El Consistorio paraliza los pliegos del concurso de la ayuda a domicilio

Toma la decisión a la espera de que se garanticen las condiciones laborales de las trabajadoras

Anabel Dominguez - Jueves, 12 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h

La Corporación, en un momento de la sesión plenaria celebrada en la tarde del martes.

La Corporación, en un momento de la sesión plenaria celebrada en la tarde del martes.

Galería Noticia

La Corporación, en un momento de la sesión plenaria celebrada en la tarde del martes.

arrasate- El conflicto que atraviesa el servicio de ayuda a domicilio (SAD), cuyas trabajadoras afrontan su tercera semana de huelga en defensa de un convenio propio que mejore sus condiciones laborales, ha movido ficha. El Ayuntamiento arrasatearra ha acordado paralizar el proceso iniciado para sacar a concurso el servicio, que en estos momentos está sujeto al contrato que se suscribió hace cuatro años con la empresa UTE Clece Zaintzen, y que expira el próximo 31 de este mes.

El equipo de Gobierno anunció, de este modo, que los pliegos que regirán la nueva adjudicación del SAD se modificarán y pedirán que se garanticen las condiciones laborales de las trabajadoras. Además, será “requisito indispensable” que las empresas que concurran a la convocatoria sean de economía social (cooperativas o semejantes) y, por tanto, no podrán presentarse empresas capitales.

Las empleadas de la atención a personas mayores e impedidas en sus hogares emplazaron al Consistorio a que actuara “con responsabilidad” y que pusiera en marcha “los mecanismos necesarios para solucionar el problema”. También reivindicaron que se detuviera la publicación de los citados pliegos “mientras no sean garantizadas nuestras condiciones laborales”. Estas peticiones se elevaron al Pleno celebrado el martes en forma de moción, que fue aprobada por todos los grupos municipales.

A tres semanas de la huelga, el Ayuntamiento de Arrasate acuerda que a la nueva licitación solo concurran empresas de economía social

En esa misma sesión se respaldaron los compromisos asumidos por el Ayuntamiento tras las reunión que el pasado viernes se mantuvo con las representantes de las trabajadoras y el sindicato ELA. Así, se bajará el coste por hora del servicio con el fin de que este sea “más atractivo y aumente su demanda” -como tope se cobrará 15 euros por hora;actualmente el importe máximo es de 18,52 euros-, a la vez que el precio de licitación de la ayuda a domicilio se incrementará un 35% “para que la subida tenga un impacto directo y positivo en los sueldos”, apuntó el Gobierno municipal.

Durante el turno de intervenciones, el edil de Irabazi, Juan Luis Merino, reiteró su apuesta por la implantación de políticas que garanticen “el bienestar de nuestros mayores “ y la mejora del empleo “con condiciones dignas para las trabajadoras”. Por su parte, el portavoz de Baleike, Igor Urizar, vio con buenos ojos la decisión tomada por PNV-PSE-EE, aunque consideró que llegaba “tarde”.

Ayer, tras la reunión que el equipo de Gobierno convocó para que el Ayuntamiento ejerza “de mediador” en la negociación que compete a la empresa subcontratada y las trabajadoras, la alcaldesa, María Ubarretxena, compareció ante los medios para informar sobre lo que dio de sí el encuentro. Según detalló, la UTE Clece Zaintzen puso sobre la mesa la propuesta de cubrir las bajas por enfermedad al 75% y de suprimir el límite del 3% de absentismo. Las empleadas reivindican, además, la equiparación de las horas públicas y concertadas.

La primera edil informó, asimismo, de que de cara a la próxima semana han solicitado una nueva reunión con las empleadas de la ayuda a domicilio, y que el proceso de los pliegos que determinarán la adjudicación del nuevo servicio se mantendrá paralizado “hasta que nos lo digan las trabajadoras, que nos han pedido esperar”. “Ellas son las que tienen que tomar la decisión para el acuerdo”, reiteró.

a licitación kulturolaPor otra parte, el Pleno dio luz verde, con los votos a favor del PNV, PSE, EH Bildu e Irabazi -Baleike se abstuvo-, al concurso para encargar la obra de reforma del edificio del Reloj de la Cerrajera, hoy convertido en la fábrica del movimiento cultural bajo el paraguas de Kulturola. La restauración del inmueble, que también acogerá las aulas del euskaltegi municipal, sale a licitación por 6.576.641 euros y un plazo de ejecución de 16 meses.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902