Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

La migración no da tregua a Merkel y la empuja al precipicio

La canciller alemana busca una salida a la crisis por su enfrentamiento con el ministro del Interior

María G. Zornoza/Aquí Europa - Martes, 3 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Angela Merkel abandona el Bundestag tras la reunión de ayer.

Angela Merkel abandona el Bundestag tras la reunión de ayer.

Galería Noticia

Angela Merkel abandona el Bundestag tras la reunión de ayer.

Bruselas- Desde la crisis de refugiados de 2015, la canciller Angela Merkel está atrapada en la máxima shakespeariana de todas las soluciones posibles son malas. Sus socios bávaros de la CSU no ven suficientes los logros que Merkel arañó en la última cumbre de líderes europeos y la amenaza de dimisión del ministro de Interior Horst Seehofer precipita al Ejecutivo a una crisis de final impredecible.

La madrugada del pasado viernes, la canciller abandonaba el edificio del Consejo Europeo con una inusual sonrisa. Era una expresión de victoria tras trece horas y 43 minutos de debate acalorado con sus 27 socios comunitarios enredados en la gran crisis política que ha desatado el drama migratorio.

Pero Merkel salía de la cita como una de las principales triunfantes. Consiguió colocar en las conclusiones finales una referencia para frenar los movimientos secundarios (entre Estados miembros) y un acuerdo trilateral con España y Grecia a través del que se comprometían a acoger a los solicitantes de asilo que se encontraban en suelo germano pero que previamente se habían registrado en estos países.

Era la propuesta que Merkel sirvió en bandeja de plata a sus socios bávaros de la CSU, que bajo el liderazgo de Horst Seehofer, ministro de Interior, la habían puesto contra las cuerdas con el objetivo de cerrar las fronteras a todo solicitante de asilo que ya había sido registrado en cualquiera de los países de llegada. Una medida que de asumirla supondría para Merkel desdecirse de lo que ha defendido los últimos años y abandonar a los países más presionados por la llegada de refugiados.

Tras abandonar Bruselas, la cúpula de la CDU tenía una cita trascendental con sus hermanos de la CDU. La noche del domingo tras ochos horas de reunión de la cúpula de los bávaros, Seehofer ofreció su dimisión. Consideraba “inaceptable” la propuesta europea de Merkel. Horas después, varios pesos pesados del partido bávaro le recomendaron no hacerlo. Y ayer las dos organizaciones modelo de esta alianza histórica se reunieron en Berlín en un encuentro que se vislumbra crucial para el Gobierno de Merkel.

Tres escenariosLas implicaciones de la plausible dimisión de Seehofer son imprevisibles;pero si el pacto salta por los aires dejaría a la canciller en minoría y podría tumbar el Ejecutivo que conforman la CDU, la CSU y el Partido Socialdemócrata (SDP). Tres son los escenarios que se dibujarían: gobernar con un Parlamento en minoría, buscar otro aliado o convocar nuevas elecciones. Ayer, tras cancelarse la reunión del grupo parlamentario conjunto de la CDU y la CSU, Merkel y Seehofer estuvieron reunidos con el presidente del Parlamento, Wolfgang Schäuble.

Las discrepancias entre Seehofer y Merkel no son nuevas y llegan hasta el terreno personal. La CSU es tradicionalmente más conservadora que la CDU que capitanea Merkel desde hace doce años. Ya en el pico de la crisis migratoria de 2015 cuando la canciller amadrinó la política del Welcome Refugees, el bávaro amenazó con llevarla a los tribunales. La crisis de refugiados de hace dos años y medio puso a Merkel dentro y fuera de su país bajo la máxima shakesperiana de todas las soluciones posibles son un error. Muchas capitales europeas la culpan de ser la arquitecta estructural de la crisis política que vive hoy la Unión en clave de migración. Para, especialmente, los halcones de Visegrado todo comenzó con la imposición de cuotas obligatorias.

En suelo germano, la línea dura de la CSU de estos meses está también precipitada en clave electoral. La región celebra en octubre unas elecciones en las que la extrema derecha de Alternativa para Alemania (AfD) no ceja de subir en las encuestas. La estrategia de los hermanos de Merkel no dista mucho de lo que estamos viendo en varios países europeos: adoptar medidas ultraconservadoras para frenar a los ultraconservadores.

Los socios. La presidenta del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), socio de la coalición de Gobierno, Andrea Nahles, advirtió ayer a los partidos del bloque conservador de la canciller Angela Merkel que la paciencia de la agrupación tiene un límite y les pidió poner fin al enfrentamiento entre ellos. “Estamos dispuestos a continuar con esta coalición de Gobierno. Pero algo tiene que ocurrir en la CDU y la CSU, nuestra paciencia está llegando a su límite”, dijo Nahles a la prensa.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902