Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Gipuzkoa dice adiós a una primavera que ha tenido entre un 15% y un 30% menos de luz

En la costa ha llovido al menos un litro por metro cuadrado diario 90 de 150 días
Ni marzo, ni abril, ni mayo han presentado patrones meteorológicos “normales” y la primera quincena de junio ha sido “húmeda y fría”

Iraitz Astarloa Ruben Plaza - Jueves, 21 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h

El verano llega a DonostiaVER VÍDEOReproducir img

(Ruben Plaza)

Galería Noticia

El verano llega a DonostiaReproducirAyer se despidió la primavera por fin con sol y calor, y se notó por la afluencia en las playas

donostia- La primavera tuvo ayer a bien despedirse como no lo ha hecho durante los tres meses en los que ha estado entre nosotros, es decir, con sol y calor. Y es que durante el último trimestre ha sido noticia, precisamente, el continuo mal tiempo que ha sufrido el territorio.

A juicio de José Antonio Aranda, responsable meteorológico de Euskalmet, las quejas de la gente están “más que justificadas”, ya que la primavera ha tenido un comportamiento “inusual” en el que han predominado las escasas horas de luz, la elevada presencia de lluvias y unas temperaturas anormalmente bajas.

Según desgrana Aranda en declaraciones a este periódico, la primavera ha concluido, al menos en Gipuzkoa, con entre un 15% y un 30% menos de horas de luz de lo que es habitual, lo que está directamente ligado al elevado volumen de días en los que ha llovido “con fundamento”, es decir, al menos un litro por metro cuadrado. Esto ha ocurrido, en 90 de 150 días, unos parámetros muy atípicos para estas fechas.

Además, a esto se suma que ninguno de los meses ha tenido un comportamiento “normal”. “Marzo fue húmedo, aunque con temperaturas normales. Abril resultó húmedo, pero con temperaturas muy cálidas y mayo ha sido normal en precipitación pero con temperaturas frías”, explica, al tiempo que añade: “El hecho de que en mayo las temperaturas hayan sido tan frías ha hecho que, aunque el nivel de precipitación fuera normal, el frío no haya permitido la evaporación, con lo que seguimos teniendo esa sensación de estar mojados”. Además, durante este último mes se han producido de forma continua borrascas y danas (depresión aislada en niveles altos), que han provocado “tormentas llamativas”. “Si a todo esto sumamos que venimos del invierno más frío y lluvioso de los últimos 30 años y que las primeras semanas de junio han sido frías y húmedas, el hartazgo de la gente está bastante justificado”.

Aunque no hay un fundamento preciso para explicar este comportamiento climático, Aranda recuerda que la primavera arrancó con un episodio “muy llamativo”: la nevada “totalmente extraordinaria” del 28 de febrero. “Fue una situación muy muy, muy especial, porque cayó con temperaturas bajo cero en la costa, lo que es algo muy extraordinario”, relata.

Y aunque reconoce que en apenas unas pocas horas ese episodio quedó “olvidado”, la situación en la atmósfera sí se mantuvo “un tanto extraña”. “Hubo un calentamiento súbito en la estratosfera que descendió a la troposfera (capa en la que se producen los fenómenos atmosféricos) y desde entonces tuvimos unos patrones meteorológicos extraños a nivel mundial”, relata. “Hemos tenido situaciones de bloqueo durante la primavera, bloqueos en los que el Jet, esa corriente que hay en altura y que separa las masas polares de las masas de aire subtropical, estaba muy ondulante en lugar de ser un Jet fuerte, que es lo habitual. Esto nos ha traído situaciones muy extrañas y es normal que la gente diga que ha hecho un tiempo al que no estamos acostumbrados”, asegura.

influencia del anticiclónAfortunadamente, parece que esta situación tan anómala ha sido superada, y aunque eso no se traduce necesariamente en la llegada del buen tiempo, sí que el comportamiento meteorológico se ha “normalizado”. Así al menos lo constata Aranda, quien explica que, tras la inestabilidad de estas semanas atrás, “nos encontramos en una semana típica de verano”, gracias a la influencia del Anticiclón de las Azores, que “ha cogido fuerza, ha abrazado el Cantábrico y parte de Europa y nos deja un tiempo normal, lo que corresponde con esta época del año”.

Sin embargo, tras la soleada y calurosa jornada de ayer, el anticiclón llegará hoy y mañana con viento de componente norte, lo que se traducirá en un incremento de la nubosidad, dejando incluso episodios de lloviznas. Las temperaturas, también experimentarán un ligero descenso.

De hecho, para hoy Euskalmet prevé “una mañana soleada, pero una segunda mitad del día con nubosidad más compacta que podría dejar lloviznas en la vertiente cantábrica al final de la tarde”, con temperaturas que rondarán los 23 grados en la costa y los 27 en el interior.

Mañana la tónica será parecida, con cielos grises y algunas lloviznas durante la primera mitad del día, mientras que por la tarde se irán abriendo grandes claros. Las temperaturas, por su parte, bajarán entre dos y tres grados.

Sin embargo, todo apunta a que para el fin de semana el anticiclón vuelva a entrar acompañado de viento sur, por lo que volverá a brillar el sol. “En cualquier caso, hemos dejado atrás esa situación tan problemática de comienzos de mes en los que cada tres o cuatro días entraba una borrasca”, celebra Aranda.

efecto directo en el ánimoEsta situación tan anómala ha tenido también un efecto directo en la salud de los guipuzcoanos. Tal y como informaba la pasada semana este periódico, la venta de suplementos de vitamina D se ha disparado un 60% en Gipuzkoa en el primer trimestre del año, y su reflejo en el ánimo de las personas también se ha notado. “Ya era hora de que viéramos el sol” era ayer una de las frases más repetidas entre los afortunados que pudieron escaparse unas horas a las playas o a las piscinas.

Según Teresa Serrano, endocrino de Policlínica Gipuzkoa, esta reacción es de lo más normal. “La exposición solar influye bastante en el estado de ánimo, por eso en los países del norte la tasa de suicidioss es mucho más alta. De hecho, tienen unas gafas que producen un estímulo ultravioleta a la retina para paliar esa falta de sol”, explica Serrano, quien señala que además de aportar vitamina D al cuerpo, la luz solar influye en otro sinfín de funciones biológicas del ser humano. “¿Por qué en el norte de Europa hay tantos premios Nobel? Porque la gente está en su casa estudiando. Y ¿por qué en Brasil hay tanto fútbol y samba? Porque la gente puede estar en la calle”, bromea esta médico que reitera que “la incidencia en el estado de ánimo es directa”.

Por ello, Serrano anima a exponerse al sol, “siempre de forma controlada, moderada y con protección”.

málaga

en corto

90

Son los días, de un total de 150, en los que en Gipuzkoa ha llovido “con fundamento”, es decir, al menos un litro por metro cuadrado. Esto se ha traducido en que las horas de sol hayan caído en el territorio entre un 15% y un 30% con respecto a una primavera con parámetros normales.


Patrones anómalos. Según explica el responsable meteorológico de Euskalmet, José Antonio Aranda, a finales de febrero “hubo un calentamiento súbito en la estratosferá que descendió a la troposfera (capa en la que se producen los fenómenos atmosféricos) y desde entonces tuvimos unos patrones meteorológicos extraños a nivel mundial”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902