Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Y tiro porque me toca

A verlas venir

Por Miguel. Sánchez-Ostiz - Domingo, 10 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h

resulta cuando menos inquietante que un juez como Grande-Marlaska, que ha hecho oídos sordos a denuncias directas de tortura, haya sido nombrado ministro de Interior. En seis casos de los ya muchos en los que España ha sido condenada por el TEDH por no investigar denuncias de torturas, el instructor ha sido el hoy ministro de la Policía. Los testimonios directos no se han hecho esperar y han saltado en las redes sociales;pero, como de costumbre, no han encontrado el eco que se merecen. Hacer oídos sordos a esas denuncias, reputarlas como falsas, forma parte de la ideología nacional, de derechas y de izquierdas. Si esto no lo dice todo, sí dice mucho de lo que podemos esperar de ese ministro y de la sensibilidad gubernamental ante hechos de esa gravedad.

¿Será Grande-Marlaska partidario de la urgente derogación de la ley Mordaza? Puedo equivocarme, claro, pero lo dudo. Lo mismo por lo que se refiere a una reforma del Código Penal que reconduzca ese articulado cuyo fundamento no es otro que la política sectaria y partidista, meramente ideológica. Y por lo que se refiere a la limpieza de las cloacas de Interior y a su policía política, está por ver, con la imprescindible condición de que esa necesaria depuración sea pública y no una mera y rutinaria apertura de investigación que da en nada.

Yo no sé qué pensarán de ese nuevo gobierno los dirigentes de las formaciones políticas que apoyaron la moción de censura y con ella colocaron en el gobierno a un PSOE muy tocado del ala por años de connivencia plena con la derecha. Era mucho esperar la formación de un gobierno de concertación nacional proclive a un verdadero cambio social y político que dé la vuelta a estos años de autoritarismo y destrucción del Estado del bienestar, y no a ese saco de humo (tóxico) que es el consenso que huele de lejos a palmo de narices. Por lo demás, ignorando lo que puede hacer este gobierno de ministras y ministros, es probable que los profesionales esperen con prudencia un tiempo, al margen de que vean con asombro cómo los profesionales del pelotazo y tente tieso festejen felices la formación de nuevo gobierno: Villar Mir y Florentino Pérez. Gloriosa la imagen, gloriosa.

Como jamás he visto un programa televisivo de Ana Rosa -aunque sí conozco algunos de sus exabruptos políticos-no puedo juzgar al nuevo ministro de Cultura que en él trabajaba de presentador,

porque no tengo ni repajolera

idea de qui

Ante un panorama como este, resulta grotesca la llamada a la patriótica resistencia activa por parte del militar -cuyas actuaciones resultan repulsivas- que preside la Fundación Francisco Franco, como si él y los suyos tuvieran algo que temer con el nuevo gobierno. Ganas de armar bulla y hacerse notar, un paso de baile más en la recuperación de la escena social por parte del franquismo revenido.

Item más: como jamás he visto un programa televisivo de Ana Rosa -aunque sí conozco algunos de sus exabruptos políticos-no puedo juzgar al nuevo ministro de Cultura que en él trabajaba de presentador, porque no tengo ni repajolera idea de quién es en realidad, así que esperaré a ver a quién o quiénes les cae la pedrea y el arrebuche de dádivas -que suele ser la norma de ese ministerio-, para hablar, pero probablemente para callarme, no por nada, sino porque para qué...

Eso, para qué, porque los exhumadores de publicaciones en redes sociales de estos fenómenos han sacado a la luz opiniones contundentes (y a menudo insultantes) de desprecio cultural, étnico y político que quitan el hipo y hacen pensar que, o bien suscriben hoy esas estupideces impropias de un cargo público, o bien no han tenido tiempo de proceder a su borrado. Ah, y no se te ocurra siquiera señalarlo, que estás linchando.

En lo personal nada me espero de este nuevo gobierno, pero eso no tiene importancia alguna frente a los retos políticos pendientes en los que está en juego el bienestar de la mayoría: desmantelamiento educacional y sanitario, leyes represivas, mercado laboral precario, inmigración, vivienda... qué sé yo. Es mucho lo destruido estos años, mucho también lo torcido y retorcido para una legislatura tan corta como la que le espera al nuevo presidente socialista. El voto de confianza para los profesionales, los demás a verlas venir.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902