Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

La veteranía sostiene a Oinatz

El leitzarra sobrevive al empuje de Unai Laso en los octavos de final del cuatro y medio de San Fermín

Igor G. Vico Iker Azurmendi - Domingo, 17 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Bengoetxea VI y Laso, en un lance de la eliminatoria.

Bengoetxea VI y Laso, en un lance de la eliminatoria.

Galería Noticia

Bengoetxea VI y Laso, en un lance de la eliminatoria.

Duración: 47:42 minutos de juego.

Saques: 1 de Bengoetxea VI (tanto 7) y 3 de Laso (tantos 2, 8 y 11).

Faltas de saque: 1 de Laso.

Pelotazos: 200 pelotazos en juego.

Tantos en juego: 14 de Bengoetxea VI y 12 de Laso.

Errores: 3 de Bengoetxea VI y 7 de Laso.

Marcador: 1-0, 1-1, 2-2, 2-3, 3-6, 4-7, 5-9, 5-10, 6-11, 10-12, 11-12, 12-12, 15-13, 16-13, 17-14, 17-17, 18-17, 20-18, 21-18 y 22-18.

Apuestas: Se cantaron posturas de salida de 100 a 80 a favor de Bengoetxea VI.

Incidencias: Partido correspondiente a los octavos de final del Cuatro y Medio de San Fermín disputado en el frontón Antzizar de Beasain. Buena entrada. En el primer partido, Peña II-Albisu ganaron a Arteaga II-Aretxabaleta (17-22).

donostia- Oinatz Bengoetxea llegó al frontón Antzizar de Beasain con una certeza y un millón de incertidumbres. Lo único claro es que llevaba mes y medio sin ponerse el pantalón blanco por la maldita fascitis plantar que lleva aterrorizándole desde el Parejas y que un único entrenamiento era el que había dictado sentencia sobre su destino esta semana: jugar el Cuatro y Medio de San Fermín ante Unai Laso, efervescente y espídico. Las incertidumbres, sin embargo, que incomodan como la cama de un faquir, se multiplican con todo lo sucedido. El retrovisor le marca un pasado cercano duro, sin la lucidez de la pasada campaña, casi imposible de igualar por prolija y exitosa.

En cualquier caso, con el gerriko le llegó a Oinatz el momento de reencontrarse y volver a retomar la actividad. Un único ensayo era el que le marcaba el camino, la senda. Poco. Muy poco. Al pelotari le va la marcha. Laso, rumboso, en pleno ascenso en el escalafón social de Asegarce, le marcó los tiempos para empezar. Sin tregua. No hay galones que valgan. Los jóvenes no usan picaportes;los jóvenes tiran las puertas. Es su destino. Pura ambición.

Tal fue la senda de Laso, deslumbrante para empezar ante un adversario al que se le notaron las costuras de las seis semanas fuera de órbita, que la eliminatoria del Cuatro y Medio de San Fermín se descerrajó en los primeros compases como las costuras de un vaquero. ¡Ras! La brújula del de Bizkarreta Gerendiain quedó anclada en las esquinas. Los ángulos, el corre que te corre, trajo de cabeza a un Oinatz en pleno ensamblaje. El tiempo no pasa en balde. Y en un abrir y cerrar de ojos, incapaz de sacar chispa Bengoetxea VI, Unai se colocó 5-11.

En esos vaivenes, en los que el lei-tzarra encajó tres saques y sufrió los rigores de la explosividad de Laso, no hubo colapso. Las funciones vitales del navarro, anestesiadas por el tiempo en barbecho, fueron adaptándose al medio. En la sordidez de la jaula, una modalidad que es un potro de tortura para los movimientos laterales y volcánicos de los pelotaris, donde los huecos son ojos de aguja, en la que Bengoetxea VI fue campeón oficial en 2016 y de San Fermín en 2011 y 2012, la mirada de cazador de Oinatz se fue adaptando. Fue el principio del fin. La veteranía le sostuvo en el naufragio.

Una dejada al txoko de Bengoetxea cambió el paisaje. El de Leitza comenzó a crecer. Creyó, corajudo, desde las entretelas, en busca de una reacción que siempre estuvo dentro de él. Arrulló la velocidad, el poder, asomó el sotamano y empezó a dar mordiscos con el saque. Fueron sus virtudes. Se arrimó a Laso en un parpadeo, a pesar de que el de Bizkarreta Gerendiain se fue al descanso largo en ventaja (10-12).

Empató Oinatz en el duodécimo cartón y se escapó. Anduvo listo el leitzarra y la ansiedad atrapó a su contrincante, que acumuló más errores. Un parcial de 10-1 decantó la balanza del lado colorado.

conatos de revoluciónLaso no se achantó a pesar de las circunstancias. No le va en los genes. A raíz del 17-13 resucitó el joven navarro, que tiró de talento para igualar el choque (17-17). Una apertura de Oinatz desatascó la igualada y le impulsó hacia el triunfo. Dos paradas al txoko le dieron respiro y los yerros de Laso, el triunfo. Urrutikoetxea será el adversario del leitzarra en cuartos de final el sábado en Muskiz.

Cuatro y Medio


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902