Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Un hundimiento ¿previsible?

el historiador patxi aldabaldetreku ya dejó constancia EN 2001 DE LOS PROBLEMAS DE CIMENTACIÓN DEL PUENTE DE | Deba

Reportaje de Jabi Leon - Jueves, 12 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Aspecto que presenta el viejo puente sobre la ría de Deba tras el hundimiento parcial que se produjo la madrugada del pasado 5 de julio.

Aspecto que presenta el viejo puente sobre la ría de Deba tras el hundimiento parcial que se produjo la madrugada del pasado 5 de julio.

Galería Noticia

Aspecto que presenta el viejo puente sobre la ría de Deba tras el hundimiento parcial que se produjo la madrugada del pasado 5 de julio.

el pasado jueves día 5 de julio la localidad costera de Deba vio alterada su tranquila rutina diaria tras conocer que el emblemático puente de piedra que conecta los términos municipales de esta localidad y Mutriku superando la ría se había hundido parcialmente durante la madrugada.

En vista del magnífico aspecto que la infraestructura erigida a finales del año 1866 mostraba hasta ese momento, nada hacía presagiar el incidente, que causó una gran sorpresa tanto entre la ciudadanía como en los ayuntamientos de Deba y Mutriku;las entidades a las que la Diputación Foral de Gipuzkoa entregó en el año 2007 la titularidad del puente, que cuenta con una calificación de protección especial, como conjunto monumental, en el contexto del Camino de Santiago.

Sin apenas poder dar crédito a lo que acababa de suceder, los responsables municipales de ambas localidades se pusieron manos a la obra de manera inmediata y el mismo día del suceso encargaron a las empresas de ingeniería Injelan y Fhecor la realización de un estudio que permitiera conocer las causas que habían originado el desplome parcial del puente.

Los resultados de ese primer informe se conocieron el pasado lunes y, según explicó a este periódico el alcalde debarra, Pedro Bengoetxea, el análisis confirmaba que el incidente “se produjo por el desgaste de la base de uno de los pilares del puente, que se ha hundido cerca de un metro”.

Artículo de 2001

Conocidas las causas del hundimiento, NOTICIAS DE GIPUZKOA ha recuperado un artículo publicado en el verano de 2001 en la revista Deba por el que fuera prestigioso historiador debarra Patxi Aldabaldetreku, fallecido en marzo del año 2002.

Y es que en aquel artículo, titulado El puente de Deba, Aldabaldetreku ya dejó constancia de los problemas de cimentación de la vieja estructura, “proyectada para el paso de carruajes que no sobrepasarían el peso bruto de 1.500 kilos”, pero que durante décadas y hasta la apertura del nuevo paso sobre la ría en el año 2007 soportó el tránsito de todo tipo de vehículos, incluidos camiones de gran tonelaje.

Según dejó escrito el recordado debarra, “este magnífico puente de aspecto elegante e impecable arrastra un problema estructural por el hundimiento del segundo pilar de la margen derecha”;el mismo que acabó viniéndose abajo durante la madrugada del pasado jueves.

En este sentido, Aldabaldetreku recordaba que ya en el año 1883 “se produjo un gran socavón en el lecho de la ría que afectó a los pilares del puente, quedando el pilotaje al descubierto, sin apoyo del terreno que antes le cubría”.

Para solucionar aquel problema “se echó alrededor de las pilas y estribos una gran cantidad de piedra escollera, que no fue suficiente para contener el movimiento lento pero incesante del descenso de las pilas”.

Años después (en 1892), Inocencio Elorza realizó un estudio de la situación, “poniendo de manifiesto que la masa de pedruscos que rodeaban las pilas eran un obstáculo para realizar ciertas obras que se hubieran podido hacer fácilmente para la debida consolidación de los cimientos”.

Como solución “más económica y factible”, Elorza propuso “establecer a los lados de la pila removida un zampeado general aprovechando el material de escollera existente para formar una base de hormigonado a manera de bóvedas invertidas que, introducidas debajo de dicha pila por sus costados, le sirviera de firme sostén”.

La Diputación aprobó las obras de realce propuestas por Elorza y las acometió entre los años 1892 y 1893 con una inversión de 19.142 pesetas.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902