en el que se grabaron escenas de la serie ‘Juego de Tronos’.

Apertura al público del escenario de la costa de Zumaia en el que se grabaron escenas de la serie ‘Juego de Tronos’. (Iker Azurmendi)

Galería Noticia

Apertura al público del escenario de la costa de Zumaia en el que se grabaron escenas de la serie ‘Juego de Tronos’.

donostia- La preservación del medio ambiente y el auge del turismo se ha convertido en un binomio casi imposible de conjugar en puntos de la costa con un mayor atractivo. El auge del ocio en el medio natural representa “un problema emergente” que hace falta abordar sin mayor dilación, según apuntó ayer el Gobierno Vasco. Para los responsables de la planificación ambiental, fenómenos como Ocho Apellidos Vascosy Juego de Tronos son poco menos que una pesadilla. El desembarco turístico en la Ruta del Flysch del Geoparque de la Costa Vasca, entre Mutriku, Deba y Zumaia, “comienza a ser una seria amenaza, con terribles problemas erosivos” en los estratos rocosos de este tesoro natural, fruto de millones de años de historia geológica.

“La verdad es que se podían haber ido a grabar las imágenes a otra zona”. Es Marta Rozas quien habla. Esta bióloga, responsable del Servicio de Biodiversidad de la Dirección de Medio Natural y Planificación Ambiental del Gobierno Vasco, alertó ayer durante su intervención en los Cursos de Verano de la UPV/EHU de la amenaza que se cierne sobre zonas naturales expuestas a saturación turística. Y lo hizo hasta tal punto, que el Gobierno Vasco estudia restringir o regular el paso a ciertos espacios protegidos. “Los que tenemos responsabilidad nos planteamos seriamente qué hacer. No es muy popular prohibir el acceso a ciertas rutas, pero qué duda cabe que nos encontramos ante un problema emergente”, reconoció.

El tema a tratar era Las montañas y el riesgo: Perspectivas jurídicas. Tras escuchar a Rozas puede deducirse que tanto o más riesgo que el deportista en sí corre el propio lugar transitado sin descanso por miles de visitantes. Durante su exposición, la responsable del Ejecutivo autonómico proyectó varias imágenes de zonas de la costa que durante los últimos años están recibiendo un aluvión de turistas. Es el caso del islote de San Juan de Gaztelugatxe (Bermeo, Bizkaia), escenario elegido junto a Zumaia para fusionar ese paisaje tan épico como fantástico que pudo verse durante el primer capítulo de la séptima temporada de Juego de Tronos. El lugar ha recibido tantas visitas que, en una comparativa de fotografías del antes y el después, puede apreciarse incluso el desgaste que acusan los más de 200 escalones que acaban en la pequeña iglesia, donde la tradición dicta que el visitante haga sonar la campana tres veces antes de pedir un deseo.

“No podemos prohibir las actividades de ocio pero hace falta regular ciertas prácticas” Marta Rozas

beneficiosZumaia y Bermeo son dos enclaves de la costa vasca con un incuestionable atractivo que está siendo explotado al máximo, reportando pingües beneficios económicos. Pero a partir de ahí, surge el debate, tal y como lo reflejó ayer la responsable del Servicio de Biodiversidad. “El turismo genera riqueza, pero por otra parte se da la paradoja de que cada vez nos vemos obligados a destinar más partidas económicas para preservar zonas protegidas que se ven amenazadas”, alertó.

La superficie de las áreas protegidas de la CAV se ha duplicado, lo que encierra en sí otra nueva paradoja puesto que son precisamente estas zonas tan frágiles y sensibles a la erosión las que más demandas de turistas registran.

El ocio que puede llegar a ser letal para la biodiversidad también toma otras formas, como por ejemplo las carreras populares de montaña. El auge de estas pruebas ha hecho de los montes lugares de tránsito para miles de participantes. “Todo ello está generando problemas erosivos, por no hablar de los residuos que dejan muchas de estas personas. Hoy en día vemos cada vez más motos, quads, bicis... No podemos prohibir todas estas actividades de ocio pero si realmente queremos conservar los espacios naturales hace falta regular estas prácticas. Que pasen 500 personas de golpe por ciertas rutas no es admisible”.

La experta expuso el caso de los sistemas dunares, que han pasado a convertirse en uno de los mayores quebraderos de cabeza. “A pesar de que está prohibido el paso, mucha gente accede a estos montículos de arena. Y muchos lo hacen para ir de juerga, por lo que al final se acaba erosionando y así se pierde la duna”.

“Disfrutemos la montaña con responsabilidad. El problema viene cuando se judicializan los casos” Javier Moreno

El Gobierno Vasco ha constatado la creciente amenaza que se cierne sobre la fauna debido a la saturación de algunas zonas turísticas. Una de las especies más afectadas es el alimoche, ave que ha sufrido como pocas un severo retraso poblacional. Según explica Rozas, se trata de un animal “ultrasensible” en la época de cría. La experta aconsejó la prohibición de la escalada durante la nidificación.

Otra de las especies que se ven contra las cuerdas es la espátula, ave zancuda inconfundible por su gran tamaño y coloración que llega a las Marismas de Txingudi desde el Mar de Barents, una de las zonas del planeta con mayor concentración de aves marinas del mundo. “Estamos hablando de una especie muy sensible a cualquier tipo de alteración. La actividad de los mariscadores, de parapentistas o piragüistas puede ser fatal. Necesita su tiempo de descanso antes de proseguir su migración hacia Doñana, pero su existencia se puede ver amenazada si su ritmo de vida se ve alterado”.

ladridos de perros en txingudiLa responsable del Servicio de Biodiversidad mostró fotografías de las Marismas de Txingudi, en alguna de las cuales podía observarse el comportamiento imprudente de algún aficionado a la fotografía que por tomar la mejor instantánea había accedido a una zona de paso restringida. “En otros casos hay personas que acceden a estos lugares para ir de juerga, o con perros cuyos ladridos asustan a las aves”.

Habló de los problemas que suelen ocasionarse en algunos terrenos particulares, como es el caso del biotopo de Iñurritza, franja costera entre Zarautz y Aia. “Hemos recibido las quejas de particulares a los que les gustaría segar la hierba para utilizarla pero les resulta imposible por ser una zona a la que accede todo el mundo”.

“El turismo de aventura es algo engañoso porque nunca sabes cómo va a acabar” Pablo Heuser

Javier Moreno, espeleólogo y abogado del Gobierno Vasco, recalcó la responsabilidad que tiene cada turista o deportista que frecuenta estos impagables paisajes. “Lo primero es el respeto que le debemos a la naturaleza, y en segundo lugar la responsabilidad que tenemos con nuestros propios compañeros. Es necesario establecer un límite claro. Se puede disfrutar de la montaña pero con responsabilidad. El problema viene cuando se judicializan los casos, porque el derecho siempre llega después de los hechos”.

El chileno Pablo Heuser, abogado, aludió al conflicto que surge entre la explotación de negocios turísticos y el riesgo que puede surgir con quienes practican deporte por su cuenta. “Cada vez se habla más del turismo de aventura, pero es un término engañoso, porque la aventura es algo incierto que no sabes cómo va a acabar, cuando en realidad debería ser una actividad regulada”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902