Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Colaboración

Kaizen

Por Javier Otazu Ojer - Jueves, 5 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Kaizen es un concepto japonés llamado “mejora continua” aplicado, en un principio, a la gestión empresarial. Sin embargo, la idea fue cogiendo fuerza hasta desarrollarse en diferentes ámbitos, en particular, en el personal. Es decir, en la mejora continua de los seres humanos. Eso nos permite contestar a la típica pregunta de cortesía “¿cómo estás?” con “peor que mañana” en lugar de con la respuesta habitual: “Bien sin entrar en detalles”.

¿Qué conceptos de kaizen podemos aplicar a nuestra vida cotidiana? Una respuesta divertida puede ser resumir este tipo de sabiduría en aforismos de manera que cada cual pueda elegir el que más le guste. Además, no olvidemos otra cosa: la mejora personal continua revierte en todo nuestro microcosmos: la familia, los amigos, la empresa donde trabajamos u otro tipo de relaciones sociales.

Comenzamos por John Milton: “El que domina sus pasiones, sus deseos y sus temores es más que un rey”. En sí mismo, el autocontrol parece fundamental ya que nos predispone a no dar lo peor de nosotros mismos. Buen inicio.

Para poder progresar, debemos conocer la influencia de nuestras costumbres: “Primero hacemos nuestros hábitos y después nuestros hábitos nos hacen a nosotros mismos” (John Dryden). Así, es muy útil aplicar el gran consejo del reputado científico, ya fallecido, Stephen Jay Gould: “Cambiar imperceptiblemente los acontecimientos iniciales, tan imperceptiblemente que pueda parecer de momento que no tiene la mínima importancia y la evolución se desarrollará en una dirección totalmente diferente”. La idea es válida para personas, empresas y todo lo relacionado con el cambio climático.

Si bien los hábitos tienen un toque de elección personal, los de Charles Dickens son muy valiosos: “Nunca hubiera podido hacer lo que hice sin los hábitos de la puntualidad, el orden y la diligencia o sin la determinación de concentrarme en un solo tema a la vez”.

No obstante, también es útil cambiar la perspectiva de las cosas: “El verdadero viaje del descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes sino en mirarlo todo con ojos nuevos (Marcel Proust). Además, no es lo mismo la realidad exterior que nuestra percepción de la misma: no es lo que pasa. Es lo que hacemos con lo que nos pasa. Refinando estas palabras, “según pienses, así serás” (Wayne Dyer).

La imaginación es algo circunstancial al ser humano. En un mundo cada vez más enlatado por nuevas tecnologías hemos olvidado los sueños, los cuentos y las historias. Y es que nos lo recordaba el gran astrónomo Carl Sagan: “Con imaginación podemos llegar a mundos que nunca existieron pero sin imaginación no podemos llegar a ninguna parte”. Solo así se desarrollan ideas creativas que permiten avanzar en términos tecnológicos, humanos y sociales. Siempre me llama la atención el asunto de las ruedas de las maletas. Ahora es normal verlas en los aeropuertos, sin embargo hace años no era así. Costó tiempo generar la idea. Hacía falta imaginación, ver las cosas de otra forma, salir de nuestra zona de confort.

En el camino que nos lleva a desarrollar todo nuestro potencial, es necesario dar lo mejor de nosotros mismos ya que “dar algo menos de ti es sacrificar el don”. No obstante, los resultados no son siempre los esperados. La sociedad no nos ha preparado para ello, ya que solo vemos entrevistas en diferentes medios de comunicación a personas que han triunfado y siempre dan las mismas recetas: “Trabaja, pelea, levántate cuando te caigas y seguro que se cumplirán tus sueños”. Sin duda, los de ellos se han cumplido. Otras personas que han trabajado como ellos quizás no han tenido esa suerte. Por eso, Martín Caparrós nos recomienda que “sería bueno separar la acción de los resultados de la acción. No hacer lo que quiero por la posibilidad del resultado;hacerlo por la necesidad de la acción, porque no me soporto si no lo hago”.

Vivimos en un mundo cambiante al que cuesta adaptarse. El futuro no es el que era. Aparecen nuevas amenazas, nuevas oportunidades, nuevas posibilidades, nuevos retos. Comprender cómo funciona todo a nuestro alrededor es básico ya que como dijo Einstein, “primero debes aprender las reglas. Y después, jugar mejor que nadie”. Muchos consejos nos daba este gran científico, al cual podemos homenajear después del descubrimiento de las ondas gravitacionales: “La vida es como andar en bicicleta, si no pedaleas te caes”, “es de locos pensar que van a cambiar los resultados si seguimos haciendo lo mismo” o “no podemos resolver los problemas existentes con el mismo enfoque mental que teníamos cuando los creamos”.

Pero sea de una u otra forma, podemos resumir estas ideas, con una cita de una de las personas que más ha hecho por nuestra imaginación: J.R. Tolkien: “Solo podemos decidir una cosa: qué hacer con el tiempo que se nos ha dado” (El Señor de los Anillos).


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902