Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
NO DORMIRÁS

Verdad actoral

POR JUAN ZAPATER - Viernes, 22 de Junio de 2018 - Actualizado a las 08:28h

Bajo tres banderas aparece No dormirás, una película dirigida por Gustavo Hernández que se adentra en el suspense bajo la advocación a Polanski. Todo el mundo se aferra al hacer de un cineasta que convirtió su vida en una fuga permanente. Y aunque es posible que algo del autor de El quimérico inquilino se proyecte sobre este No dormirás, su sustancia vital mira hacia dos hechos muy diferentes y aquí encadenados. De un lado el guion -y por lo tanto la dirección-, se cuestionan los límites de la representación actoral. Esa línea de sombra en la que termina la impostura y nace ese latigazo de verdad que paga la hipoteca del verosímil.

Del otro, y sin duda muy próximo a lo anterior, los límites de la mente. Esos recovecos a los que puede llegar el pensamiento cuando vive sometido a situaciones límite: por ejemplo, no dormir.

Con el pretexto de una profesional del teatro -ese es el rol de Belén Rueda-, obsesionada por cruzar ese límite, con una puesta en escena excesiva y barroca y una escenografía habitual en el cine de terror -un hospital psiquiátrico abandonado-, la sensación transmitida en este filme abruma por abundante y avara.

El suspense se retuerce sobre su propio artificio y, pese a que Gustavo Hernández escribe con prosa clara unos diálogos que aspiran a hacer mella en el recuerdo, No dormirás se descose allí por donde debía mostrar su mejor músculo.

En un ensayo sobre los límites del histrión, en una reflexión para cuestionar la legitimidad del teatro, son las intérpretes quienes no están a la altura. Nadie sale bien librada de esta sucesión de remolinos sobre un misterio que termina por no serlo tanto. Ni Eva de Dominici, ni Belén Rueda logran emocionar con sus interpretaciones envaradas, acartonadas, impostadas. Entre ellas se miran como Soraya y Cospedal, sin verse. De modo que sin química actoral, no hay magia cinematográfica. Queda la savia argumental, un guion con algunas buenas ideas y ciertas frases que aspiran a sobrevolar. Pero quienes deberían insuflarles vida;ni duermen, ni respiran.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902