Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Roberto Casado HACKER Y MIEMBRO DE EUSKALHACK

“Los criminales en Internet emplean la ingeniería social y se aprovechan de nuestras debilidades para robarnos”

Roberto Casado, miembro de EuskalHack, participará hoy y mañana en un congreso sobre ciberseguridad en Donostia, que reunirá a influyentes hackers

Ruth Gabilondo Iker Azurmendi - Viernes, 22 de Junio de 2018 - Actualizado a las 08:27h

Roberto Casado

Galería Noticia

Roberto Casado

dONOSTIA- Muchos creen que un ‘hacker’ es el malo de la película en Internet. ¿Cómo se definirían?

-La palabra hacker tiene una connotación negativa, porque se asocia a un criminal. Pero el término hacker lo que define es a una persona que tiene muchísimo conocimiento de la informática. Por desgracia, hay gente que emplea ese conocimiento con malos fines, pero eso no es un hacker, eso es un criminal.

Por tanto, ‘hacker’ y ética no son dos conceptos contrapuestos. Esto al menos se promueve desde EuskalHack, la primera asociación de ‘hacking’ ético de Euskadi...

-En el mundo de la seguridad, un hacker ético es una persona que firma contratos con empresas para comprobar lo fuertes que pueden ser sus sistemas. Al final, la realidad de un sistema de protección es que hasta que alguien no lo prueba, no sabes si funciona o no.

Es decir, se juega a hacer el mal para hacer el bien...

-Sí, básicamente lo que hacemos es eso. Empleando las técnicas de un atacante que no tendría buenas intenciones, miras a ver hasta dónde llegas.

¿Cómo se convierte uno en ‘hacker’?

-Estudiando mucho. Te tiene que gustar la informática y el inglés. Hace falta un poco de pasión por querer saber un poco más y entender cómo funcionan las cosas.

Entonces, ¿debemos desterrar la imagen de ‘hacker’ como ese friki que está en un sótano, rodeado de pantallas de ordenador?

-No tienen por qué ser así. Es un estereotipo, porque hay hackers de lo más normales.

Confiese: ¿Qué es lo que ‘hackeó’ usted por primera vez?

-Me costaría recordar.

¿Eso es porque son incontables los ‘hackeos’ que ha realizado?

-No, es porque yo soy de los buenos.

Teniendo en cuenta que la ciberseguridad preocupa tanto y que se prevé la creación de 825.000 nuevos puestos de trabajo en esta materia hasta 2025, ¿convertirse en ‘hacker’ es una apuesta de futuro?

-Sí, parece que va a haber una demanda en este sector. En estos momentos, las empresas lo demandan. Una persona normal puede ser objetivo de un cibercriminal, pero una empresa, que sabemos que mueve dinero, evidentemente es un blanco claro de los cibercriminales. Muchísimas empresas tampoco necesitan hacer una súper inversión con hackers, sencillamente con ser conscientes de los riesgos y poner unas medidas mínimas, estarían muchísimo más seguras de lo que están hoy en día.

La ciberseguridad se ha convertido en un problema mundial. ¿Es tan grave como parece?

-El problema de la ciberseguridad es real. Lo bueno que tiene es que es un problema que la sociedad empieza a visibilizar. Ha sido muy problemático mientras esto ha transcurrido sin que buscáramos soluciones, pero ya se está en esa búsqueda.

¿Se habla incluso de la existencia de una ciberguerra mundial?

-El tema del ciberespacio es un asunto que afecta a todos los países. Ha habido campañas de países que han aprovechado la informática para boicotear infraestructuras de otros, por eso se habla de ciberguerra. Pero sobre todo creo que puede haber una parte de ciberespionaje.

¿Qué tipo de ataques son los más comunes hacia el usuario normal?

-La mayoría de los ataques en Internet vienen, por ejemplo, porque te engañan, bien para robarte las credenciales de un correo electrónico, de la banca electrónica, o con la típica estafa sentimental que te hace pensar que una persona se ha enamorado de ti. En general, lo que sufre el usuario normal es que los criminales, empleando lo que nosotros llamamos ingeniería social, se aprovechan de nuestras debilidades para robarnos. Por otro lado, existe lo que denominamos malware, que es que me infecten el equipo informático. Pero hoy en día todo esto está asociado fundamentalmente a que me roben dinero.

¿Es más difícil proteger ahora al usuario de los peligros de Internet?

-No es más difícil porque los equipos son más seguros. El problema es que ahora, usuarios que no han tenido nunca ningún contacto con la informática, la están empleando. Como hay mucho más volumen de gente, hay muchos más incidentes. Lo que sí es verdad es que la mayoría de las cosas que le pueden pasar a un usuario normal vienen por el engaño de toda la vida, que alguien aprovechando que tiene la facilidad de contactar contigo porque estás empleando una red social, que tiene un alcance mundial, te pueda intentar engañar. Es lo que les pasa a la mayoría de usuarios que sufren incidentes en Internet.

¿Qué recomendaciones realizaría para que el usuario se proteja?

-Se parece mucho a la medicina. Existen unos hábitos saludables que a veces no cumplimos y tenemos problemas. La seguridad absoluta no existe en ningún ámbito de la vida, ni en lo ciber, ni en lo físico. Como medidas saludables, hay que desconfiar mucho de lo que viene por Internet, no existen los chollos. Hay que tener el software legal y actualizado y cierto cuidado con la exposición que tenemos de nuestra vida en Internet. Las redes sociales tienen un alcance mundial y cualquier persona en el mundo, muchas veces porque se lo hemos puesto en bandeja, puede leer sobre mi vida, estudiarme y luego intentar engañarme.

¿Estar conectado a Internet significa decirle adiós a la intimidad?

-Si se hace un mal uso de la tecnología, sin ninguna duda. De la misma forma que cuando vamos a conducir, tenemos que sacar un carné y estudiar unas normas de tráfico, en Internet también tendríamos que estudiar unas normas de buen comportamiento. En muchas ocasiones nos damos cuenta del problema cuando nos pegan un sopapo.

¿Cómo se imagina el futuro en materia de ciberseguridad?

-Vamos a ir a una sociedad más consciente de los problemas que hay y espero que mejor.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902