Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Julián Charro: el jardinero del monte Irimo de Urretxu

Este urretxuarra lleva meses limpiando el sendero de las Siete Puntas

Asier Zaldua - Domingo, 1 de Julio de 2018 - Actualizado a las 17:14h

Julián Cahrro, en el parque situado junto al hogar del jubilado de Urretxu.

Julián Cahrro, en el parque situado junto al hogar del jubilado de Urretxu.

Galería Noticia

Julián Cahrro, en el parque situado junto al hogar del jubilado de Urretxu.

 Irimo es el monte por excelencia de Urretxu. El que ofrece su ladera al pueblo. El que le da cobijo. El que se cuela en todas las postales. El que todos los vecinos han subido alguna vez. El que ha inculcado el amor a la naturaleza y la afición al montañismo. Todos los urretxuarras adoran este monte, pero Julián Charro lo hace de una manera muy especial: está limpiando el sendero de las Siete Puntas de este monte. Teniendo en cuenta lo que ha llovido este invierno y esta primavera y lo que ha crecido la maleza, se merece un monumento al lado de Iparragirre.

Charro tiene 72 años. Nació en un pueblo de Zamora lindante con León y trabajó en Forjas de Zumarraga.

Es aficionado al ciclismo y al montañismo. Dejó la bicicleta por el peligro existente en las carreteras y desde que se jubiló ha andado mucho en el monte. "Tengo costumbre de hacer las Siete Puntas. Vivo en el barrio Mundo Mejor (en la propia subida a Irimo), por lo que Irimo es el monte que tengo más a mano. El sendero se estaba cerrando y le dije a un amigo que iba a ir con una tijera. Me respondió que estaba loco, pero empecé en ello. Había puntos por lo que apenas se podía pasar. Me daba mucha pena, pues es un paseo muy bonito y hay siete u ocho personas que van todos los días".

Empezó en Trekutz y casi ha finalizado su trabajo. Solo le queda por podar la bajada al collado de Bastanixtazabal. Los montañeros tendrán que esperar para ver el sendero totalmente limpio: Charro se ha ido a León para tres meses."Ha sido un trabajo muy duro, pues ha llovido mucho. A Irimo he ido casi todos los días, pero a podar solo los días sin lluvia. De todos modos, ha habido mucho barro, la ota (aulaga, en castellano) estaba muy cerrada, acababa empapado y las botas tardaban dos o tres días en secarse. El tramo más duro ha sido desde la punta de Meaka hasta Trintxuleku. Estaba tan mal que no se podía pasar". Poca experiencia Además, no tenía experiencia con las tijeras de podar. "Uno de los que va todos los días me dijo que me iba a echar un cable y cuando probó me comentó que para podar con tijeras había que tener costumbre.

Yo he andado poco con tijeras... He sido troquero-troquelista durante toda mi vida. Algunos troncos tienen dos centímetros de grosor y hay que hacer bastante fuerza para cortarlos. A pesar de ello, he conseguido dejar un sendero bastante ancho. Los montañeros que me han visto me han dado las gracias".

Irimo es su monte predilecto, pero también conoce bien Aralar, los montes de León y Picos de Europa. "Dejé de subir montes altos, porque con esta edad, si te caes, la lías". En el sendero de las Siete Puntas apenas corre riesgo de caerse y, además, está haciendo un gran trabajo por el pueblo.



COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902